Centro de Excelencia Digital trabaja en crear un nuevo medio de pago

Centro de Excelencia Digital trabaja en crear un nuevo medio de pago
La tecnología ayuda a la transformación de las sociedadesI Archivo

El Digital Innovation Alliance (DIA), a través de su Centro de Excelencia Digital (CED) en Panamá, quiere demostrar “que las innovaciones disruptivas son posibles en nuestros mercados y que la eficiencia será el líder de los ecosistemas de transformación digital en el presente y en el futuro”.

DIA es una organización global, enfocada en trabajar en la transformación digital, en tarjetas inteligentes y dispositivos integrados con chip, a partir del esfuerzo de un equipo de expertos.

Edgar Betts, director asociado de DIA en Panamá, explicó que están trabajando con “jóvenes interesados en utilizar las tecnologías de transformación digital para generar un cambio en los sectores. Ellos deben utilizar los conocimientos y recursos adquiridos para lograr su proyecto emprendedor”.

Al respecto, el proyecto actual consiste en la creación de un nuevo medio de pago, “cumpliendo con todos los estándares y requisitos de la industria, facilitando su acceso a la infraestructura financiera existente, al igual que generando una plataforma de productos y servicios relacionado con la automatización”.

Cabe destacar que el CED ganó en 2018 el Premio InnovaCiudad Colombia.

Betts pidió recordar que Colombia, y en particular Medellín, logró transformarse de una ciudad estigmatizada por el narcotráfico, en un ejemplo “de participación ciudadana, inclusión social, financiera y de desarrollo económico”.

Uno de sus pilares, documentó, ha sido utilizar la tecnología para incorporar poblaciones marginalizadas a mejorar sus accesos a servicios público, movilidad y a los centros de producción económica.

Dentro de este escenario, Digital Innovation Alliance, a través de su Centro de Excelencia Digital (CED), desarrolló documentos que fueron de mucho valor en esta evolución, uno en particular, Consideraciones para el desarrollo de pagos abiertos en los sistemas de transporte Público en América Latina y el Caribe”.

 Este documento, afirmó,  desarrolló los requerimientos técnicos de American Express, Discover-Dinners, Mastercard y Visa Inc., para la emisión y aceptación de tarjetas bancarias en los sistemas de transporte.

Más allá de los componentes técnicos expuestos en el documento, argumentó, sirve como una herramienta para la inclusión financiera y social, donde usuarios de los sistemas de transportes pueden ser incluidos en los sistemas financieros y entrar a la economía formal a través de transacciones en los sistemas de transporte, creando historial e incluso acceso a microcréditos.

Este premio, resaltó, demuestra a nuestra institución que el conocimiento tiene un enorme valor para el desarrollo, en particular cuando hay una visión del Estado para usar las tecnologías que desarrollamos en beneficio de la población.

Considera que en el caso de Panamá es necesaria una visión general desde lo económico, lo político, lo social, lo tecnológico y la transformación digital, para evitar ser vulnerables a los cambios disruptivos.

“Parte del desafío supone trabajar con el sistema educativo para crear personas de pensamiento crítico abierto, innovadoras, que tengan la capacidad de desarrollarse en esta nueva economía global que no tiene fronteras y utiliza tecnologías avanzadas para su producción y desempeño”, indicó.

El mayor desafío que enfrentamos, reflexionó, no es tecnológico o de acceso a las tecnologías.

“El desafío radica en el poder alterar el pensamiento, perspectiva, mentalidad, una falta de visión y pesimismo que ha sido incrustado por el sistema educacional”, advirtió.

Dijo que el país hace grandes esfuerzos para atraer empresas grandes de renombre en “tecnología” a Panamá, “quienes aprovechan nuestra posición geográfica para establecer centros de ventas regionales, “call centers” u otros servicios de bajo valor o que no requiere un alto grado de conocimiento o tecnicismo”.

A corto plazo, expuso, esta estrategia puede generar algunos empleos, pero son trabajos susceptibles a la disrupción y automatización.

Propone estimular a estas empresas a traer sus centros de investigación, desarrollo y exploración tecnológica y ofreciendo a Panamá la posibilidad de participar en el desarrollo de las nuevas tecnologías y de las capacidades técnicas requeridas para esa transformación.

Al observar la experiencia de países como Brasil, Estados Unidos, de Europa y México, observa que su éxito resultó de compartir cambios de paradigmas.

Está convencido que si Colombia ha podido “transformarse en uno de los países más innovadores de la región, Panamá también puede hacerlo y los desafíos para lograr esos cambios son más bajos”.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias