Cepal espera resultados concretos en 2016

Cepal espera resultados concretos en 2016

Para América Latina y el Caribe la hoja de ruta representa un desafío a su madurez

Cepal 792

La Resolución de México, creó el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, que será el mecanismo regional para el seguimiento y examen de la implementación de la Agenda 2020 para el Desarrollo Sostenible, tras concluir el trigésimo sexto período de sesiones, la reunión bienal de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La Secretaria de Relaciones Exteriores de México y presidenta de la Cepal por los próximos dos años, Claudia Ruiz Massieu, expresó que los objetivos de la Agenda 2030 son ambiciosos y por eso los esfuerzos para conseguirlos deben ser mayúsculos, pero podemos estar optimistas por los acuerdos alcanzados. Debemos hacer de 2016 un año en que tengamos resultados concretos de esta agenda.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, expresó que la Agenda 2030 es una agenda universal, es la primera vez que las Naciones Unidas genera algo de esta naturaleza. Tiene propuestas civilizatorias que reconocen la igualdad y la sostenibilidad como principios rectores.

Participaron en las sesiones de la reunión celebrada recientemente  en la Ciudad de México, 13 organismos, fondos y  programas internacionales de Naciones Unidas, más de 135 organizaciones no gubernamentales, dos vicepresidentas, más de 30 ministras y ministros, 16 viceministros y subsecretarios, además de embajadores y directores de cooperación de varias naciones, según dio a conocer la Cepal.

En la jornada de cierre del encuentro participaron los ministros de Relaciones Exteriores, de Comercio y otras autoridades de ocho países (Colombia, Cuba, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú y Saint Kitts y Nevis).

Por su lado, la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, abogó por la igualdad de condiciones en las discusiones globales sobre el sistema financiero internacional. Añadió que este ideal solo podrá ser posible si la comunidad incluye en sus discusiones las necesidades de los países en desarrollo, para que logren un desarrollo económico que los ayude a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La jefa de la diplomacia panameña, también participó en la mesa La igualdad en el centro del desarrollo sostenible.

Mientras que la representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, dijo que necesitamos una gobernanza mundial más representativa que verdaderamente escuche a todos los pueblos, a todas las culturas y a todas la regiones. Necesitamos una alianza de alianzas, una red de organizaciones internacionales que cooperen para un mundo mejor. Y nuestras dos regiones deben estar en el núcleo de esta alianza.

Agenda 2030

Horizontes 2030: La igualdad en el centro del desarrollo sostenible, es un documento de 176 páginas y conformado por seis capítulos. Su prólogo señala que los grandes temas del desarrollo, como el permanente rezago tecnológico de números países, la persistencia de la pobreza y la evidencia  que buena parte de la población mundial continúa sin participar del bienestar generado por el progreso técnico y el crecimiento económico, ya no pueden ser ignorados, ni siquiera por las economías más ricas, hoy tensionadas por los flujos migratorios.

Añade que reducir las brechas tecnológicas y de ingresos, y difundir globalmente el conocimiento y la producción son inseparables del objetivo de construir un sistema mundial estable y comprometido con el pleno empleo, concibiendo el trabajo no solo como un medio de producción, sino como un fin en su mismo.

Para América Latina y el Caribe, se indica que la agenda representa un desafío a su madurez, ya que el fortalecimiento de la coordinación y la cooperación a nivel regional resulta el instrumento clave en este proceso. Es el paso que permitirá a la región promover las imprescindibles acciones conjuntas en temas vinculados a la estabilidad macroeconómica y las políticas fiscales, así como en las áreas de comercio exterior, inversión extranjera y cadenas productivas.

El documento indica que avances decididos en estos ámbitos permitirían alcanzar economías de escala, desarrollar sinergias en proyectos tecnológicos ejecutados entre varios países y aumentar la creación de valor regional en bienes y servicios ambientales, destacándose las potencialidades que abriría el avance hacia un mercado único digital en la región.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia