Cepal proyecta crecimiento económico en América Central de 3.3% en 2019 y de Panamá en 5.6%

Cepal proyecta crecimiento económico en América Central de 3.3% en 2019 y de Panamá en 5.6%
Cepal proyecta que Panamá crezca 5.6% en 2019.| Cortesía

El último informe del año de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) titulado ‘Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2018’ prevé que América Central (excluido México) crezca 3.3% en 2019, mientras proyectan que Panamá lo hará en 5.6%.

El documento presentado este jueves 20 de diciembre en Santiago de Chile también estima un crecimiento económico para América del Sur con 1.4% y el Caribe con 2.1% para el próximo año.

Se detalla que a nivel de países, la isla caribeña de Dominica encabezaría el crecimiento regional, con una expansión de 9.0%, seguida por República Dominicana (5.7%), Panamá (5.6%), Antigua y Barbuda (4.7%) y Guyana (4.6%).

Mientras que en el otro extremo, Venezuela sufriría una contracción de su economía de -10.0%, Nicaragua de -2.0% y Argentina de -1.8%.

Las mayores economías de la región, Brasil y México, crecerían 2.0% y 2.1%, respectivamente.

En su balance del año 2018, el informe de la Cepal indica que el crecimiento económico estuvo liderado por la demanda interna.

También revela que la inversión fija mostró una dinámica de recuperación, a la vez que el consumo privado se mantuvo como principal fuente del crecimiento. No obstante, desde el segundo trimestre de 2018 se observa una moderación de sus tasas de crecimiento.

En materia de política fiscal, en 2018 se profundizó la consolidación y el proceso de ajuste fiscal llevó a una reducción del déficit primario (del 0.7% del PIB en 2017 al 0.6% del PIB en 2018), aunque acompañado de un pequeño aumento de la deuda pública.

Cierre de 2018

Cepal estima que América Latina y el Caribe cerrarán el 2018 con un crecimiento económico del 1.2%; y para el próximo año se proyecta un crecimiento promedio en la región de 1.7%.

El crecimiento económico de este año implica una ligera desaceleración con respecto al 1.3% alcanzado en 2017, señala el documento.

El crecimiento se debilita tanto en América del Sur (del 0.8% en 2017 a 0.6% en 2018) como en Centroamérica, Cuba y Haití (del 3.4% al 3.2%).

México crece a una tasa levemente superior, que pasa del 2.1% en 2017 al 2.2% en 2018, mientras que en el Caribe la recuperación del impacto de los desastres naturales de 2017 contribuye a una aceleración del crecimiento (del 0.2% en 2017 al 1.9% en 2018).

Se espera que la economía mundial cierre 2018 con un crecimiento del 3.2%, cifra similar a la registrada en 2017.

Sin embargo, este porcentaje se ha revisado levemente a la baja respecto de lo proyectado el semestre pasado, debido a la desaceleración experimentada tanto por las economías emergentes como por la mayor parte de las economías desarrolladas.

Proyección 2019

La proyección de crecimiento para América Latina y el Caribe para 2019 se ha revisado a la baja respecto a la proyección de octubre y se prevé un crecimiento promedio del 1.7%.

El organismo regional señala que los países de América Latina y el Caribe enfrentarán un escenario económico mundial complejo en los próximos años, en el cual se espera una reducción de la dinámica del crecimiento, tanto de los países desarrollados como de las economías emergentes, acompañada por un aumento en la volatilidad de los mercados financieros internacionales. A esto se suma el debilitamiento estructural del comercio internacional, agravado por las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China. 

La actividad económica en América del Sur pasará de un crecimiento del 0.6% en 2018 a uno del 1.4% en 2019.

En términos del gasto, se observa que en 2019 los componentes de la demanda interna mantienen su contribución, mientras que el aporte de las exportaciones de bienes y servicios sería mayor. Esto se debe principalmente a la reducida base de comparación de 2018, pues en términos de la demanda externa no se espera un gran dinamismo.

Centroamérica aumentará una décima en 2019 y llegará a un 3.3%; es decir, mantendrá un ritmo similar al que las economías exhibieron en 2017 y 2018. Mientras, en México la tasa de crecimiento será del 2.1%.

En Centroamérica y México en conjunto existirá un incremento mayor de la demanda interna. El consumo privado mantiene su contribución, en tanto que la inversión la aumentaría.

Por el contrario, el aporte de las exportaciones de bienes y servicios disminuirá debido a que se espera un menor dinamismo en la economía de los Estados Unidos y una menor expansión del comercio mundial.

Las economías del Caribe de habla inglesa y holandesa mostrarán un crecimiento de 2.1%, una décima superior al del presente año.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias