China abre la puerta a la expansión hacia Afganistán de su gran corredor económico en Asia

China abre la puerta a la expansión hacia Afganistán de su gran corredor económico en Asia

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, ha abierto la puerta a la ampliación hacia Afganistán del llamado Corredor Económico China-Pakistán (CPEC, por sus siglas en inglés) y a la colaboración en términos generales con las autoridades fundamentalistas del país tras el encuentro mantenido con el ministro de Exteriores talibán, Amir Jan Muttaqi, en los aledaños del foro de la Organización de Cooperación de Shanghái.

La ampliación del CPEC a Afganistán lleva años sobre la mesa, incluso antes de la conquista talibán de Kabul en agosto del año pasado. Pekín ve en el país una posibilidad de expandir su influencia en la región y las autoridades afganas, tanto las elegidas en su momento en las urnas como los talibanes, ven en la colaboración china un instrumento de desarrollo, sobre todo en un momento en que sus fondos internacionales están paralizados por las sanciones tras la caída de Kabul.

Sin embargo, se trata de un tema extremadamente delicado a nivel regional. India, esta misma semana, ya se ha declarado tajantemente en contra de la expansión del CPEC “a un tercer país”, sin mencionar a Afganistán por nombre. Nueva Delhi denuncia de por sí que el acuerdo sinopaquistaní se extiende a territorios de la disputada región de Cachemira que describe como “ocupados ilegalmente por Pakistán”.

La incorporación de Afganistán a este corredor sería “ilegal, ilegítimo e inaceptable”, denunció el miércoles el portavoz de Exteriores indio, Arindam Bagch, en su cuenta de Twitter, antes de reiterar que su país “se opone firme y sistemáticamente a los proyectos” y que “cualquier acción de este tipo por parte de cualquiera de las partes directamente infringe la soberanía y la integridad territorial de India”.

El aviso de India no parece haber afectado al encuentro entre Muttaqi y Wang. Este último, recoge el diario estatal internacional chino ‘Global Times’, no solo ha respaldado la expansión del CPEC, sino que ha declarado también su intención de suspender los aranceles al 98% del comercio afgano, y de “seguir instando a Estados Unidos a que levante las sanciones irrazonables y cumpla con su deber en la reconstrucción afgana”.

No obstante, y también en línea con la postura internacional, el ministro chino ha trasladado a su homólogo talibán el deseo de que Kabul estructure un “gobierno inclusivo, logre la armonía étnica y combata sin descanso a todos los grupos terroristas, incluido el Movimiento Islámico del Turkestán Oriental (MITO)”, una organización extremista islámica fundada por yihadistas uigures en el oeste de China.

El portavoz adjunto de Exteriores talibán, Hafiz Zia Ahmad, ha destacado por su parte sobre la reunión que ambos ministros también han enfrentado opiniones sobre la participación china en el desarrollo agrícola en Afganistán, tres meses después de que el líder de los talibanes, Hibatulá Ajunzada, decretara la prohibición del cultivo de la adormidera, así como la extracción del opio a partir de ella.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias