China abrió las puertas a la corrección de los mercados

China abrió las puertas  a la corrección de los mercados

Flag of China. Financial data on background.

La pasada semana  fuimos testigos de varios días de ventas masivas en cadena en el mercado de renta variable, algo  que terminó llevando al  índice Dow Jones a perder  450 puntos y al S&P 500 a territorio negativo.

Las ventas se desataron luego  que el índice Dow Jones empezara a perder fuerzas durante la semana, lo que inquietó  a los inversionistas, al mismo tiempo un sentimiento negativo sobre la desaceleración a nivel global se mantuvo presente en la mente de los participantes del mercado.

En Asia, el Shanghai Composite cayó un 4,3%, luego de datos decepcionantes de China. El FTSE 300 cerró con un 3%, sufriendo su peor caída diaria desde octubre del año pasado, en medio de preocupaciones sobre China y Grecia, donde el primer ministro, Alexis Tsipras, renunció y pidió elecciones anticipadas, que se espera  tengan lugar en septiembre.

El principal índice de Londres, el FTSE 100, terminó  con una caía del 2,8%, cerrando su peor pérdida semanal en 2015. El DAX de Alemania terminó apenas por debajo del 3%, mientras que el francés CAC se desplomó un 3,2%.

El petróleo siguió con su tendencia hacia la baja para cerrar la semana  en negativo, situándose en  $40,36 por barril.  Hay que tener en cuenta que el petróleo tocó su nivel más bajo en seis años y medio.

En el frente económico, el viernes salieron  a la luz las cifras de la actividad manufacturera de  China cayendo a 47,1 en agosto, marcando un mínimo de más de seis años. Las estimaciones eran de 47,7 y claramente menor que la lectura del mes de julio que fue de  47,8.

Los datos chinos asustaron a los inversores preocupados por el lento ritmo de crecimiento global, quienes corrieron a refugiarse en la seguridad de los bonos y el oro, mientras que los metales preciosos que tienen usos industriales, como la plata y el paladio cayeron después de dos días de ganancias.

El oro subió en una sesión agitada el viernes llegando a un máximo de seis semanas para ponerlo en camino a su mayor subida semanal desde mediados de enero, luego de la fuerte caída del mercado y los datos decepcionantes de la segunda potencia mundial.

Entre otros índices de China, el índice de referencia CSI300  que consta de 300 acciones calificación A, que cotizan en las bolsas de Shanghai y Shenzhen cerró en -4,6%, mientras que el más pequeño Shenzhen Composite cayó un 5,4%.  En Hong Kong, el índice Hang Seng cayó un 1,5 %,  su nivel más bajo desde mayo de 2014.

Comentarios de los miembros de la Reserva Federal, Dennis Lockhart, y William Dudley, proporcionarán volatilidad al dólar estadounidense y al oro  esta semana.

Actualizaciones del Producto Interno Bruto  (PIB) del Reino Unido y EE.UU. serán los aspectos más destacados de la semana en términos de anuncios económicos, mientras que  el calendario corporativo  se mantendrá tranquilo esta semana. 

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia