China encabeza las inversiones mundiales en energías renovables

China refuerza su posición dominante en la industria de la energía renovable a nivel mundial tras aumentar las inversiones en tecnología verde en el extranjero a más de $32.000 millones, excediendo por mucho los montos invertidos por cualquier otro país.

El aumento del 60% en el capital chino el pasado año resalta el creciente compromiso económico del país con las formas de energía con baja emisión de carbono, incluso aunque Donald Trump, el presidente electo estadounidense, amenaza con debilitar el apoyo de Washington a la sustitución de los combustibles fósiles.

China ya está invirtiendo más de $100.000 millones anuales en proyectos nacionales de energías renovables más del doble de las cifras estadounidenses y los datos más recientes muestran que las inversiones chinas también superan las inversiones estadounidenses en energías renovables a nivel mundial.

De la misma forma en que Estados Unidos (EE.UU.) encabezó la llegada de la era del petróleo, China se perfila como líder inigualable en el campo de la energía limpia, dijo Tim Buckley, director de estudios de financiación de energía del Instituto de Economía y Análisis Financiero de Energía (Ieefa, por sus siglas en inglés), un grupo de estudio estadounidense.

Las compañías chinas hicieron 11 inversiones en el exterior por más de $1.000 millones en 2016, sumando un total de $32.000 millones, en comparación con ocho ofertas por un total de $20.000 millones en 2015, según una investigación realizada por el Ieefa.

stas van desde un parque eólico marítimo en Alemania y un proyecto de energía solar en Egipto hasta una planta de energía hidroeléctrica en Indonesia y la producción de litio para baterías de vehículos eléctricos en Chile.

Cuatro de los cinco principales proyectos de energía renovable en todo el mundo en 2016 fueron hechos por compañías chinas, según el señor Buckley, y predijo que esta tendencia continuaría independientemente de cualquier cambio en el enfoque de EE.UU.

Por cualquiera de estas razones ya sea por la seguridad energética, o por la necesidad de mejorar la calidad del aire, o por la necesidad de crear puestos de trabajo y encontrar salidas para el capital China está totalmente comprometida con la energía renovable, dijo el señor Buckley.

Por mucho, el mayor de los tratos cerrados en 2016 fue la adquisición de una participación mayoritaria en CPFL Energía, una de las más grandes compañías generadoras y distribuidoras de energía renovable de Brasil, por parte de State Grid Corporation de China como parte de un proyecto de adquisición que se espera ascienda a $13.000 millones una vez finalizado.

El señor Trump, quien una vez envió un mensaje en Twitter diciendo que el cambio climático era un engaño chino para socavar la competitividad estadounidense, prometió antes de su elección retirar a EE.UU. del acuerdo sobre el cambio climático de París y deshacer muchos de los compromisos de reducción de las emisiones de combustibles fósiles a los que EE.UU. se había comprometido como parte del acuerdo. Sin embargo, desde entonces ha declarado que tiene la mente abierta sobre la cuestión.

El acuerdo sobre el cambio climático de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de 2015 en París sólo fue posible, según Sam Geall, un especialista en tecnología de bajas emisiones de carbono en China de la Universidad de Sussex, gracias a la rápida reducción de los costos de sustitución de los combustibles fósiles por energías renovables, una tendencia que atribuyó en gran parte a las inversiones chinas. Cinco de los seis principales fabricantes de paneles solares del mundo son chinos, al igual que cinco de los diez principales fabricantes de aerogeneradores.

se fue el resultado de la inteligente política industrial a largo plazo de China y la presidencia de Trump no cambiará esta situación, dijo el señor Geall. Si EE.UU. no apoya su propia industria de energías renovables, perderá ante China.

China invirtió $103.000 millones en energías renovables a nivel nacional en 2015, según Bloomberg New Energy Finance, en comparación con los $44.000 millones que invirtió EE.UU. La Administración Nacional de Energía de China esta semana se comprometió a realizar nuevos aumentos en los próximos años con un plan de inversión nacional en energía limpia de $363.000 millones para 2020.

Andrew Ward
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias