China sigue siendo la fábrica del mundo, pero mejorada, dice analista

China sigue siendo la fábrica del mundo, pero mejorada, dice analista

A pesar del aumento de los costes de producción, la guerra comercial de Estados Unidos (EE.UU.) y la pandemia de coronavirus (COVID-19), la posición de China como la “fábrica del mundo” se ha fortalecido en los últimos años, dijo el analista Aidan Yao en un artículo publicado recientemente en el South China Morning Post.

Si bien la economía se ha reequilibrado desde la expansión de las exportaciones en los últimos años, la competitividad comercial de China no ha disminuido, dijo el economista en Asia de AXA Investment Managers.

A pesar de los aumentos de aranceles estadounidenses sobre los productos chinos, la participación de mercado de China creció en el mundo a medida que los exportadores exploraban nuevos mercados en el sudeste asiático y países participantes en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, dijo Yao.

El economista añadió que la desviación de las exportaciones también ha ayudado a eludir algunos gravámenes comerciales.

La contundente respuesta de China fue bastante eficaz para contener el brote de COVID-19, allanando el camino para una rápida reanudación de la producción y las exportaciones, y convirtiendo al país en el proveedor de último recurso en muchos productos relacionados con la pandemia, dijo Yao.

La defensa efectiva contra la guerra comercial y la pandemia de COVID-19 refleja la resistencia del ecosistema de la cadena de suministro de China, que ya no se basa en la competitividad de costes, dijo, y enfatizó que una mejora acelerada del sistema de producción nacional permitió a la economía china avanzar en la cadena de valor.

El surgimiento de China como una potencia exportadora también ha remodelado el panorama del comercio mundial, y las economías desarrolladas, lideradas por Japón y EE.UU., han perdido una participación de mercado significativa frente a China en los segmentos de exportación de mediana a alta calificación, dijo.

Es posible que el país haya perdido parte del mercado en los sectores poco calificados y de uso intensivo de mano de obra, pero ha retenido muchas cadenas de suministro críticas a nivel local, dijo Yao, quien señaló que China puede establecer un ecosistema de producción inclusivo y duradero que podría prolongar sus días como la “fábrica del mundo“.

Beijing
China Daily

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias