CIAT: 55 años asistiendo a la reducción de las brechas fiscales

CIAT: 55 años asistiendo a la reducción de las brechas fiscales
“En el CIAT no hacemos política tributaria, nosotros las estudiamos, ayudamos a la comprensión y hacemos acompañamiento a los países miembros cuando lo solicitan” 


El pasado 7 de junio, Marcio Verdi, secretario ejecutivo del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), conversó con Reynaldo Diaz, director de Connectax en el espacio Business Talks.

El CIAT, es un organismo internacional público, sin fines de lucro que provee asistencia técnica especializada para la actualización y modernización de las administraciones tributarias. Creado en 1967 y agrupa 42 países miembros y países miembros asociados, en cuatro continentes: 32 países americanos; cinco países europeos; cuatro países africanos y un país asiático. Angola, India, Marruecos y Nigeria son países miembros asociados.

Su secretario ejecutivo Marcio Verdi, nació en la ciudad de Porto Alegre, Brasil, el 11 de diciembre de 1956, es economista y auditor fiscal de carrera de la “Secretaría da Receita Federal de Brasil”. Cuenta con especializaciones en Economía Internacional y Métodos Cuantitativos Avanzados por la Universidad de Brasilia, (UnB).

Tiene un Postgrado en Teoría y Operación de una Economía Moderna, en la George Washington, University – GWU del “Institute of Brazilian Business and Public Management Issues”, Washington, D.C., Estados Unidos (EE.UU.).

Después de haber dedicado 28 años de su carrera al Gobierno brasileño, fue nombrado, en julio del 2004, para ejercer la Dirección de Estudios Económicos Tributarios del CIAT, posición que ocupó hasta el año 2007, cuando aceptó la invitación del Consejo Directivo para encargarse de la Dirección de Operaciones del CIAT.

En el año 2009 fue seleccionado mediante un proceso de convocatoria pública internacional, para ocupar el cargo de secretario ejecutivo del CIAT, el cual asume como titular a partir del 1 de enero de 2010 con terminación de mandato en el próximo 2024.


Puedes volver a ver la entrevista aquí


-¿Qué significa el CIAT para un país miembro?

-CIAT es una institución que busca nivelar el funcionamiento de todas las administraciones tributarias y lograr el apoyo a las mismas considerando desde las menos capacitadas y más pequeñas, hasta las más grandes.

“La administración tributaria de una isla del Caribe, pudiera tener en su totalidad 200 personas trabajando y un departamento de informática muy pequeño para enfrentar los retos del mundo global. Es literalmente imposible que una administración tributaria pequeña pueda tener economistas y doctores tributaristas, estudiando los huecos de la ley para luego modificar la legislación, o buscar un nuevo modelo informático, en fin, no les da abasto.

Entonces la diferencia es muy grande entre las administraciones tributarias y nosotros estamos aquí para cortar esas diferencias, para llevar el conocimiento para que todos puedan avanzar por igual”.

-¿Qué le enorgullece de tu gestión?

-Creo que el haber abierto la organización. Era una organización muy cerrada, que no era malo, pero al abrirla, incluimos más profesionales, estudiantes, contadores y abogados. Había trabajos muy buenos que no habían sido publicados y tomados en cuenta. Todos hablamos de cooperar y pocos hablamos de coordinar.

“Muchos organismos tienen sus propias agendas, quizás repiten algunas cosas, en fin, no se coordinan. He logrado, por ejemplo, incorporar a otras organizaciones similares a nosotros en un mismo grupo de Ética en el que tenemos años trabajand”.

-Estamos en un momento de crisis global a consecuencia de la pandemia. ¿Cómo visualizar la participación del CIAT para mejorar las economías en los países de la región?

-Definitivamente el CIAT es pieza fundamental para el apoyo de las administraciones tributarias en este momento en donde la recaudación es clave.

Nosotros en el CIAT no hacemos las políticas tributarias, nosotros las estudiamos y nos posicionamos cuando nos lo solicitan…ayudamos a la comprensión y acompañamiento a los países miembros”.

-¿Cómo se diferencia la labor del CIAT y la de la Ocde en materia de armonización fiscal?

-La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), tiene un rol importante y fundamental, aunque a algunos no les guste algo en particular. La Ocde hace un esfuerzo bárbaro, porque busca armonizar, no es fácil la tarea de ellos. Tú puedes estar en desacuerdo, pero trabajan de forma profesional, ética y dedicada. Quizás tienen una visión de países desarrollados, que están buscando la armonización tributaria. Buscando de manera intensa evitar la doble tributación, porque muchos han visto el rol de la Ocde como de evitar la evasión fiscal, pero lo más relevante de las últimas décadas ha sido a favor de las empresas en evitar la doble tributación.

“Adicionalmente, fomentar el cambio de la legislación global, ejemplo las normas que regulan los  BEPS (Erosión de la base imposible y el traslado de beneficios – Base Erosion and Profits Shifting), que han ayudado mucho a la discusión de los directores en sus asambleas, a promover una modernización de los códigos tributarios. En fin, la Ocde ha conquistado un liderazgo mundial de política tributaria de forma meritoria.

“En respuesta a la pregunta acerca de las diferencias de la Ocde con el CIAT, sencillamente al no tener el rol de crear política tributaria, nosotros atendemos consultas, acompañamos, revisamos las políticas aplicadas a los países, ayudamos a comprensión de los lineamientos de la Ocde y dejamos a decisión propia de los países que sean o no miembros de la misma.

Porque un país podría no ser miembro de la Ocde, ya sea por cualquier razón, y querer seguir los lineamientos del organismo”.

-Hablemos del caso del ingreso de Costa Rica como miembro de la Ocde. ¿Qué impacto va tener esa decisión?

-Recibir a un país como Costa Rica, así como otros que vienen en futuro, le aumenta la obligación al organismo (Ocde) de tener una visión direccionada a los países en desarrollo. Y eso es importante para que tenga una visión más global de la economía.

“Al finalizar la conversación, Verdi informó su deseo de retiro luego del 2024 de su labor como secretario ejecutivo del CIAT, agradeciendo el impulso de todo su capital humano que representa la institución”.

Más informaciones

Comente la noticia