Cierre de calles

Cierre  de calles

1351155673064panama-arribac4

El país vuelve a estar sometido a permanentes cierres de calles, de comunidades que reclaman respuestas de las autoridades, y cuyas demandas van desde el arreglo de los centros escolares y la falta de agua potable, hasta la reparación de calles y la falta de insumos médicos en los hospitales y centros de salud.

Son situaciones que se repiten gobierno tras gobierno, como consecuencia de la falta de atención a los pequeños problemas, que por no ser resueltos a tiempo terminan convirtiéndose en un reclamo generalizado de las comunidades.

Y es una muestra de la falta de comunicación entre el Gobierno Central y los gobiernos locales, el primero empeñado en realizar grandes obras que le den rédito político en los principales centros de población y el segundo buscando los mecanismos para garantizar su reelección para el próximo periodo electoral.

Y en el medio, la población que tiene que lidiar día a día con un sinnúmero de problemas, sin que ninguna autoridad se preocupe por resolverlos, a menos que se cierren las calles o reciban la cobertura de algún medio de comunicación, especialmente de los televisivos.

Aún falta mucho para las próximas elecciones, pero si las autoridades no se centran en dar respuestas a los problemas de las comunidades, las protestas irán en aumento, ya que al parecer la Ley de Descentralización no está generando un impacto positivo en las comunidades.

Las calles no están recibiendo mantenimiento, las personas continúan sin agua potable, y si a eso se le suma la falta de seguridad y de un transporte público adecuado, la situación de los residentes de muchos barrios del país se hace cada vez más complicada.

Urge que las autoridades le presten atención a los problemas que siguen afectando al país, ya que el progreso no llega sólo con la construcción de grandes obras de infraestructura, hay que, paralelamente, resolver los problemas que afectan a la mayoría de los panameños, porque para elevar la productividad también se requiere que las personas puedan trasladarse a sus puestos de trabajo de forma rápida y segura, que cuenten con los servicios básicos y una seguridad pública adecuada.

Si no le ponen atención a estos temas, las protestas y cierres de calle irán en aumento, lo que terminará afectando a todo un país y generando grandes inconvenientes al andamiaje productivo nacional.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL