Cinco tips para que tomes el control de tus finanzas

Cinco tips para que tomes el control de tus finanzas

Qué tal si te digo que tienes la posibilidad de ser libre financieramente y ahorrarte los dolores de cabeza que te causan las deudas en un futuro si empiezas a implementar o a evitar ciertos comportamientos en tu vida financiera hoy.

Estar consciente de estos factores te va a ayudar en el momento y por supuesto tu “yo” del futuro te lo agradecerá, pues notoriamente verás como tus finanzas personales fluyen mucho mejor.

La clave es sencilla. Ahora que eres joven es probable que tengas un trabajo de medio tiempo o tiempo completo, si has contado con la suerte de teletrabajar. Es cierto que la crisis de la pandemia de coronavirus (COVID-19) le ha dado un giro a las cosas y por supuesto que el sector económico ha sido bastante afectado.

Quizás sientas miedo a no poder conseguir trabajo en este momento de crisis. O la incertidumbre te acecha pues no sabes qué pasará cuando la situación del COVID-19 mejore.

Pero, también es cierto que la pandemia del COVID-19 nos ha hecho reflexionar y darnos cuenta de una realidad. ¿Cuánto dinero necesitamos para sobrevivir? Es muy probable que estés gastando muchísimo menos que antes de la pandemia. Entonces aprovecha estos aprendizajes para llevar tus finanzas mejor desde ya.

Esto demuestra que todo este tiempo has obviado algo súper clave: ¡Tienes que llevar un presupuesto!

Para hacerte el camino más sencillo, te dejaré unos tips que son los que me ayudaron a llegar hasta donde estoy:

Endeudarse para invertir: “La clave para ser libre”. Si vas endeudarte que sea para invertir, para multiplicar el dinero de lo contrario, ¡no lo hagas!.

Te pondré el siguiente escenario: quieres un automóvil. Muchas personas sienten que este es la primera deuda que debes adquirir, pero  ¿realmente lo es? ¡Las cosas han cambiado!

Si vas a comprarte un carro debes contemplar estas cosas: letra mensual del banco, seguros, mantenimiento, gasolina y por último lo que gastas en los lava auto.

Puedes utilizar uber y evitas gastar en todos estos gastos anteriores y si quieres hacer algún trip alquilas un carro por esos días.

La opción A representa que tendrás lo que quieres al instante y tener ese carro nuevo que tanto anhelas. Sin embargo, a futuro terminarás pagando una alta suma de intereses, y con esta cantidad de dinero pudieras invertir. A largo plazo terminarás pagando más, adicional, estarás gastando un dinero que aún no tienes. Lo mismo sucede con las las tarjetas de crédito. De esta manera empiezas a adquirir cosas que crees que necesitas, porque tienes la opción de pagarlas “en cómodas cuotas” pero cuando viene el corte de tu tarjeta notas que la tarjeta de crédito nunca baja. Al final lo único que pagas son intereses. ¡Piénsalo!

Elimina las deudas: Si te endeudaste gastando o en el momento se salía de tus manos, entonces el primer paso es consolidar tus deudas. Aparte debes armar un presupuesto para empezar a reducir gastos y para esto necesitas estar consciente de todo lo que implica. No es algo imposible, pero sí conlleva ciertos sacrificios. !Créeme! los beneficios de no tener deudas son muy grandes. Imagina que tengas unos 35 años, y seas libre financieramente. Pudiste levantar uno o varios negocios que generen así sean ingresos mínimos, o tener ingresos residuales y que el dinero trabaje para ti y no tu para el.

Prioriza tus metas financieras: no te conviertas en otra persona consumista. Evita hacer compras innecesarias. Tómate el tiempo para diferenciar entre “lo quiero o lo necesito”. Puedes cuestionarte ¿podría vivir bien aún sin comprarlo? ¿qué cambiaría en mi vida si lo compro? ¿es parte de alguna de mis metas financieras? Solo compra si aún después de haberte detenido sientes que es un bien necesario. Sino retoma tu enfoque. En caso de que tu fuerza de voluntad sea nula, evita exponerte. No vayas a lugares en donde sabes que vas a querer comprar aún sin necesitarlo.

Invierte: Si el consejo número uno te llegó tarde, una inversión siempre vale la pena cuando se hace de manera correcta. Hay una amplia diferencia entre gastar e invertir. Si haces una inversión es porque vas a sacarle el valor y más de lo invertido. Nunca lo pienses dos veces cuando se trata de invertir en tí mismo, esto tiene muchísimo valor. Ahora, es necesario tener el dinero para invertir? Aquí está la diferencia de endeudarse para invertir, solo evalúa bien y no te metas a invertir en lo que no tienes mucho conocimiento o perderás mucho dinero.

Emprende: ¿Suena difícil? pero en este mundo digital es mucho más fácil de lo que piensas. Así que empieza a educarte en el marketing digital y en el e-commerce desde ya. Por otro lado, date cuenta de que la cuarentena ha ampliado las posibilidades de poder emprender. Te ayudaré con 21 herramientas gratuitas para emprender online.

Susette Sousa
Asesora financiera y de inversiones

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com