Cítricos de Panamá podrían quedar en riesgo

Cítricos de Panamá podrían quedar en riesgo

Convenio con Taiwán para combatir el HLB vence el próximo año

Green Lemons isolated on white background

El Huanglongbing (HLB) es la enfermedad más devastadora que ataca a los cítricos y  ha causado estrago en varios países de Latinoamérica, pero todavía no ha llegado a Panamá.

Mediante un convenio con el Fondo para el Desarrollo y Cooperación Internacional de Taiwán (Icdf)  se construyeron dos invernaderos para la reproducción de plantas de  cítricos certificadas, sin embargo,  el alcance del acuerdo vence el próximo año, y por ello el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) negocia la extensión del  convenio.

Para los nueve países miembros de Oirsa, los cítricos representan 703.249 hectáreas equivalentes a alrededor de 211 millones de árboles, con una producción de 9 millones de toneladas. La actividad genera más de $1.300 millones, con un rendimiento promedio de 14 toneladas métricas por hectárea.

Un total de 129.191 productores son responsables por más de 439.000 puestos de trabajo (directos e indirectos). El 71% de la actividad está en manos de pequeños productores.

No obstante, según estimaciones de Oirsa, a causa del HLB se prevén pérdidas de entre un 50% y un 80% en la producción regional en los próximos años.

Por ejemplo, en Belice los cítricos constituyen el 22% de los ingresos por exportación, pero al contar con una alta incidencia de la enfermedad, la producción se ha reducido a la mitad, descendiendo de $75 a $40 millones en el último año. En República Dominicana el HLB ha reducido en un  60%  la producción.

En la actualidad Panamá  cuenta con  14.000 hectáreas de cítricos y unos 2.000 productores se dedican a su cultivo.

Panamá, al igual que El Salvador son los dos países de la región considerados  libre de  HLB.

A partir del 2008, el peligro del HLB se ha convertido en la mayor amenaza para la producción de cítricos a nivel mundial; por lo que la utilización de  plantones  certificados  constituye  la primera herramienta de prevención.

Con el apoyo directo del gobierno de Taiwán se construyeron dos viveros donde se producen yemas certificadas con altos estándares de calidad y rendimiento, libres del círculo de la enfermedad del HLB.

Filiberto Frago, representante de Oirsa en Panamá, informó que Taiwán entregó un aporte de $260.000, de los cuales se utilizó $159.000 para la construcción de dos viveros en ambiente protegido para la producción de plantas certificadas, ubicados en el Instituto Nacional de Agricultura (INA),  en Divisa.

Al contar con los viveros   los productores panameños  tendrán la opción de obtener plantones más resistentes y reemplazar los actuales.

En el próximo mes de octubre se empezará a distribuir de los plantones en los distinto viveros del país, informó el representante de Oirsa en Panamá.

Además está complementando el Banco de Germoplasma de cítricos, con plantas madres procedentes de la Universidad de California, gestiones llevadas a cabo entre el Oirsa y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

No obstante, Frago se mostró preocupado porque en el 2017 termina el convenio con Taiwán. Sin embargo, representantes del gobierno taiwanés informaron que están analizando la petición de Oirsa  de  extender el programa.

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com

 

Más informaciones

Comente la noticia