Ciudad verde, el concepto que Amarilo replica en Panamá

Ciudad verde, el concepto que Amarilo replica en Panamá
Avance de obra en el proyecto Sierra, en Arraiján. | Cortesía

En Panamá hay una realidad: la ciudad se ha densificado y el valor de las tierras ha sufrido presión, lo que las ha vuelto más escazas y costosas y asimismo las normas para edificar un complejo de apartamentos o viviendas son más estrictas.

Roberto Moreno, presidente de la empresa colombiana Amarilo, que construye, vende, promociona y opera proyectos comerciales y de vivienda, en Panamá y Colombia, considera que estos factores han hecho que se vuelva más difícil vivir en la ciudad y no queda más que ir al este o al oeste de Panamá, para encontrar otros tipos de vivienda.

Ante esta situación, la compañía, con 25 años de operación en Colombia y desde hace 8 años, instalada en Panamá, brinda algunos proyectos residenciales con los que se intenta aplicar la filosofía que han utilizado en Colombia, bajo el concepto de “Ciudad verde”.

Moreno explicó que lo que se hizo en su país fue lograr que el Gobierno aprobara una norma denominada “Ley de macroproyecto”, para que fuera el Ejecutivo quien dictara las normas y diera permisos a cada municipio, para construir viviendas de interés preferencial.

Roberto Moreno, presidente de Amarilo | Cortesía

Así las cosas, se logró tramitar 10 macroproyectos, en regiones como: Manizales, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Buenaventura, Soacha y otras, agregó Moreno.

Hoy en día han entregado unas 28 mil viviendas en Colombia, entre casas y apartamentos, en ciudades planeadas, con bibliotecas, jardín infantil, hospitales, centros comerciales, estaciones de seguridad, para lograr la comodidad de los clientes.

Estos proyectos se hacen a través de iniciativas públicas o privadas o en alianza entre ambas. En total han vendido 39 mil viviendas de este tipo.

Ciudad verde en Panamá

En Panamá, Amarilo ha tenido la visión de hacer algo parecido a lo que se logró en Colombia.

Empezaron para el año 2013 a planear el proyecto Villas de Arraiján con el estilo de macroproyectos, entre varios promotores y desarrolladores.

Lo que se busca es hacer en este espacio, un lugar donde haya bibliotecas, estación de policía, supermercados, y poco a poco lograr, que las personas puedan vivir más cómodamente, encontrando todo en un solo lugar.

El primer proyecto en este sector de Panamá Oeste se llama Aragón y el segundo fue Campiña y Sierra.

Imagen del proyecto Campiña. | Cortesía

Por el momento, están viendo el tema paisajístico, habrá una estación del Metro en la entrada del proyecto y esto mejorará la movilidad de las personas, que, por ejemplo; trabajan en la capital.

Con cada mejora que se realice al área planeada, se podrá tener la posibilidad de que incluso lleguen colegios y que las personas puedan vivir y trabajar en el mismo sitio o viajar todos los días, de acuerdo con Moreno.

Aragón está 100% vendido y entregado y en total son 478 casas, mientras que Campiña y Sierra se desarrolla en dos etapas.

Son 204 casas en Campiña y 200 apartamentos en Sierra, que son edificios de tres pisos, con área social, estacionamientos, etc.

Otros proyectos de Amarilo Panamá

Los primeros proyectos en Panamá de Amarilo, que en 2016 vendió unos 400 millones de dólares en viviendas, fueron tres complejos de apartamentos, ubicados en el antiguo Club de Montañas.

Se trata de Altavista con 240 apartamentos en tres torres, todo actualmente vendido y entregado.

Alsacia con 312 apartamentos en tres torres, que fueron ya entregados y Viñón con 360 apartamentos en tres torres, cada una de 120, y la primera torre está vendida y entregada en un 90%, mientras que en la segunda se están iniciando entregas y en la tercera comenzará este proceso el próximo año.

| Cortesía

Proyecto Villas de Arraiján, donde se intenta replicar el concepto de ciudad verde.

En Villa Lucre está el proyecto de cuatro torres de apartamentos llamado Portoalegre, cuya construcción comenzó hace dos años y se deben empezar entregas en aproximadamente dos meses, explicó Moreno.

Mientras que, en Brisas del Golf, Amarilo adquirió un terreno y la idea es hacer apartamentos para traer a las familias que han crecido en esa zona. La construcción se debe iniciar próximamente.

La primera etapa son dos torres de 240 apartamentos y la segunda de igual característica.

Visión en Panamá

Pero de tantos países, ¿por qué Amarilo se fijó en Panamá? Para Moreno esta decisión se basa en el buen clima de inversiones y el crecimiento económico del país, que, en los últimos años, ha sido la envida de Latinoamérica.

Otro aspecto, además de ser el mercado vecino de Colombia, son los proyectos como el Metro de Panamá, la ampliación del Canal, entre otros que hacen del país un buen lugar para invertir, además de ser una economía dolarizada.

Amarilo espera seguir consolidando su operación en Panamá y a través de su experiencia dar el mismo respaldo en el área de construcción con la calidad que los ciudadanos se merecen, por lo que asegura Moreno, han venido para quedarse.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL