Clima, ciberdependencia y conflicto económico, entre los temas que dominan la agenda de riesgos

Clima, ciberdependencia y conflicto económico, entre los temas que dominan la agenda de riesgos
Gerardo Herrera, director general de Marsh Risk Consulting para Latinoamérica y el Caribe, conversa sobre el estudio elaborado para el Foro Económico Mundial acerca de los escenarios del 2020 y la próxima década| Cortesía

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) que celebró su 50ª Reunión Anual del 21 al 24 de enero en Davos (Suiza), reunió a más de 3,000 participantes de todo el mundo, marcó tendencia y generó importantes documentos a propósito del encuentro, entre otros, el Informe de Riesgos Globales 2020.

Este documento que llega a su 15ª edición, fue elaborado con el apoyo de la Junta Asesora de Riesgos Globales del WEF junto con sus socios estratégicos, Marsh & McLennan y Zurich Insurance Group, y sus asesores académicos en la Oxford Martin School (Universidad de Oxford), la National University de Singapur y el Wharton Risk Management and Decision Processes Center (Universidad de Pensilvania).

Sus autores destacan que “por primera vez, en diez años, los cinco principales riesgos globales en términos de probabilidad de ocurrencia son todos ambientales”. En concreto:

1. Fenómenos meteorológicos extremos.

2. Fracaso de los gobiernos y las empresas en la mitigación y adaptación al Cambio Climático.

3. Daños y catástrofes ambientales provocados por el ser humano.

4. Pérdida grave de biodiversidad y colapso de los ecosistemas.

5. Catástrofes naturales graves.

De igual modo, el 78% de los encuestados advirtieron que esperan el aumento de las “confrontaciones económicas” y la “polarización política interna” en 2020, de hecho los dos principales riesgos que se espera incrementen este año.

Gerardo Herrera, director general de Marsh Risk Consulting para Latinoamérica y el Caribe, como firma coautora del informe, conversó en videoconferencia desde Lima (Perú) con Capital Financiero para analizar los alcances de la investigación que será una referencia en los próximos años.

¿Cuál fue la estrategia empleada para diseñar el Informe de Riesgos Globales, presentado en el WEF?
-El espíritu del Foro es reunir a líderes que representen a la sociedad y, en conjunto, tomar acciones y direcciones ordenadas alrededor de los temas de interés como sociedad global. En estos encuentros se dieron cuenta que era necesaria una carta de navegación que es justo este Informe global de riesgos.

“La conformación del informe reúne la participación de unos 1,000 especialistas de todo el mundo, alrededor de la visión de riesgos, y es un trabajo conjunto que nos permite cristalizar dos perspectivas.

“Primero, nos preocupa qué se va a deteriorar, cuáles riesgos incrementarán y qué debemos enfrentar hoy desde la perspectiva de riesgos.

La segunda perspectiva es cuáles de esos riesgos marcarán la siguiente década y se trabaja en la probabilidad y el impacto que tendrían de materializarse.

“Como se observa, son visiones muy complementarias porque ante los riesgos que tenemos como sociedad, también debemos anticipar aquellos que deberemos enfrentar. De hecho, la agenda del foro se basó en la preocupación del tema ambiental”.

-¿Cómo se explica que por primera vez  los principales riesgos globales en términos de probabilidad de ocurrencia sean ambientales?
-Como sociedad no hemos sido exitosos en dar respuestas efectivas y coordinadas para enfrentar muchos de estos riesgos. Los riesgos ambientales advertidos vienen ocurriendo en los últimos cinco o siete años, pero en 2020, a efectos de probabilidad, coinciden los cinco.

“Sucede, por ejemplo, que el riesgo de cambio climático desapareció hace cinco o siete años por una razón: Ya es un hecho. Ahora se presentan caracterizaciones y elementos ambientales producidos por el cambio climático que se convierten en riesgo e incluso efectos causados por el hombre como los derrames de petróleo”.

-¿Olvidan las sociedades que el riesgo ambiental se traduce en impacto económico?
-El mejor ejemplo en este sentido es que uno de los principales riesgos es la pérdida de biodiversidad, y no se presenta desde la exclusiva perspectiva de mantener nuestros ecosistemas o como sociedad humana, sino porque tiene efectos en eventos económicos y en la calidad de la vida humana. Ejemplo son las afectaciones a los polinizadores, y por tanto, impacto en los ciclos de las cosechas.

-¿De manera retrospectiva, y en los últimos cinco años, cuáles han sido las tendencias dominantes en riesgos?
-Siempre ha existido una tendencia vinculante con el tema ambiental y también con la parte cibernética. Este año el informe le da mucha relevancia, en particular a las vulnerabilidades vinculadas a la ciberdependencia.

“Ocurre que en un mundo tan interconectado cada vez dependemos más de esta parte de la tecnología y, cualquier disrupción, tiene efectos severos. Por ejemplo, vemos activos técnicos que son vulnerables desde la perspectiva digital como la generación eléctrica o los sistemas de agua potable y esta realidad es parte de la preocupación.

“El tema de seguridad cibernética no solo lo viven las empresas; en Marsh también observamos que las personas se sienten cada vez más vulnerables porque el 50% del mundo, en este momento, está conectado online y un millón de nuevos cibernautas nacen por día.

Otro factor, es que dos tercios de la población están conectados a móviles aun cuando hay un acceso desigual a Internet.

“Esta realidad se convierte en un elemento relevante en la agenda e incluso muchos de los riesgos económicos son por conflictos vinculados con tecnología. El mejor ejemplo es la batalla entre potencias por el desarrollo de tecnología 5G, entendiendo que quien logre imponer su marco y modelo tiene una ventaja enorme.

“El mundo nos cambió completamente y uno de los mayores riesgos es no tener un marco de gobierno unificado alrededor de estos temas”.

-¿Este tipo de condiciones ambientales que vuelven vulnerable al mundo por su impacto  pueden explicar en cierta manera las proyecciones de un menor crecimiento mundial?
-El informe no precisa esta relación, pero sí que todos los riesgos de característica ambiental tienen efectos económicos severos.

“A nivel sociopolítico, la realidad es que las estructuras o alianzas regionales que contaban con el acompañamiento de organizaciones multilaterales, hoy están cuestionadas. Sentimientos nacionalistas siguen fortaleciendo visiones unilaterales, que de la mano con frustraciones de la ciudadanía por sus gobiernos que no han solucionado problemas de fondo, explica en gran parte el nuevo orden sociopolítico que enfrentamos.

“Premisas sobre las cuales se ha venido estableciendo el creciento de las naciones como bajas barreras comerciales, prudencia fiscal y la inversión internacional fuerte, ahora son cuestionadas.

Debemos actuar y tomar acciones conjuntas para enfrentar estos riesgos y eso estuvo sobre la mesa en la agenda de Davos”.

-¿Se están generando productos nuevos desde las empresas de seguros para atender los temas vinculados con estos riesgos?
-Sí, de manera definitiva, el mercado general viene respondiendo de forma sistemática para atender estos riesgos.

“Lógicamente, como son emergentes, se necesita tener el conocimiento por lo cual hay una etapa de estructuración de seguros específicos para atender la ciberseguridad o los mismos seguros paramétricos en el caso de pérdidas catastróficas, ejemplos de cómo la misma industria busca avanzar”.

-¿Cómo pueden las Micro, Pequeñas y Mediana Empresas (Mipyme) que en el caso de Panamá representan el 72% del parque empresarial, incorporar estas variables en sus costos y actuar en consecuencia?
-El informe no plantea recomendaciones para un tipo de empresa específica; busca marcar la agenda de riesgos como sociedad, pero de manera global podemos decir que las pérdidas de propiedad por elementos catastróficos fueron de $165 billones y solamente el 50%  tenían cobertura de seguro. Suele ocurrir que cuando acontecen desastres extremos los más desprovistos de cobertura son las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) porque no hay cultura de riesgo, de aseguramiento ni mecanismos que puedan facilitar acceder a elementos de cobertura.

Como industria, y retomando el planteamiento del informe, hemos observado que ante el aceleramiento de los efectos relacionados con estos temas de desastres naturales, cobra mayor importancia una actuación conjunta para apoyar a las Pymes en este sentido”.

-¿Esta perspectiva puede llevar de manera automática a un incremento en las primas y cambios en las condiciones de las empresas aseguradoras?
-Es un mercado de seguros que se está endureciendo y en términos simples el costo está relacionado con la probabilidad, la ocurrencia y el impacto.

-¿Cuáles deben ser las lecciones aprendidas en el caso de Panamá a partir de los resultados de este informe?
-En general podemos hablar de lecciones aprendidas como sociedad: Hay un sentido de urgencia muy importante de atender el tema ambiental y digital.

“También es interesante ver el cuadro de evolución de la perspectiva de riesgo. Hace diez años la agenda estaba enfocada en riesgos económicos que venían de la mano con la crisis financiera, pero a pesar de  las situaciones complejas, hemos encontrado como sociedad los mecanismos para actuar de manera coordinada. Ahora debemos lograr la confluencia de los diferentes actores para atender   de modo orquestado nuestro panorama de riesgo”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com