CNC: Panamá cae 8 escaños, pero se mantiene entre los 3 países más competitivos de Latinoamérica

CNC: Panamá cae 8 escaños, pero se mantiene entre los 3 países más competitivos de Latinoamérica
Panamá bajó a la posición tres como el país más competitivo de América Latina. | Cortesía

Análisis del Centro Nacional de Competitividad sobre los resultados del Índice Global de Competitividad 2017-2018, del Foro Económico Mundial.

Competitividad se define como el “conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país”; es por ello, que cada día este concepto adquiere mayor relevancia para los países, quienes luchan para obtener mejor desempeño competitivo.

Las economías han llegado a la comprensión de que es a través de la productividad que se alcanzan altos niveles de prosperidad y que las naciones más competitivas son capaces de producir ingresos más altos para su población, elevando así el bienestar de los individuos.

El Foro Económico Mundial (World Economic Forum) prepara desde 1979 el informe del Índice Global de Competitividad (IGC) y se produce anualmente basado en información estadística y encuestas de opinión ejecutiva, considerando un análisis de 12 aspectos o pilares que agrupan 114 indicadores.

El índice 2017-2018 compara 137 países en aspectos tales como educación, institucionalidad, infraestructuras, innovación, estabilidad macroeconómica, entre otros factores que inciden sobre la competitividad.

Los países que destacan en la parte superior de la clasificación mundial son: Suiza, Estados Unidos, Singapur, Holanda y Alemania en los primeros 5 escaños; seguidos por Hong Kong, Suecia, Reino Unido, Japón y Finlandia, con los cuales se completan los primeros diez países más competitivos.

Destaca este año que Estados Unidos obtuvo la segunda posición (dejando atrás el tercer puesto que había logrado en las tres ediciones anteriores), relegando a Singapur en la tercera posición”.

En cuanto a la región de Latinoamérica, Chile sigue a la cabeza de la clasificación, obteniendo la oposición 33 a nivel mundial. Le siguen Costa Rica (47) que se coloca por primer año entre los primeros 50 países más competitivos; Panamá (50); México (51) y Colombia (66).

En este informe se aprecian importantes avances para Argentina y Nicaragua quienes lograron mejorar más de 10 posiciones cada uno.

Panamá, se mantiene entre los primeros 50 países más competitivos aun cuando perdió 8 escaños con relación al año anterior y continúa en la etapa de transición de eficiencia hacia la innovación”.

Las principales fortalezas del país están en su estabilidad macroeconómica donde mejoró 5 posiciones, pasando del puesto 16 (año anterior) al 11/137, y el avance es más notorio al comparar la posición en el año 2014 en el que ocupaba el escalafón 52.

La sofisticación del mercado financiero sigue evidenciando ser sólido y fuerte (14/137); así como el pilar infraestructura donde alcanzó el puesto 37 entre las economías consideradas.

El informe refleja también que existen oportunidades de mejora en los pilares de educación superior y capacitación (88/137), tamaño de mercado (79/137) y salud y educación primaria (79/137).

Los mejores resultados lo obtuvieron indicadores tales como: inflación (1), tasa de ahorro nacional (5), suscripción de teléfonos celulares (6), calidad de infraestructuras de puertos (6) y de transporte aéreo (11), inversión extranjera directa como fuente de transferencia de tecnología (8), asequibilidad (9) y disponibilidad de los servicios financieros (11), los cuales se presentaron en posiciones de ventaja.

Mientras que la independencia judicial (120), costos de la política agrícola (118), calidad de la educación en ciencias y matemáticas (112), confianza pública en los políticos (108), suscripción de banda ancha móvil (106), desviación de fondos públicos (104), calidad de la educación primaria (102) y la participación laboral femenina (101), fueron los indicadores con las menores calificaciones.

En adición, el informe revela que los panameños consultados consideraron como el principal factor problemático para hacer negocios a la burocracia, seguido de la corrupción y la inadecuada preparación de la fuerza laboral”.

En estos tres factores se concentra casi el 50% de las opiniones de los encuestados.

El resto de los factores problemáticos para completar la lista de los primeros seis son: las regulaciones laborales, la pobre ética de la fuerza laboral y el crimen.

Los resultados reflejan, entre otros, la necesidad de redoblar esfuerzos para mejorar la calidad de la educación que coadyuve a potenciar las capacidades individuales y estar acorde a las demandas del mercado laboral; reducir la tramitología vía la automatización de procesos que limiten la discrecionalidad de los funcionarios que intervienen en éstos y fortalecer la institucionalidad enfatizando en la transparencia y rendición de cuentas.

Incrementar o renovar acciones en las líneas indicadas, a partir del informe IGC, contribuirían a promover un desarrollo sostenible; mantener la atractividad del país; mejorar la competitividad relativa y a promover la inversión (extranjera y local) lo que al final se traduce un mayor bienestar de los ciudadanos.

Nota relacionada: Panamá, el segundo país más competitivo de Latinoamérica

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL