Colombia apunta a la marihuana

Colombia apunta a la marihuana

BN-OR632_COLPOT_P_20160628152910

Colombia concedió su primera licencia de producción y exportación de derivados de cannabis a una empresa canadiense-colombiana, conforme el país apuesta a la marihuana para generar empleos rurales.

El gobierno considera su incursión en la industria de la marihuana medicinal como un creador de trabajos en zonas rurales en momentos en que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se acerca a un acuerdo de paz con los rebeldes marxistas, incluyendo los guerrilleros desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Colombia puede ser el ganador en este mercado emergente de marihuana medicinal, dijo el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

El clima del país, su tierra fértil y los menores costos laborales beneficiarán a la industria local y le darán una ventaja competitiva sobre productores de Canadá y Estados Unidos (EE.UU.), afirma Federico Cock-Correa, presidente ejecutivo de la empresa que recibió la licencia, PharmaCielo Ltd.

Los extractos, resinas y aceites de marihuana se utilizan para tratar a pacientes de cáncer, epilepsia y esclerosis múltiple, entre otras enfermedades.

Es un reto y la oportunidad de cambiar la imagen de Colombia a una que crece plantas que mejoran y curan, dice Cock-Correa.

El contrabando de marihuana creció en los años 70 a lo largo de la costa caribeña de Colombia, cuando agricultores pobres de las montañas de Sierra Nevada comenzaron a descartar cultivos legales para sembrar esta hierba más lucrativa. Los traficantes de drogas se iniciaron en el negocio de enviar marihuana a EE.UU. luego se volcaron al comercio de cocaína, hundiendo a Colombia en un mar de violencia que sólo se ha calmado en los últimos años.

Sin embargo, a fines del año pasado, el Gobierno legalizó el uso de marihuana medicinal y estableció un marco legal para el cultivo de la planta, su procesamiento y la exportación de productos procesados. En EE.UU., 25 estados también han legalizado el uso medicinal, mientras que Uruguay ha estado levantado los impedimentos para su consumo recreativo desde 2013.

Kejal Vyas
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia