Colombia investiga inversiones panameñas

Colombia investiga inversiones panameñas

Andrés E. Ramírez Galvis y Manuel Luna G.

capital@capital.com.pa

Capital

Tal como lo señaló Capital recientemente, las inversiones de Panamá en Colombia vienen registrando cifras significativas. De hecho, los mayores flujos de recursos de ese país en el segundo trimestre de 2011 fueron panameños. Pero, lo que hay detrás de todas esas cifras, ya empieza a inquietar en Colombia algunos economistas.

Este es el caso de Alejandro Ramírez Vigoya, profesor de la Universidad de Los Andes, quien advierte sobre el dudoso origen de estas inversiones. Y es que según la balanza de pagos del vecino país, los flujos de inversión desde Panamá tuvieron su pico en 1997, año en el cual fueron $1.619,5 millones; y de 2007 hasta el primer semestre de 2011suman $3.999 millones.

Para algunos expertos como Vigoya, otra cuestión curiosa es que la inversión de Colombia en estas latitudes repuntó, particularmente solo en los dos últimos años. Hecho que para algunos coincide con los escándalos de corrupción de  ese periodo en Colombia.

Según Juan Ricardo Ortega, director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) de Colombia si bien señala que tal situación está asociada con el manejo tributario, específicamente con el impuesto de ganancia ocasional en ese país, que es de 33%, reconoce que uno de los procesos más complicados de corrupción está vinculado con una de las inversiones en Panamá.

Los colombianos hacen sociedades en Panamá y ajustan la inversión en Colombia para poder garantizar que no son sujetos de este impuesto, explicó. No obstante,  Ortega reconoce que hay casos más complejos en donde  no hay forma de saber quién está detrás de esas empresas.

Es así como el director de la DIAN le reveló a Capital que ya existen indicios de lavado de activos  y que la entidad se encuentra en un proceso jurídico avanzado con el fin de poder identificar quien está detrás de las inversiones, que incluyen igualmente flujos de recursos de Anguilla, Bermudas e Islas Vírgenes.

Estamos tratando de generar los vínculos con el Gobierno Panameño para lograr esa cooperación conjunta entre los dos países por el bien de ambas naciones, indicó.

Según el directivo de la entidad, el auge en el tema petrolero explica  mucho de lo que está pasando con ese flujo.

Carga fiscal

De otro lado, hay que señalar que estudios de Johann Schomberger, abogado  especialista en derecho tributario  y  Julián Daniel López Murcia, profesor, abogado  y miembro del Centro de Estudios de Derecho Internacional Francisco Suárez S.J. y del Consejo Latinoamericano de Estudiosos del Derecho, quienes han estudiado la problemática actual de los paraísos fiscales, han encontrado como elemento trascendental para entender los efectos tributarios de los paraísos fiscales, la dicotomía entre la consideración de la renta obtenida con base en la residencia y con base en la fuente. 

En términos prácticos, si una persona residente o domiciliada en Colombia obtiene directamente su ingreso en el exterior, este ingreso se debe imputar a la renta del correspondiente período fiscal en que se generó; pero, si dichos ingresos no los obtiene ella, sino una sociedad ubicada en un paraíso fiscal, dichos ingresos no se entienden obtenidos por dicha persona residente o domiciliada en Colombia, sino por la persona jurídica ubicada en el paraíso fiscal y, por ende, no entrarán a formar parte de los ingresos base de la renta gravable en Colombia, señalan los autores del estudio.

La lista 

Es así como  en el estudio, cuestionan el hecho que  por razones desconocidas, hasta el momento Colombia no tiene una lista de las jurisdicciones que el vecino país considera paraísos fiscales.

Al preguntársele al director de la DIAN  sobre ello respondió que Colombia no desea hacer esa categorización  de un país hermano, con el cual tenemos  todo tipo de intereses y relaciones muy profundas. Estamos tratando de lograr discusiones por el bien de ambas naciones, para ordenar algunos temas de sobre actores ilegales que le hacen mucho daños a la democracia, tanto a la Panameña como a la colombiana, dijo el director de la DIAN.

Finalmente,  Schomberger  y López Murcia consideran que  el esfuerzo de Colombia, como el de los demás Estados, debería dirigirse a lograr acuerdos efectivos de colaboración e intercambio de información, no solamente para evitar la utilización de dichos territorios con finalidades pura o fundamentalmente fiscales, sino para combatir el l avado de dinero.

Reacción panameña

En Panamá esta situación ha tomado por sorpresa a las autoridades locales, el director de la Dirección General de Ingresos (DGI), Luís Cucalón,  expresó que al no haber concluido el año fiscal no cuenta con información sobre las declaración de renta del 2011de las empresas y por ende no tengo idea de lo que está hablando el director del DIAN.

El funcionario panameño destacó que todas las inversiones extranjeras que llegan a Colombia tienen que registrarse en el Banco Central de ese país y tanto la DIAN como el Dirección Administrativa de Seguridad (DAS) tienen los medios para evaluar la procedencia  de esos fondos.

Cucalón, quien residía en Colombia antes de ser llamado para asumir la dirección de la DGI, dijo sentir un cariño especial por el país suramericano, pero enfatizó que ellos controlan la salida y entrada de capitales y para poder regresar como una inversión de una compañía extranjera tuvo que haber salido de Colombia en algún momento.

También dejó claro que en la actualidad Panamá tiene un sistema fiscal territorial y hasta lo que yo conozco no tenemos ningún tratado con Colombia como es el caso de Uruguay con Argentina.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias Colombo-Panameña, Eduardo Cristo Suárez, manifestó la razón del incremento de las inversiones tiene que ver con que muchas empresas de Europa y Asia que tienen filiales en Panamá están extendiendo sus inversiones  a Colombia aprovechando la cerca que están las capitales de ambos países.

Y también han notado que empresas colombianas que se han establecido en Panamá, al contactar el progreso que registra su país de origen, vuelven a abrir sociedades en Colombia, pero bajo el paraguas de la sociedad panameña.

Suárez explicó que en Colombia el sector minero colombiano se ha vuelto muy atractivo, lo que ha hecho que los inversionistas miren hacia ese sector, pero descartó que en todo  este proceso se esté registrando lavado  de activos, como han hecho ver las autoridades del país suramericano.

El dirigente detalló que en ocasiones anteriores también se ha señalado que desde Panamá se  envían productos de contrabando, cuando en realidad el contrabando se produce en Colombia.

Suárez estima que unas 200 empresas colombianas operan en Panamá actualmente.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com