Colón Puerto Libre, llegó la hora de la verdad

La seguridad es el primer obstáculo a superar apara que el proyecto sea una realidad

manzanillo

La ciudad de Colón vivirá una metamorfosis total, cuando se implemente  el proyecto Colón Puerto Libre y  finalice el Proyecto de Renovación, que se realizará con  una inversión de $500 millones, que incluye la  construcción de  5.000 viviendas y la rehabilitación de edificios históricos.

El tema de Colón Puerto Libre es una vieja aspiración de los colonense, y que empezará a debatirse en los próximo días, luego que el pasado 18 de julio el ministro de Comercio e Industrias (Mici), Melitón Arrocha, presentó ante el Pleno de la Asamblea Nacional de Diputados, el proyecto de modificación de la Ley 29 de 30 de diciembre de 1992, que nunca llegó a  implementarse.

Hoy, 23 años después, se realiza un nuevo esfuerzo por convertir este proyecto en realidad, y actualmente su futuro está en manos de la Asamblea Nacional de Diputados.

Pero habrá que cambiar muchas cosas en Colón para que esta iniciativa cristalice y prospere, principalmente las infraestructuras de la ciudad  y la seguridad.

Arrocha, destacó que el Gobierno está enfrentando este tema de manera integral, para que traiga más empleo y bienestar social a la provincia.

El funcionario prefirió no establecer una fecha precisa sobre la implementación del proyecto, pero destacó que todo dependerá de la forma cómo la Asamblea Nacional  de Diputados abordará el tema, ya que el Ejecutivo lo que ha hecho es presentar lo que considera es parte de la solución de los  problemas de Colón.

Esperamos que la propuesta que hemos hecho sean lo suficientemente buenas para que sean adoptadas en el menor tiempo posible, precisó.

Las reformas deberán entrar en vigencia cuatro meses después de su ratificación, y entre otros elementos, permite a los extranjeros comprar libre de impuesto y sin monto determinado siempre y cuando los productos abandonen el territorio nacional, mientras que los panameños podrán comprar en las 16 calles hasta $1.000 cada seis meses libre de arancel de importación.

La ciudad de Colón la forman 16 calles, con una población de más de 34.000 personas, y está formada por dos corrimientos: Barrio Norte y Barrio Sur. Y  desde su fundación el 27 de febrero de 1852, su historia ha estado marcada por su estratégica posición geográfica.

Las Zona Libre de Colón (ZLC) se han visto afectada por situaciones que ocurren en los países vecinos, lo que ha llevado a que su modelo de negocio  tenga que  ser adecuado a las nuevas realidades del mercado.

Por lo que su cambio obligado es pasar de un modelo dedicado la compra y ventas de productos a un modelo basado  en agregar valores agregados  y a la operación de logística de distribución regional, una actividad que no es nueva, que nació con la zona franca, pero que ha pasado desapercibida,  por no ser una actividad tan rentable como la compra y ventas de productos, aunque si más sostenible.

Y la implementación del Puerto Libre le dará la oportunidad de llegar a un mayor número de compradores, sin las restricciones legales  actuales, por lo que con esta iniciativa, también se busca darle un nuevo impulso a su operación comercial.

Las expectativas de la actual administración gubernamental son grandes, y esperan que la Asamblea Nacional de Diputados apruebe las reformas a la Ley 29 lo más  pronto posible, al igual que  la modificación integral del Decreto Ley que regula  la actividad de la Zona Libre de Colón.

Entre las reformas que se introducirán a la Ley, se  estable en las 16 calles de Colón un sistema fiscal preferencial, se le otorga a los empresarios de la ZLC una serie de concesiones de carácter fiscal para el remozamiento de las infraestructuras, con la finalidad de establecer nuevos comercios y  que en conjunto con los $500 millones que invierte el Estado en el remozamiento de la ciudad y la construcción de viviendas se pueda posesionar  a la ciudad de Colón en un destino turístico internacional.

El presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de la Cadena de Abastecimiento (Apeca), Demóstenes Pérez, señaló que tal como se encuentra la ciudad de Colón en este momento no se puede implementar el Puerto Libre, y en su opinión  se requerirán de al menos tres años para lograr que pueda empezar a implementarse este proyecto.

Destacó  que es un proyecto que tiene sus beneficios, pero no es nada más poner la Ley en vigencia, sino más importante aún lo que podemos hacer para que se replique el modelo que hemos vistos en otras ciudades con  esquemas parecidos a Colón, como Curazo o Bahamas.

Por lo que el reto es convertir a Colón en un sitio agradable y atractivo para que los compradores locales e internacionales se interesen en ir a comprar.

Para hacer la ciudad atractiva para los compradores hay muchas cosas por hacer, hay que trabajar mucho en el tema de seguridad,  en el tema de las infraestructuras y motivar al comerciante para que salga de las fronteras de la ZLC e inviertan en nuevas infraestructura de ventas, detalló el dirigente.

La creación del Puerto Libre tendría un impacto directo en la generación de nuevas plazas de trabajo,   la construcción de nuevos locales comerciales y un incremento de la actividad turística, con todo el impacto que esto representa.

Las autoridades aún no han determinado el costo que representará el establecimiento de este proyecto, pero se trata de una actividad que podría  cambiar el actual rostro gris de la ciudad de Colón por un ambiente colorido y de mucha actividad comercial.

La principal preocupación de Pérez se centra en lograr mejorar el entorno de la ciudad para que se pueda atraer a los compradores, ya que no hacemos nada con vendernos a nosotros mismos, sino atraemos a los compradores extranjeros y que éstos se interesen, además en otras actividades turísticas que debemos potenciar.

Para mejorar el tema de la seguridad, tomando en cuanto los altos índices de delincuencia existente en esta ciudad hay que trabajar mucho  en la cultura general del residente de la ciudad para que tenga su menta abierta y  reciba de la mejor forma al visitante, pero  eso toma tiempo, advirtió Pérez.

En este momento la ciudad no  es atractiva como Puerto Libre, y ojalá  cuando culmine el Proyecto de Renovación tengamos una estructura un poco más atractiva, precisó.

Por su parte, Surse Pierpoint, gerente de la ZLC, sostuvo que el objetivo es que las ventajas que un comprador  tiene  dentro de la zona franca  las pueda encontrar  en  almacenes de la ciudad de Colón, lo que  complementará el  desarrollo inmobiliario que se dará  por el gasto  gubernamental en   restauraciones de edificios  tradicionales  y en  el ornato de la ciudad

Pierpoint destacó que este proyecto incentivará a los panameños a visitar al menos dos veces al año a  la ciudad de Colón, lo que tendrá un impacto directo  en los restaurantes, el transporte y los lugares de entretenimiento.

Raúl Moreira, exdirector de finanzas de la ZLC,  destacó  que hoy más que nunca se necesita implementar  el proyecto Colón Puerto Libre, porque se requieren  de  alternativas para revitalizar la actividad comercial en esta ciudad.

Moreira indicó que las respuestas a los problemas de Colón deben ser integrales, incluyendo el tema de la seguridad, que es fundamental para el éxito de Colón Puerto Libre, porque de nada valdrán las inversiones, sino este problema no se resuelve.

Igualmente señaló que la velocidad que se tome para la puesta en funcionamiento del proyecto dependerá del mecanismo que se adopte para su implementación.

Y en opinión de Moreria es importante la divulgación que se haga de lo que se está haciendo en Colón, para romper el esteriotipo de  una ciudad violenta y  los turistas, y en especial los que llegan en crucero, bajen sin ningún temor.

Las autoridades apuestan a que el proyecto genere un número importante de puestos de trabajo y atraiga inversiones millonarias a la provincia. Mientras que los colonenses aspiran a que la ciudad vuelva a convertirse en la Tasita de Oro, que un día fue,

Han pasado 23 años desde que el entonces Legislador y ya fallecido, Alonso Fernández, presentó el proyecto de Ley Colón Puerto Libre, y ahora bajo nuevas circunstancias con un país en crecimiento y una zona franca  en crisis se espera que esta vieja aspiración se haga realidad.   

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL