Comenzó la cuenta regresiva en el contrato entre el Estado y OPC

La empresa ha participado en más de 600 incidentes de contaminación, tanto marítimos como terrestres

El administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Jorge Barakat, dijo que la entidad evalúa varias alternativas para cuando culmine el actual contrato para el servicio de control de contaminación  entre el Estado y la empresa Ocean Pollution Control (OPC) en diciembre del presente año.

Las palabras de Barakat se dieron en el marco de la rendición de cuentas para el sector marítimoportuario 2016. Las alternativas que se evalúan son: Convocar a una licitación para el servicio de control de contaminación tanto en el Pacífico como en el Atlántico o dividir en dos el servicio, de forma que una empresa brinde el servicio en el Pacífico y otra lo haga en el Atlántico.

Una tercera alternativa que también es evaluada por la AMP es otorgar licencia de operación para prestar ese servicio. Sin embargo, la entidad tendría que establecer los parámetros mínimos requeridos para la prestación de dicho servicio por parte de las empresas interesadas.

Recientemente la empresa OPC confirmó a Capital Financiero que su contrato vence este  3 de diciembre de 2017 y que estaría dispuesta a participar en un posible proceso de licitación.

El Reglamento que regula la emisión de Licencias de Operación fue aprobado por la Junta Directiva de la AMP el 21 de enero de 2008 y en dicho documento se definió que la licencia de operación sería una autorización que expediría la entidad a las personas interesadas en la prestación de servicios marítimos auxiliares dentro de los distintos recintos portuarios del país y en las áreas donde la AMP ejerce su competencia. Estas licencias tienen una vigencia de 10 años, prorrogables.

El pasado 30 de noviembre, en un comunicado emitido por la AMP en que se cita al administrador Barakat la entidad dijo que por medio de un periodo de consultas y a través de los próximos encuentros entre ambas partes (sector privado),  se trace una hoja de ruta consensuada para que la elección de la próxima concesionaria, a través de un proceso de licitación transparente,  se desarrolle por medio de una fórmula que cumpla con los requisitos establecidos por la ley, pero que de igual manera sirva y satisfaga a las industrias marítimas auxiliares y a las embarcaciones  que arriban a nuestros puertos.

OPC es una empresa panameña, que tiene contrato de concesión suscrito con la extinta Autoridad Portuaria Nacional (APN) en 1997 para  realizar la limpieza de contaminantes provenientes de fuentes terrestres y marítimas dentro de las aguas territoriales de la República de Panamá.

Además, OPC fue autorizada en dicho contrato a la recolección y disposición final de contaminantes, desechos, basuras, sentinas recogidas desde los barcos fondeados en aguas territoriales panameñas, causados por derrame de hidrocarburos o desde camiones cisternas u otros medios dentro de los recintos portuarios, incluyendo los otorgados en concesión a operadores privados, entre ellos, Balboas, Cristóbal, Coco Solo, Manzanillo, Bahía Las Minas, esta última función en cumplimiento del Convenio Marpol 73/78.

De acuerdo con la empresa, desde esa fecha hasta el presente han participado en más de 600 incidentes de contaminación, tanto marítimos como terrestres, prestando servicios directos a sus clientes a requerimiento específico de estos.

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL