Comer saludable en la escuela

Comer saludable en la escuela

La lonchera escolar constituye entre el 10% al 15% de los requerimientos alimenticios del día

School lunchboxes

Oficialmente este lunes inició el nuevo año escolar y como siempre es necesario tener muy presente la alimentación de nuestros hijos en esta época, que es tan exigente para ellos.  Con todos los cambios que los infantes presentan a medida que van creciendo es importante tener  siempre en cuenta cuáles son los alimentos que les brindan todos los nutrientes y energía durante el día.

Un platillo atractivo para los niños debe ser colorido, por eso Capital Financiero le recomienda medidas fáciles y accesibles para mejorar la alimentación de los más pequeños de la casa.

La nutricionista Fanny de Cardoze recomienda  que la alimentación sea variada para que el niño reciba las calorías, vitaminas y minerales que necesita para un desarrollo armónico. Por ejemplo,  la leche y  el yogurt descremados o semidescremados, ya que contienen menos grasa y, a su vez, proporcionan las energías, proteínas, calcios, vitaminas y minerales que necesita el cuerpo.

Para disminuir el consumo de azúcar, es conveniente buscar un sustituto que endulce los cereales, las frutas u otros  alimentos, por ejemplo, se puede utilizar la sucralosa, que puedan ser consumidos por los niños con seguridad.

La nutricionista sostiene que los niños tienen más necesidades energéticas que los adultos y  el número de calorías que debe recibir diariamente se puede calcular con la regla de Lawrence: 1000 kcal + 100 kcal/año. 

Aunque se utilicen alimentos adecuados, hay que vigilar también la cantidad, porque un exceso puede causar problemas, advirtió de Cardoze.

Alimentación

La alimentación de un niño debe ser muy balanceada para garantizar su crecimiento y desarrollo, debe contener suficiente hierro para evitar la anemia ferropénica, incluyendo carnes, pollo y pescado. También es importante el aporte óptimo de nutrimentos para la formación de dientes fuertes y encías sanas.

Los postres y los alimentos dulces se consumirán con poca frecuencia en las comidas para reducir la producción de caries.

Se le puede ofrecer alimentos bajos en calorías endulzados con sustitutos del azúcar,  para contribuir al control de peso, explicó la experta.

Además, es importante recordar que cuando se trata de niños, se deben evitar por completo la sopas instantáneas, refrescos gaseosos,  bebidas artificiales, platillos muy condimentados o con mucha azúcar, que aportan calorías vacías y no colaboran con una buena nutrición.

Es importante enfatizar en tres tipos de alimentos: Los energéticos (carbohidratos), los formadores (de origen animal) y los protectores (verduras y frutas).

Tenemos que tener presente que un refrigerio inadecuado puede perpetuar malos hábitos alimenticios  y generar a la larga desnutrición, sobrepeso, obesidad infantil y elevación de los triglicéridos y el colesterol.

Un dato importante

La lonchera escolar constituye entre el 10% y el  15% de los requerimientos alimentarios del día y su contenido y cantidad deben estar acordes con la actividad física que desarrolle el niño y el tiempo que permanezca en el plantel educativo.

Si la jornada es hasta el mediodía, será suficiente con que lleve uno o dos refrigerios, pero si se extiende hasta más tarde, se requerirá una comida adicional que le permita mantenerse hasta llegar a casa.

Cómo colocar la comida

Recipientes: Colocar los alimentos en envases que ayuden a conservarlos. Pueden ser pequeñas bolsas con zíper, papel manteca, de aluminio, plástico o bandejas para comidas. El agua puede ser hervida en casa y colocada en un termo.

Alimentos: Productos perecederos como el tomate se pueden enviar enteros para que el pequeño corte (con un cuchillo de plástico). El jugo de la naranja se puede congelar, los vegetales se colocan solos en un recipiente sin aderezos.

Por último, hay que tomar en  cuenta tres consejos que de seguro harán la experiencia más divertida.

Lonchera nutritiva

-Evitar las golosinas y comidas chatarras, incluir siempre frutas y snacks saludables como nueces, maní, almendras tostadas y granola, etc.

-Evitar las bebidas azucaradas, es preferible incluir los jugos 100% naturales, y que nunca falte el agua.

Lonchera divertida

-La presentación de los alimentos es de gran importancia, utilizar envases con los  personajes favoritos del niño. Evitar envolver el alimento en servilletas que se adhieran a él y lo hagan lucir poco atractivo.

-Utilizar moldes: Corazones, osos, flores, estrella y hasta dinosaurios, ideales para hacer más divertidos los pancakes, el sándwich o las frutas.

-Se puede  incluir de vez en cuando una sorpresa, por ejemplo, stickers o una nota de cariño: ¡Te quiero hijo! Esto lo hará feliz.

Lonchera segura

-Se deben lavar muy bien las  manos antes de comenzar a prepararla.

-Lavar las frutas y verduras antes de colocarlas en la lonchera.

-Utilizar envases herméticos para evitar derrames y contaminación.

-Lavar diariamente la lonchera.

-Evitar incluir frutas con semillas que puedan causar ahogamiento en el niño.

-No utilizar envases de vidrios. 

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia