Comer sano no amerita comer de más

Comer sano no amerita comer de más

Leoncio Vidal Berrío M.

lberrio@capital.com.pa

Capital

¿Podemos comer demasiado, aún de lo que es bueno? Esta es una pregunta que con frecuencia nos asalta al comernos por ejemplo, una gran fruta. Sabemos que las frutas son sanas, pero está bien comer mucho incluso lo que se considera muy saludable.

Dependiendo de qué es lo que nos preocupa, la respuesta podría ser sí. Los nutricionistas, con frecuencia se encuentran ante consultas de quienes aseguran que comen sano, pero no pueden bajar de peso. Es el razonamiento de quienes cambiaron, las papas fritas por las papas dietéticas. Pero se olvidan de contar que se comen la bolsa entera de una vez.

Si le preocupa estar comiendo  demasiado azúcar de las frutas, entonces yo diría que la preocupación es injustificada. La fruta es dulce por el azúcar natural que contiene, pero también aporta vitaminas, minerales, fibra y una gran cantidad de fitonutrientes saludables que actúan como antioxidantes, manifestó Susan Bowerman, consultora de Herbalife y especialista en Nutrición Deportiva.

Agregó la nutricionista que probablemente la persona no está cerca de consumir tanto azúcar como piensa. Y pone como ejemplo que una persona necesitaría consumir una cuarta parte de una sandía grande para que coincida con el azúcar en un refresco de tamaño mediano, lo que equivaldría a mucha sandía.

Si le preocupa estar exagerando con una vitamina o mineral en particular, puede quedarse tranquilo también. De acuerdo con la asesora de Herbalife, el cuerpo humano está diseñado para disfrutar de una amplia gama de alimentos. Así, siempre y cuando su dieta esté bien balanceada e incluya una variedad de alimentos enteros, la persona se vería en apuros para consumir demasiado de cualquier vitamina o mineral. Simplemente, no sería capaz de comer los alimentos suficientes para consumir una dosis mayor a la indicada.

Para la nutricionista Fanny de Cardoze, aunque lo que se coma sea saludable no es recomendable comer bastante porque aunque sean alimentos saludables y nutritivos, contienen calorías y por lo tanto pueden afectar el peso corporal.

Comer mucho de algún alimento saludable puede afectar la salud. Por ejemplo: Una persona que sufra de colesterol elevado y le dijeron que tomara avena, y si consume avena dos y tres veces al día, puede aumentar los niveles de azúcar y aumentar de peso, explicó.

Agregó Cardoze que la porción de alimento ingeridos por una persona va a depender sobretodo de la edad y la actividad física del individuo.

Por otro lado, Bowerman afirmó que mientras sea muy poco probable que la persona pueda comer demasiado de un nutriente en particular; sin duda, sí puede estar ingiriendo demasiadas calorías. Y es aquí donde la respuesta a la pregunta es sí: Puede comer sano, pero no comer demasiado.

Bowerman manifestó que ha tenido pacientes que tomaron grandes cantidades de calorías de las fuentes menos pensadas: alimentos que son saludables o bajos en calorías, simplemente porque comieron demasiado.

Tuve un paciente que comía tarro tras tarro de pepinillos; otro consumió más de 200 calorías al día por mentas para el aliento. También tuve un paciente que satisfacía su deseo de papas fritas mascando pasta en seco, sin cocinar y sin grasa, para una suma de alrededor de 450 calorías adicionales al día, comentó.

Sobre las frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y productos lácteos sin grasa, dijo que tienen muchas menos calorías por bocado y logran más sensación de saciedad, que la comida menos saludable que está llena de grasa y azúcar. Las proteínas mantienen el hambre a raya. La fibra y el agua en los alimentos vegetales nos ayudan a llenarnos.

Sin embargo, también es importante tomar en cuenta que el cuerpo humano tiene la capacidad de comer muchas más calorías de las que quema. Así que no hay que asumir,  que el tamaño de la porción no importa mientras esté consumiendo sólo alimentos saludables.

Incluso la fruta puede sumar. Si usted realmente comió la cuarta parte de una sandía, le costaría alrededor de 350 calorías. La granola sin grasa puede ser saludable, pero eso no significa que se deba comer de un recipiente grande. Cuando se trata de calorías, puede de hecho, obtener demasiado de algo bueno, concluyó la especialista.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL