Comercio electrónico alcanza los $330 millones

El 70% corresponde al  negocio de retail y el restante 30% a viajes y turismo

Brayan Peralta web

Las nuevas tendencias que buscan adaptarse a las necesidades de los tarjetahabientes y a los comerciantes a nivel global, ahorrándoles tiempo y dinero,  ya están dando sus primeros frutos y de manera positiva.

Se trata del comercio electrónico, que  permite comprar por medio del Internet de forma rápida y segura, sin necesidad de ingresar su información confidencial cada vez que realice  una compra, pago o envío a los comercios o entidades financieras.

Y este tipo de negocio se ha desarrollado  en Panamá por ser un país estratégico que ofrece un entorno  tecnológico ideal, indicó Brayan Peralta, director senior de Comercio Electrónico de Visa para Latinoamérica y el Caribe, en entrevista con Capital Financiero. 

¿Por qué Panamá es un mercado estratégico para Visa Inc. en materia de  comercio electrónico?

-Panamá es un mercado donde el comercio electrónico viene creciendo bastante. Prueba de ello es el crecimiento de este indicador a nivel de América Latina, que entre el  2011 y el  2013 creció  un 54,8%, lo cual representa una oportunidad muy grande que permite que tantos clientes, comerciantes y entidades financieras se beneficien del desarrollo de este canal.

Y en el caso particular de Panamá, el mercado cerró el año 2014 con un saldo de transacciones por el orden de los $330 millones, lo que representa un incremento de 15,5% comparando las cifras entre  el 2011 al 2013. Esto  significa que obtuvo un crecimiento sostenido que se ve reflejado en los indicadores económicos como  retail, viajes y turismos, que  fueron los componentes más grandes.

Por ello, el 70% del monto total que se negoció en el mercado panameño proviene del negocio de retail y el otro 30% se registró en viajes y turismos, estos dos últimos involucran las compras de tiquetes aéreos y hospedaje en hoteles.

-¿Cuál es el potencial de Panamá en comercio electrónico?

-En este país hay muchos potencial, y por eso es que  se le llama el hub comercial y financiero de las Américas, lo que  ha generado circunstancias interesantes como, por ejemplo, un mercado bancario muy dinámico, al igual que muchos establecimientos comerciales consolidados en el mercado que tienen años de estar operando, desde que el Canal de Panamá inicio sus operaciones.

Además de la cantidad de bancos nuevos que se han interesado en operar en esta plaza, lo que hace al país más dinámico y provoca una fuerte competencia entre todas las entidades financieras por capturar la mayor parte  de los consumidores.

Esto significa que desde el punto de vista de los medios de pagos,  los nuevos  productos provocan una diversificación de oferta para el consumidor panameño,  quienes tienen una gran disposición para utilizar los medios de pagos electrónicos, por  encima de los demás países de la región  centroamericana.

Y lo más importante del mercado panameño es que cuenta con un consumidor muy educado en cuanto al uso de pago por medio del comercio electrónico, pero  a la vez hay una gran penetración del uso del efectivo, lo que llamamos el consumo

privado del panameño. A pesar  de contar con una banca agresiva, muchos productos disponibles y con clientes con más de tres tarjetas de crédito y capacitados para hacer uso del comercio electrónico, la mayoría de ellos manejan una cierta cantidad de dinero en su billetera, lo que significa que el efectivo sigue siendo el medio de pago preferido en el país  y esto no  solo se ve  en Panamá y América Latina, sino a nivel global.

Por ello, vemos que el comercio electrónico es una oportunidad importante para desplazar el efectivo, porque cuando se realiza una transacción por medio del Internet el efectivo no tiene aceptación, sin embargo, la tarjeta si.

-¿De qué forma Visa Inc. motiva  a sus clientes para que  remplacen el uso  del efectivo?

-Nuestro principal objetivo es brindarles a los clientes diferentes opciones de pago electrónico, ya que  en la medida que el cliente utilice los  medios de pagos se dará cuenta de todos los beneficios que obtiene.

Pero mientras tanto, Visa Inc. se mantiene a la vanguardia utilizando las nuevas tecnologías para crear nuevos productos y valores agregados, con el fin de motivar a los clientes para que  poco a poco remplacen  el uso del efectivo.

Un ejemplo particular que ofrece el comercio electrónico a los tarjetahabientes es poder comprar productos y pagar servicios desde su casa, oficina o viajando, generando  ahorro de tiempo y dinero, al  no tener que formar largas filas en los establecimientos comerciales y entidades financieras.

-¿Qué representa el comercio electrónico para Visa Inc.?

-Como canal, el comercio electrónico es muy estratégico para Visa  por varias razones: Es el canal que mayor crecimiento está registrando en el mundo, lo que representa mucho para Visa, porque cuando una empresa de tecnología incursiona en la industria de medios de pagos, nosotros  siempre buscamos  la manera  de contribuir al crecimiento de los negocios, al desarrollo de la economía  y a que cada vez más personas se beneficien del comercio electrónico haciéndole más fácil su vida.

– ¿Qué estrategias implementaron   para convertirse en la marca preferida en Panamá?

-Primero asegurándonos que tenemos una propuesta de valor lo más robusta posible y que les ayude a nuestros bancos emisores a ofrecerle el mejor servicio a sus clientes, porque las entidades bancarias que operan en Panamá cuenta con una amplia gama de clientes, por lo cual nuestra gama de producto va desde las tarjetas pre-pagadas, que pueden servir para un segmento de planilla o de nómina que no tienen grandes recursos financieros, pero que pueden ser un medio de pago electrónico y tienen todo el derecho,  hasta una tarjeta Visa Infinity que está dirigida al segmento de clientes de mayor poder adquisitivo. Aunque hay que resaltar que entre las tarjetas de crédito bajo la marca Visa que reflejan el mayor crecimiento están la clásica, oro y platino. 

-¿Qué mide el Índice de
e-Readiness?

-Este índice compara el nivel de preparación para el comercio electrónico de varios países de la región  en relación a un país modelo fuera de América Latina (Francia).

Y su preparación se basa en cinco condiciones claves: La conectividad monetaria, ya que mide y relaciona el poder adquisitivo de los consumidores con su acceso a productos financieros; el acceso a dispositivos, porque mide la adopción de tecnología que permite a los tarjetahabientes acceder a Internet; la conectividad online,  mide la situación y el acceso a Internet entre los clientes; además de la presencia de comercio electrónico midiendo el gasto que los usuarios realizan por Internet y la fortaleza de los minoristas en el canal y la logística en tierra, que mide la capacidad de un país para enviar y manejar bienes.   

Karelia Asprilla
Karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia