¿Cómo confeccionar una hoja de vida?

¿Cómo confeccionar una hoja de vida?
Recuerda nunca mentir en tu hoja de vida, puede abrirte las puertas en un principio pero te las vas a cerrar en lo consecuente.| Pixabay

La función última de la confección de una hoja de vida es abrirte las puertas para que puedas tener la posibilidad de entrevistarte con la empresa a quien se la estás enviando, por ello, es crucial tomarse el tiempo y la atención necesarios para desarrollarla de modo tal que juegue en favor de tus intereses.

Es pertinente que para efectos de este análisis subdividamos los datos de relevancia a recalcar en aspectos de forma y de contenido, el primero se refiere a la presentación visual de tu hoja de vida la cual ha de ser lo más agradable posible con miras a que el reclutador te busque

Si la forma del currículo no es adecuada, es probable que te tilden de desorganizado o descuidado, características que no juegan a tu favor a la hora de crear una imagen como persona empleable”.

Por otro lado, los aspectos de contenido de tu hoja de vida son aquellos datos crudos que debes colocar para captar la atención de tu futuro entrevistador, es importante cuidar las palabras plasmadas, pues de coincidir con la descripción del puesto que estás solicitando aumentarías tu probabilidad de ser llamado.

La forma

Los aspectos formales le darán la elegancia y seriedad que buscas para ir creando una imagen altamente profesional frente a tu futuro empleador, por ello debes cuidar primeramente la extensión, no debe ser mayor a dos páginas.

Las personas dedicadas al reclutamiento reciben centenares de hojas de vida al día, no podrían leer todas si tuvieran una extensión muy amplia y eso nos reduciría el acceso al puesto, o bien, extendería el proceso más por la gran cantidad de lectores del mismo que generalmente se implican para tomar la decisión de contratación.

Es importante cuidar el tipo de letra también, con modelos Arial o Calibrí tamaño once está bien, poner letras cursivas o muy grandes complica la lectura de las mismas y desmejora su presentación”.

Debes aprovechar el espacio ya que solo tienes dos páginas para darte a conocer, por lo que es aceptable utilizar los márgenes más pequeños que permite el programa de edición (generalmente Word) lo que debes cuidar es que el interlineado sea sencillo, no busques rellenar la página reduciendo el interlineado, no te ayudará para efectos de buena lectura de tu currículo.

Resaltados y negritas, solo los títulos de sección merecen ser distinguidos de esta manera, el nombre del cargo, la empresa, la duración del contrato son elementos que no se realzan de esta manera, solo con las mayúsculas correspondientes, las secciones tales como: I- Objetivos, II- Experiencia Laboral, III – Formación Académica, sí merecen distinguirse de este modo para que quede clara la diferencia entre una sección y otra.

Contenido

Estos son los que más van a determinar si te abren la puerta para una entrevista o no, por ello es un elemento crucial sobre el cual debes tener cuidado.

Primero, los datos generales, recuerda poner tu nombre completo, correo electrónico y número celular, tres elementos que no pueden faltar para poder contactarte, una nota con respecto al correo es que debes crear una cuenta que refleje profesionalismos, puede incluir tus iniciales y tu apellido con un número, pero debes evitar pseudónimos o bromas referenciales, pueden dar un aspecto muy informal a cualquier profesional.

Un orden tradicional sería objetivo, experiencia, educación, idiomas y software que manejas, no hace falta incluir referencias, la compañía hará el chequeo de referencias cuando lo crea pertinente”.

En tu experiencia laboral debes incluir tus trabajos del más reciente al más alejado de la actualidad, siempre es importante una breve descripción de lo que hacías en cada puesto, de modo que el entrevistador pueda identificar si has tenido la experiencia que requiere.

No es indispensable que en la formación académica incluyas secundaría y/o primaria, los títulos relevantes son tu licenciatura y maestría (s), recuerda colocar la entidad de la que las obtuviste y no olvides poner la fecha de graduación, le sirve al entrevistador para tener una idea de tus años de educación.

Idiomas es un punto que tiende a confundir, muchas veces ponemos español, pero este apartado es para idiomas adicionales a tu lengua madre, para que el entrevistador pueda ver si te puedes comunicar en algún idioma que no sea tu lengua nativa, siempre es preferible el inglés para las organizaciones a nivel mundial, por ser el idioma internacional de negocios, sin embargo; se valora toda lengua foránea que maneje el candidato.

Del mismo modo, la sección de software no hace referencia al manejo de plataformas de internet, se refiere a programas de gestión empresarial, Office, Peachtree, SAP, entre otros.

El candidato que los maneja, dependiendo de la empresa, puede tener o no una ventaja competitiva sobre los demás candidatos”.

Adicionalmente, recuerda nunca mentir en tu hoja de vida, puede abrirte las puertas en un principio pero te las vas a cerrar en lo consecuente, cuida tu ortografía, va a darle un toque profesional y gustoso a tu currículo.

Revisa las descripciones de puestos plasmadas en el internet, si utilizas la misma terminología que los oferentes de empleo dentro de tu currículo, estás creando la impresión de “este candidato tiene justo lo que necesito”, lo cual te llevará al objetivo primeramente citado de la hoja de vida, conseguirte una entrevista de trabajo.


El autor es Business Development Manager en ManpowerGroup

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL