¿Cómo leer las etiquetas nutricionales?

¿Cómo leer las etiquetas nutricionales?
La importancia de conocer cada sección de las etiquetas, es entender que cada producto viene con las porciones adecuadas para el consumo de cada persona| Archivo

Las etiquetas nutricionales son la clave para aprender a comer saludable. Cada alimento tiene su descripción y esta información permite clasificar por sección cada uno de los ingredientes que componen el alimento o producto, explicó Linzee De León, nutricionista del Centro Médico Paitilla. 

La importancia de conocer la sección de las etiquetas, es entender que cada producto viene con las porciones adecuadas para el consumo según la persona. Conocer estos componentes permite prevenir múltiples enfermedades, sin mencionar que ayuda a controlar el estilo de vida de las personas. 

Todos los productos clasifican sus componentes por porciones. El alimento o producto debe mostrar el tamaño de una porción recomendada por envase y para cuántas porciones alcanza. 

Tamaño de la porción
El tamaño de una porción está establecida en cada producto. En el caso de un cereal, la porción recomendada está establecida por tazas, usualmente este producto indica que una ración para una persona equivale a una taza de 30 gramos. Como ya mencionamos, los productos también muestran las porciones por envase, lo que permite saber cuántas tazas (en el caso del cereal) puede generar el producto. 

Calorías
La cantidad de kilocalorías es la cantidad de las calorías que posee el alimento. Usualmente los productos muestran las calorías que producen.

Continuando con el ejemplo de un cereal, las calorías de los 30 gramos que contiene la taza equivalen a 180 calorías, lo que indica que la cantidad de calorías que se ingieren dependerá de la porción que consuma. 

Es importante señalar que los productos que se consumen en conjunto con otro alimento, en este caso el cereal que normalmente se consume con leche, su etiqueta nutricional establecerá las calorías dependiendo del componente de la leche. Es decir, los 30 gramos de taza equivalen a 180 calorías con leche descremada. Si se consume con otros componentes (leche normal, leche con chocolate, frutas o azúcares) aumenta el número de calorías y ya no sería el mismo número establecido en la etiqueta nutricional.

Consumo recomendado
Usualmente todos los alimentos poseen proteínas, grasas y carbohidratos que por lo general son los azúcares que posee el alimento. 

De León explicó que existen alimentos que tienen establecido en la etiqueta nutricional el valor diario recomendado.  Los nutricionistas recomiendan siempre que las personas ubiquen la cantidad de sodio, carbohidratos, fibra, grasas totales, saturadas y grasas trans, ya que en la actualidad muchos de los alimentos contienen un  alto contenido de estos macro y micro nutrientes.

La Fibra dietética: La fibra es un componente importante en los alimentos, ya que permite una mejor digestión. El consumo recomendado de fibra en cada alimento debe ser de tres gramos. Para que un producto sea llamado alto en fibra, debe tener como mínimo cinco gramos de fibra. 

Sodio: La cantidad de sodio es muy importante para el consumo adecuado de alimentos, ya que a causa del exceso de este componente, muchas personas sufren de presión arterial. Un alimento es considerado alto en sodio cuando se pasa de 140 miligramos. El consumo adecuado debe ser de  menos de 140 miligramos por porción. 

Azúcares o carbohidratos: Se considera que los alimentos son bajos en azúcares cuando tiene menos de 0.5 a 5 gramos por porción. 

Colesterol: El límite es de 20 miligramos y  lo ideal es que el consumo sea menor a este número.  

Grasa Total: Es importante que los productos tengan un límite de tres gramos de grasas totales. 

Grasa Saturadas y Grasas Trans: El límite de consumo de estas grasas debe ser de  un gramo o menos por porción. Lo recomendable es que los productos tengan 0%.

Es importante conocer los ingredientes y componentes de cada alimento para poder llevar una alimentación adecuada. Esto evitará enfermedades como diabetes, presión arterial, alergias y mejora la calidad de vida de los pacientes.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias