Cómo ser un anfitrión responsable con sus invitados

Cómo ser un anfitrión responsable con sus invitados
Según Educalcohol, un consumo moderado representa tres bebidas por ocasión para los hombres y dos para las mujeres, por las diferencias fisiológicas en el hígado y la cantidad de agua corporal| Archivo

No consumir alcohol en estas épocas de navidad y fin de año “no es algo ‘raro’ o anormal, es simplemente una decisión”, afirma Karla Sequeira, Directora Ejecutiva, de Educalcohol.

“Sin embargo, en América Latina no podemos perder de vista que el alcohol es parte de nuestra cultura.” Precisamente, para brindar información que permita tomar mejores decisiones, Educalcohol publicó la Guía del Anfitrión Responsable, para ofrecer opciones a los asistentes de una celebración, con el fin de que sea posible consumir con bajo riesgo.

Educalcohol busca sensibilizar sobre el consumo responsable y moderado en adultos y la prevención en menores de edad, con la premisa de que la ebriedad y la intoxicación no debería de darse en ningún momento. Para ello, insisten en el derecho que tiene una persona que no quiere consumir.

“En una fiesta de compañeros, todos están insistiendo en que los demás se tomen una cerveza o celebren juntos. Esa presión crea un ambiente pesado para el que no quiere tomar. Es importante que los que deciden hacerlo, sepan evitar consecuencias negativas para sí mismos y para los demás,” indica Sequeira.

Datos del alcohol
Educalcohol
asegura que entre los 20 y 40 años es la etapa más sensible para el consumo del alcohol, incluso hasta el 13 % de muertes en esa edad puede estar relacionada al consumo. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, al consumirlo todas las habilidades y capacidades se disminuyen: hay menor tolerancia y se requiere más tiempo para tomar decisiones.

Hay diferencias fisiológicas entre hombres y mujeres: los hombres tienen más enzimas en el hígado y más agua en su cuerpo. Cuanto menor sea la cantidad de agua, habrá mayor concentración de alcohol.

Recomienda un máximo de 3 bebidas por ocasión para hombres y 2 para mujeres, recalcando que el total de las bebidas no es acumulable.

“Esto es un máximo, no una “meta”.  Además, para un adulto sano, lo ideal es consumir alcohol máximo 5 días por semana.  Cada persona debe conocer sus límites. Si una mujer sabe que en la segunda cerveza ya se siente mareada, que respete sus propios límites. Nuestro hígado procesa un máximo de una bebida alcohólica por hora, entonces no podemos consumir más alcohol del que el cuerpo pueda procesar,” enfatiza Sequeira.

Una bebida estándar es 1 copa de vino (6 por botella), una cerveza de tamaño estándar o un licor destilado, según una medida de bartender.

La experta detalla que “en los países latinos tenemos mala educación en el consumo, y hacemos consumo nocivo en momentos específicos.

Guía del Anfitrión
Como parte de la información que Educalcohol ofrece a la población, publicó su Guía del Anfitrión Responsable.

Entre las principales recomendaciones destaca que el anfitrión siempre debe tener opciones de bebidas no alcohólicas, y agua. “Es indispensable que nuestros invitados tengan una mesa o algún sitio donde poner la bebida.

Está comprobado que la gente hace mayor consumo cuando tiene su vaso en la mano. También es importante dejar que la persona termine su bebida antes de ofrecerle otra. Si empezamos a rellenar los tragos y las copas, el que está tomando pierde el control de su consumo”, comenta.

La Guía del Anfitrión Responsable también menciona que antes de consumir alcohol, se debe ofrecer comida, ya que esto provoca una absorción más lenta del alcohol. Los bocadillos deben ser balanceados, y saludables, porque los alimentos muy grasosos o muy salados, provocan sed y se tiende a consumir más alcohol.

Si quiere descargar completa la Guía del Anfitrión, está disponible en este siguiente link.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias