Comunicar la ruta crítica… ¿sin brújula?

Comunicar la ruta crítica… ¿sin brújula?

Los medios no están destinados a publicar todo lo que comunica una organización

businessman hand working with modern technology digital tablet c

Cuando mal se comunican los proyectos, sin importar si son de carácter público o privado, lo primero en asumir es que ha fallado la comunicación, e inmediatamente la culpa recae sobre el especialista en esta materia que no captó ni la intención, ni el objetivo.

El siguiente ejercicio es que grupos interesados en ver cómo va la gestión, mande a medir la percepción ciudadana a través de estudios de opinión que, entre sus conclusiones, dejen de manifiesto que algo está mal y que el público lo percibe de esta manera. Al paso dado, los medios inician su dinámica de cuestionar los hechos y los analistas preparan sondeos cuyos resultados buscan provocar en el ciudadano su inminente reacción: Es que ellos no comunican bien lo que están haciendo, y como que perdieron la brújula.

El proceso de comunicación apuesta a la generación de un consenso que valide las acciones que son parte del plan de trabajo de la organización, entendiendo que las decisiones políticas, las capacidades técnicas y la estrategia comunicacional se deben alinear para obtener resultados satisfactorios.

Un porcentaje muy elevado del éxito en la comunicación depende realmente en el líder y su equipo cercano al poder. Por esta razón, el especialista en comunicación debe ser merecedor del respeto profesional de esta fraternidad, dadas sus habilidades profesionales, sentido común, capacidades de manejo político y terreno recorrido a través de la experiencia; es decir, uno más del grupo que entiende la línea.

Ahora, sabemos que la realidad supera, en muchos casos, la buena intención.

Las decisiones más importantes se comparten entre los actores organizacionales del más alto nivel y dejan al comunicador como un elemento muy táctico dentro de lo que ellos figuran que es la estrategia a seguir. De paso, el estilo de liderazgo, las decisiones tomadas, las fallas en la coordinación, la selección adecuada de voceros y la ejecución de las acciones, recaen en grupos que desde una perspectiva muy subjetiva propiciada por sus experiencias (porque me lo dijo mi esposa, lo leí en redes sociales, está en los medios o el feedback vino de afuera), hacen que la comunicación estratégica vaya cediendo dramáticamente ante la ansiedad por obtener resultados positivos inmediatos de parte del máximo líder.

En las organizaciones se deben tomar grandes desafíos, sobre todo evitando que la burocracia o la herencia organizacional se conviertan en excusas que abonan a la ineptitud. La base argumental de éxito tiene mucho que ver con hacer las cosas bien, en el tiempo políticamente oportuno, ofrecer soluciones a los grupos de interés y comunicar de manera adecuada para generar un buen clima de opinión.

La estrategia debe incluir todo riesgo comunicacional, validación social de las acciones a desarrollar, comprensión del escenario que la política defina y suficiente inteligencia emocional para dejar que la buena asesoría en comunicación ayude a construir alianzas sostenibles para beneficio de la organización.

Asimismo, debemos estar claros que los medios no están destinados a publicar todo lo que comunica una organización, pues se entiende que una organización seria comunica oportunamente, pero algo hace mal e impacta negativamente a la sociedad, es noticia.

El reto es ser promotor consistente de hacer las cosas bien, que exista fiscalización y rendición de cuentas con hechos demostrables, no con hitos cosméticos de comunicación. Asimismo, cuando vienen los acontecimientos inesperados, gestionar estratégicamente la crisis con la separación de equipos técnicos para solucionar el problema, y además de comunicación para mostrar de manera oportuna, responsabilidad, transparencia y trabajo en equipo.

El riesgo de no comunicar con la ayuda profesional idónea es sinónimo de pérdida.

Rainer Tuñón C.
Periodista y asesor de comunicaciones corporativas

Más informaciones

Comente la noticia