Confección de muñecos de año viejo: una costumbre panameña convertida en negocio y que cruza fronteras

Confección de muñecos de año viejo: una costumbre panameña convertida en negocio y que cruza fronteras
Víctor Álvarez es el creador de estos muñecos en el distrito de Chame. Este año, la figura de Román Torres fue la más popular.|El Capital Financiero

El mes de diciembre es sinónimo de trabajo para el artista plástico, Víctor Álvarez, quien tiene 26 años de edad y vive en el distrito de Chame, en la provincia de Panamá Oeste, confeccionando muñecos de algún personaje popular para ser quemados en la noche del último día del año.

Hace más de seis años, este joven notó que se estaba perdiendo esa costumbre panameña de “quemar muñecos” alusivos a personajes populares del año viejo para darle la bienvenida al año nuevo.

En el año 2010, Álvarez pensó en darle un nuevo giro a esa práctica popular, que no fue pensada como un negocio, sino como un momento de diversión para despedir el año que terminaba y darle la bienvenida al nuevo año.

En aquel momento, el artesano participó en un concurso de “muñecos de año viejo”, en el que ocupó el segundo lugar. Esa actividad fue organizada en el área de Bejuco, por el Instituto Nacional de Cultura (Inac).

Al año siguiente, llegaron a Chame personas que empezaron a preguntar por el precio de los muñecos y fue así como Álvarez se dio cuenta de que era un producto que se podía vender.

Sus inicios

Álvarez señala que cuando empezó a hacer los muñecos, los precios oscilaban entre los 50 dólares hasta 130 dólares, siendo la personificación de la llamada “Ley Zanahoria” el muñeco más popular en 2011.

Yo quería darle un toque más caricaturesco y gracioso, con cabezas enormes y el cuerpo chico o con elementos que identificaran a los personajes”,

Víctor Álvarez

Con aquel muñeco, el artista plástico llamó la atención no solo de medios de comunicación, sino de empresarios y políticos que empezaron a hacer pedidos. De allí empezó a confeccionar personajes como el muñeco del expresidente panameño Ricardo Martinelli.

Álvarez comenta que luego de hacer un muñeco del comediante americano Steve Harvey, quien en 2015 cometió el error de nombrar como ganadora del Miss Universo a Colombia cuando la reina fue Filipinas, su talento fue visto internacionalmente.

La foto de este personaje trascendió fronteras al hacerse viral por redes sociales en Colombia, El Salvador, Venezuela, México y Estados Unidos.

Internacionalmente, se habla de esta costumbre panameña, principalmente del área de Chame, y me siento orgulloso porque aunque nací en La Chorrera, desde los cuatro años me crié aquí”,

Víctor Álvarez

Solo de este personaje (Steve Harvey) se vendieron siete muñecos entre 150 dólares a 250 dólares cada uno.

Al siguiente año, los tres personajes más populares fueron: El muñeco del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro (q.e.p.d.) y del artista mexicano Juan Gabriel (q.e.p.d.). En el año 2016,  hizo 17 muñecos, de los cuales vendió 15.

Román, el mas popular de 2017

Decenas de personas que transitan por el área de Chame se bajan de sus autos a tomarse algunos fotos con los muñecos. |El Capital Financiero

Para este año, la figura estrella ha sido Román Torres, quien anotó el gol que permitió la clasificación de Panamá al Mundial de Rusia 2018.

Solo de este personaje, el artista plástico ha confeccionado 16 muñecos. También ha hecho personajes del técnico de la selección nacional de fútbol, Hernán ‘Bolillo’ Gómez; del presidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), Pedro Chaluja; y del mandatario Juan Carlos Varela, entre otros.

Los precios han oscilado entre los 150 dólares hasta 400 dólares cada uno. Esto incluye el trabajo del muñeco con el relleno, sin la pólvora para quemarlo en año nuevo.

La inversión de la pólvora la hace el cliente dependiendo de la cantidad que desea colocar de este explosivo. El artista señala que algunos han invertido entre el muñeco y pólvora hasta 800 dólares.

Este año, el negocio ha sido bueno, ya que invirtió alrededor de 300 dólares en 22 muñecos y logró ventas por arriba de los 4 mil dólares.

Confección

Álvarez explica que los precios de los muñecos cada año varían porque aumenta el costo de los materiales que utiliza para su confección.

No solo usa hojas de tallo seco para rellenar el muñeco, sino también ropa, hielo seco, pintura acrílica, aerosol, papel mache y esmalte.

La confección del cuerpo puede tomarle una hora con todo el material de relleno, pero la confección de la cabeza quizás es la parte más difícil, ya que puede tomar varias horas porque implica más detalles.

Álvarez es un ejemplo de una mente creativa y emprendedora y en la que muchos jóvenes pueden inspirarse para iniciar el año 2018.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias