Confianza para atraer inversiones y generar empleos

Confianza para atraer inversiones y generar empleos

La economía es confianza. Confianza en los consumidores para crear demanda de productos y servicios, y confianza en los inversionistas para satisfacer esa demanda de manera rentable y segura, para así generar empleos. 

Recientemente, el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), de la Contraloría General de la República, anunció una reducción en la Tasa de Desempleo, de 18.5% el 30 de septiembre 2020 a 14.5% el 30 de junio 2020, debido a que hay menos panameños buscando trabajo y la planilla estatal aumentó.

El número de desocupados disminuyó en 89,933 personas, de los cuales, 66,502 (74%) fue resultado de la reducción de la Población Económicamente Activa (PEA). Se generaron 23,431 empleos, pero hay 40,621 funcionarios más, es decir, el sector privado perdió 17,260 empleos.

El patrón ha sido el mismo a lo largo de la pandemia de coronavirus (COVID-19). Entre agosto 2019 y junio 2021 se perdieron 265,320 empleos y agregaron 71,730 funcionarios, es decir, el sector privado perdió 336,890 empleos formales. Como resultado de la pandemia, el empleo formal privado cayó 39%, la planilla estatal aumentó 24%, 129,997 panameños (as) dejaron de buscar trabajo y hay 579,568 recibiendo el Vale Digital del Plan Panamá Solidario (noviembre 2021).

Al colapso del empleo formal privado se agrega que la generación de nuevos empleos formales marcha lentamente. Entre enero y septiembre 2021, el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) tramitó 162,498 nuevos contratos laborales (75% temporales), 55% de los 296,050 tramitados en el mismo período del 2019, año en el que se generaron 52,040 empleos, todos informales.

El lento ritmo en los nuevos contratos laborales en Mitradel es síntoma de incertidumbre entre los inversionistas. El deterioro en el clima para las inversiones en el país se ha venido también manifestando a través del sistemático aumento en los niveles de informalidad en el empleo.

Antes de la pandemia (2009-2019), 52% de todos los empleos generados en el país fueron informales. El COVID-19 agravó esa tendencia. Entre el 2010 y 2020, 92% de los nuevos empleos fueron informales y el 8% restante fue producto de aumentos en la planilla estatal. En el 2020 había más de 777,000 trabajadores informales, cifra que aumentó en el 2021.

Hoy, el 68% de la fuerza laboral del país son informales y funcionarios.

También hay incertidumbre laboral. Según el Índice de Confianza del Consumidor Panameño (Iccp) de septiembre 2021, presentado por la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (Cciap), 43% de los panameños siente que perderá su empleo en los próximos seis meses, 7% afirma no tener trabajo y 28% no sabe qué va a pasar. Es decir, 4 de cada 5 panameños (as) se muestra pesimista con respecto a sus perspectivas laborales. 

La incertidumbre laboral es señal de cautela por parte de los consumidores a la hora de gastar y asumir nuevos compromisos, resultando en inhibición de un consumo que cayó en $600 millones mensuales. Si no hay consumo no hay ventas, sin ventas no hay ingresos, y sin ingresos no habrá empleo. 

El gobierno ha estado interviniendo en el mercado laboral de manera activa (aumento de la planilla estatal, 71,730) y pasiva, que incluye a los 129,997 panameños dejaron de buscar trabajo y dependen del Vale Digital, que se convierte en un potencial “desincentivo” a la búsqueda de empleo, particularmente en aquellos trabajadores que tenían bajos salarios, máxime teniendo en consideración que el 94% de quienes perdieron sus trabajos por la pandemia ganaban menos de $750 mensuales (20% ganaba menos de $450/mes)

Las decisiones en materia económica por parte del Gobierno han estado supeditadas a criterios sanitarios. La prioridad es la vacunación, no la generación de empleo. 

Crear empleo formal será un reto, pues dos de cada tres empleos generados en los últimos 15 años vinieron de 7 sectores con crecientes niveles de informalidad. Estos incluyen al comercio (47.2%), la construcción (58.9%), la industria (60.4%), la logística (59.5%), el turismo (52.1%), los servicios administrativos (52.4%) y la agricultura (74.5%). 

El Gobierno Nacional adelanta esfuerzos para atraer Inversión Extranjera Directa (IED), diversificar la estructura económica y generar empleos formales, explorando nuevas actividades económicas, incluyendo la minería, que es la actividad económica que menos empleo informal genera (7.2%, según el Inec 2019).

El “virus” de la incertidumbre se combate generando confianza. Primero, confianza en los inversionistas, proyectando a Panamá como un país seguro para invertir, con seguridad jurídica y reglas claras. Y segundo, confianza en los consumidores con respecto a su futuro laboral y la estabilidad de la economía panameña. La crisis laboral no ha tocado fondo. El “enemigo” no es el COVID-19, es el hambre.

René Quevedo
Asesor empresarial

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias