Conozca cómo planificar sus bienes patrimoniales

Conozca cómo planificar sus bienes patrimoniales
Para responder la primera pregunta, se debe hacer un inventario lo más detallado posible.| Cortesía

El proceso de planeación de patrimonio comienza con la respuesta a algunas preguntas básicas como ¿Qué?, ¿A Quién?, ¿Cuándo? y ¿Cómo?…

¿Qué?

Para responder la primera pregunta, se debe hacer un inventario lo más detallado posible de los bienes que constituyen su patrimonio.  Luego examine el tipo de bienes que tiene.  Los patrimonios pueden contener una diversidad de bienes que incluyen efectivo en una o más monedas en varios bancos, certificados de depósitos, portafolios de inversión, la casa familiar, una casa de playa u otro tipo de bienes raíces (fincas, por ejemplo), participación (acciones) en negocios de propiedad familiar o sociedades en participación, propiedades personales tales como joyas, arte, yates, ganado, etc. 

Los bienes deben entonces ser examinados con mayor detenimiento en el contexto del Plan de Patrimonio. ¿Las cuentas están en su propio nombre o a nombre de compañías, sociedades de responsabilidad limitada u otros vehículos? ¿Los bienes son divisibles y fácilmente convertibles a efectivo? ¿Los inmuebles están a nombre suyo, de sociedades o son compartidos? Escriba instrucciones específicas en relación a la administración de los bienes, tolerancia al riesgo, administración de las compañías, etc.

¿A quién?

La respuesta a la segunda pregunta es más fácil. Haga una lista de todas las personas y/o organizaciones sin fines de lucro a las que quiera cubrir necesidades o donar.

¿Cuándo?

Hay muchas consideraciones en relación a la pregunta de cuándo distribuir los beneficios.  La edad de los beneficiarios a menudo juega un rol en la determinación de esta pregunta, así como si está el beneficiario en la capacidad para administrar los bienes. Si hay menores de edad, debería nombrar un guardián para esos beneficiarios hasta que ellos alcancen la mayoría de edad. Si hay beneficiarios con discapacidad o que no se puedan cuidar por sí mismos o cuidar de manera competente sus finanzas, haga una nota a un lado del nombre de tal beneficiario.

¿Quiere dividir su patrimonio en porciones iguales para sus beneficiarios y dárselas directamente a ellos, o desea proveer a su conyugue de una suma mensual para sus gastos, pagar para la educación, gastos médicos y de sustento de sus hijos?  Escriba todos estos deseos y quien cree usted que pueda encargarse y ser responsable de cumplir con cada uno de estos.

¿Cómo?

Con la adecuada asesoría de una empresa fiduciaria, tanto un Fideicomiso o una Fundación de Interés Privado (FIP) pueden ser la solución para evitar un juicio de sucesión.  Una Sucesión Testamentaria puede ser un proceso largo y costoso, especialmente donde haya herederos que no estén contentos con su parte del patrimonio, o donde haya herederos que no estén en capacidad de recibir o administrar apropiadamente su herencia.

Aspectos importantes

Un Plan de Patrimonio le da a usted la capacidad de proveer para sus seres queridos por un período indefinido de tiempo después de que usted haya fallecido.

También se logra la protección de su patrimonio cuando usted planifica por adelantado, ya que la transferencia de bienes, ya sea un Fideicomiso o una Fundación; de hecho, transferirá el título legal de propiedad de su patrimonio personal, ya sea el fiduciario o a la FIP, como persona jurídica.

También puede haber ahorros significativos en impuestos y diferimientos de impuestos al usar los vehículos apropiados o herramientas de planeación patrimonial.

Una vez que los bienes que componen su patrimonio están apropiadamente estructurados, debería discutir con su compañía fiduciaria la administración y distribución de los bienes.

Deberá tener un conjunto de reglas que apliquen durante su vida y otras reglas que guiarán a su fiduciario en la administración y distribución a los beneficiarios una vez usted fallezca. Finalmente, es aconsejable revisar el Plan de Patrimonio a menudo, para asegurar que todavía es factible y cumple con el régimen fiscal aplicable.

La pluma invitada de ElCapitalFinanciero.com es:

Eduardo Morgan B. y Néstor Broce
Abogados
Morgan & Morgan

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias