Conozca cómo es la estrategia de Airbnb para incursionar en los países

Conozca cómo es la estrategia de Airbnb para incursionar en los países
En la plataforma de Airbnb, los viajeros encuentran alquiler de habitaciones a bajos precios; mientras que los anfitriones generan ingresos.| Cortesía Airbnb

El servicio que ofrece la plataforma de software de Airbnb, los bajos precios por el alquiler de viviendas entre particulares ha gustado tanto a sus clientes que ha llevado a la empresa crecer rápidamente en menos de 10 años, ya que tiene presencia en 192 países incluido Panamá. Así lo asegura, Abbey Stemler, profesora asistente de Derecho Comercial y Ética de Kelly School of Business de la Universidad de Indiana.

Stemler participó recientemente como expositora de la sesión ‘Regulación y el sector privado: Buenas prácticas regulatorias y los retos de la economía compartida’ durante la conferencia regional Cuentas Claras cuyo título fue ‘Gobierno Transparente en Colaboración con el Sector Privado’, organizado por el Banco Mundial y el Gobierno de Panamá.

A través de la plataforma de Airbnb, los viajeros encuentran alojamiento particulares y turísticos a precios bajos, y además los anfitriones generan ingresos. A esta estrategia de éxito de la economía colaborativa se le agrega el hecho de que sus miembros pueden calificar el servicio, es una forma de auto regularse, comenta Stemler.

‘Efecto de red’

La plataforma trabaja en lo que Stemler llama ‘efecto de red’, es decir que entre más personas utilizan el servicio de Airbnb, más usuarios van a querer probarlo y de esta manera sigue creciendo la empresa.

Estas empresas crecen muy rápido porque a los consumidores les gustan estos servicios, ellos mismos se autoregulan, ya que usan un mecanismo de retroalimentación del cliente en sí”,

Abbey Stemler

Un usuario califica a otro similar. Inicialmente hay pocos problemas porque los consumidores están contentos con la empresa, explica.

Falta de regulación

La docente señala que Airbnb ofrece una gran variedad de lugares en donde pueden quedarse los huéspedes y los precios están por debajo del mercado, porque evitan pagar impuestos y no están regulados por las entidades públicas.

Abbey Stemler,profesora asistente de Derecho Comercial y Ética de Kelly School of Business de la Universidad de Indiana. |ElCapitalFinanciero.com

Mientras que a los consumidores les encanta usar los servicios de esta plataforma, los reguladores o gobierno tienen temor porque no quieren hacer algo que es percibido como “no popular”, aduce.

“Cuando estas empresas llegan al punto en que van a ser reguladas por algún regulador, le piden que se haga basado en sus mecanismos de autoregulación”, aduce Stemler.

Sin embargo, comenta que Airbnb hay un problema y que es la plataforma tiene millones de usuarios, lo que hace difícil regular de forma independiente a cada una de estas personas.

Así que la empresa argumenta que nos sean reguladas, sino a la gente que usa la plataforma, ya que ellos son un sitio web de enlace.

Los gobiernos tienen un dolor de cabeza enorme con la regulación a estas plataformas y no saben qué hacer”,

Abbey Stemler

Asegura que empresas como Airbnb argumentan a su favor que si algo es nuevo o innovador que los  gobiernos los dejen crecer. Sin embargo, llega el punto en que estas compañías se desarrollan tanto que se empiezan a dar problemas de competitividad y de seguridad para el consumidor  por lo que el regulador debe entrar para establecer reglas.

Caso de la ciudad de San Francisco

Stemler explica que aunque parezca difícil es posible establecer regulaciones, tal como ocurrió en la ciudad de San Francisco, California, Estados Unidos.

En esta ciudad se dieron problemas porque el precio del alquiler de habitaciones estaban subiendo por causa de Airbnb y los reguladores establecieron un límite para el número de personas que pueden alquilar habitaciones y solo es posible hacerlo en un lugar o espacio determinado.

Estas personas que ahora ofrecen estos servicios de alquiler también necesitan una licencia de parte del municipio de la ciudad.

“Ahora Airbnb está ayudando a la ciudad a San Francisco para asegurar que todas las personas que ofrecen sus servicios tengan licencia. Ellos usan su plataforma y pericia para asegurar que las personas que ofrecen sus habitaciones pueden obtener su licencia de forma fácil a través de su sitio web”, sostiene.

Airbnb le interesó hacer esto para seguir con su negocio porque sabían que iba a llegar un punto en el que no tendrían oportunidad de seguir operando, sostuvo.

Notas relacionadas:  >>>Airbnb: ‘Queremos que el gobierno de Panamá nos vea como un aliado’

>>>¿Cómo funciona Airbnb?

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL