Consolidación bancaria a la vista

Consolidación bancaria a la vista

Cumplimientos impactan costos de los bancos, principalmente de los más chicos

Tablita emisiones

Acuerdos globales para la lucha contra el lavado de activos y financiamiento del terrorismo, Basilea, Foreign Account Tax Compliance Act (Fatca), Ley 23 del 27 de abril de 2015, guías de Gobierno Corporativo, entorno económico mundial de bajo crecimiento y mayores niveles de competencia son variables que están impactando en los costos de los bancos.

Los bancos de la plaza panameña, a pesar de operar en la economía de mayor crecimiento de la región con una perspectiva de 6,5% para este 2016, también deben incorporarse al nuevo marco regulatorio local, regional y global.

Moody´s Investors Service con el reporte: Banks- Central America. Asset risks amid tightening funding conditions, revisó la tendencias de crédito y riesgos de activos del negocio bancario en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Panamá y República Dominicana.

El analista de la calificadora de riesgo, Georges Hatcherian, confirmó la visión de otros reportes donde se expresa que Centroamérica es una de las regiones de América Latina con perspectivas positivas de crecimiento económico. Estimado en 4% en promedio, soportada por los desempeños de Panamá, República Dominicana y Costa Rica.

Lo anterior significa que la expansión de la cartera crediticia y de consumo se mantendrá, pero a la vez, Moody´s considera que los préstamos morosos y vencidos podrían aumentar y reducir gradualmente la rentabilidad que tienen los bancos en la actualidad.

En opinión de la calificadora de riesgo la tendencia alcista de las tasas de interés, combinada con las políticas monetarias de los países de la región, al igual que  Estados Unidos (EE.UU.) con el dólar, incidirán en los niveles de morosidad.

Además, bancos globales están dando por terminada las relaciones  con entidades de financiamiento a la pequeña y mediana empresa en la región, generando mayores riesgos de crédito y de pago. También el acceso a financiamientos en dólares estadounidenses, el flujo de remesas y los pagos transfronterizos, pueden verse limitados.

De acuerdo con reporte, una política monetaria más estricta de EE.UU. en 2017 tendrá un mayor impacto en El Salvador y Panamá por ser economías completamente dolarizadas.

Panamá

Respecto a Panamá, el reporte de Moody´s comparte la proyección económica de 6,5% para este 2016, pero advierte que se debe trabajar en los riesgos de reputación que han generados escándalos como los llamados Papeles de Panamá y el caso Waked.

Otros desafíos citados por la calificadora de riesgo para los bancos establecidos en la plaza panameña fueron: Pérdida de corresponsalías con bancos extranjeros y que los incrementos de costos por cumplimiento reducirá la ganancia de los bancos pequeños. Visualizando a mediano plazo una consolidación en estos.

Entre las acciones positivas de Panamá para evitar el uso indebido de la plaza bancaria y del país, el reporte cita la aprobación de la Ley 23 del 27 de abril de 2015, la salida de la lista gris del Grupo de Acción Financiera (Gafi) y la introducción gradual de las norma de Basilea III de parte de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), que se aplicarán plenamente en el año 2019.

Moody´s indica que la intermediación financiera en Centroamérica es baja, en torno al 35% del Producto Interno Bruto (PIB) nominal, con la excepción de Panamá, donde el crédito interno equivale al 85% del PIB nominal.

Operan en la plaza bancaria de Panamá un total de 93 bancos, de estos 49 tienen licencia general, integrados por 29 bancos extranjeros y 18 bancos panameños privados. Más dos entidades bancarias estatales.

Las cifras a junio de 2016 de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) indican que la cartera crediticia del Sistema Bancario Nacional (SBN- bancos con licencia general) estaba situada en $62.913,6 millones, que en comparación con igual período del 2015 representa 7,23% de crecimiento. En cambio los depósitos captados en el mismo período se fijaron en $73.499,8 millones, con un aumento de 5,26% en relación con junio del año pasado. Durante estos primeros seis meses los créditos otorgados crecieron  7,23% y los depósitos lo hicieron a 5,26%.

En cambio los créditos internos a junio de 2016 se ubicaron en $46.798,5 millones, lo que representa 10,56% superior a los $42.330,2 millones a igual período del 2015. A su vez, los depósitos internos aumentaron 7,70% durante el primer semestre del 2016 al ubicarse en $50.469,4 millones.

En este caso los depósitos internos crecieron a una menor tasa (7,70%) en relación con los préstamos (10,56%).

En cambio las cifras del regulador bancario para la Banca Panameña Privada (BPP), revelan que la cartera de crédito a junio de 2016 se ubicó en $25.545,2 millones, que en comparación con igual período del 2015 representa un aumento de 10,91% y los depósitos captados aumentaron 7,92% al fijarse en $27.118 millones. La cartera de crédito creció 10,91% en los primeros seis meses de 2016 y los depósitos lo hicieron a 7,92%.

Entre tanto, la cartera crediticia interna de la BPP aumentó 11,65% a junio del 2016 a $23.190 millones y los depósitos internos aumentaron 8,61% al situarse en $23.258,1 millones. Durante los primeros seis meses del 2016 la cartera de crédito interna creció 11,65% y los depósitos internos 8,61%, revelan las estadísticas de la SBP.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia