¿Constituye Moín una competencia para los puertos panameños?

¿Constituye Moín una competencia  para los puertos panameños?
Le permite a Costa Rica tener conexiones directas con Asia y Europa| Archivo

El tránsito internacional de carga y los servicios de trasbordo en Panamá, progresivamente podrían experimentar alguna desviación, ante la reciente entrada en servicio de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM) en Costa Rica.

Moín está a cargo de APM Terminals,  filial de la naviera danesa A.P. Moller-Maersk, la más grande del mundo.

Leroy Sheffer, especialista en temas de comercio y logística,  recordó que Costa Rica es líder en exportaciones en Centroamérica: “Al cierre del año 2017 exportó $10.6 billones, el  42%  correspondió a alimentos y materia prima”. 

Destacó que con estos números la terminal de Moín parecía necesaria y un proyecto que muy rápidamente debería mejorar la relación de comercio exterior que posee Costa Rica con los 150 destinos de sus exportaciones.

Sheffer reconoció  que “el tránsito internacional de carga y los servicios de trasbordo en Panamá, progresivamente podrían experimentar alguna desviación”, ya que por primera vez “nuestro vecino tendrá conexiones directas con Asia y Europa, sin necesidad de hacer escalas o trasbordos”.

Indicó  que el Acuerdo entre Costa Rica y China contempla cláusulas de transporte directo, para mantener las preferencias entre uno y otro país. 

Esta terminal podría consolidar nuevos negocios que incluyan servicios logísticos en los que Panamá lleva décadas de experiencia”.

Propone que el sector de transporte de carga revise sus planes estratégicos, analice temas como educación y riesgos reputacionales y se modernice el esquema de toma de decisiones para la Estrategia Logística 2030 y el Plan Maestro para Logística y Transporte en la Zona Interoceánica.

“El  Canal de Panamá y la oferta única país tiene que jugar un rol importante en los próximos años, para lo cual la promoción del Reglamento de Concesiones y las iniciativas privadas contempladas serán claves”, indicó el especialista.

Advirtió que la Zona Logística de Carga de Tocumen, “proyecto ambicioso anunciado hace seis meses, no despega” dejando en “espera” a la plataforma logística y corriendo el riesgo que otros aeropuertos de la región se adelanten.

Por su parte, Jorge Luis Quijano, administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), dijo a Capital Financiero que Costa Rica no es un centro logístico como Panamá, sin embargo, “hay que estar alertas y conscientes de lo que está haciendo el mundo alrededor de nosotros”.

Indicó que  no solo se trata de Costa Rica, sino también de Colombia, que cuenta  con dos puertos muy fuertes, que crecieron a la par de la ampliación del Canal de Panamá.

Resaltó Quijano que el 70% de la carga de Colombia es natural, contra el 30% de trasbordo mientras que en Panamá mas del 90% es todo trasbordo, de allí la necesidad de potenciar proyectos logísticos que permitan recoger contenedores, añadirles valor a su carga y exportarlos como carga natural del país.

“Panamá tiene en el Atlántico tres puertos (y  un cuarto en construcción en Colón), trece muelles para contenedores y 45 grúas, mientras Moín es un puerto con dos muelles y seis grúas. Es evidente que es un puerto pequeño comparado con Panamá”, dijo Rommel Troetsch, expresidente de la Cámara Marítima de Panamá  (CMP).

Señaló que Moín es un puerto local que depende de la carga generada por Costa Rica.

Sin embargo, Troetsch  reconoció que ese puerto le podría quitar a Panamá algo de carga de trasbordo en el Atlántico.

Se inclina por revisar el modelo portuario de trasbordo porque ha estado perdiendo carga ante México y Colombia.

Troetsch insistió en la necesidad de aumentar la capacidad portuaria en el Pacífico, para lo cual se debe construir  el puerto de Corozal.

Por otra parte, advirtió sobre el efecto de las huelgas portuarias y la pertinencia de establecer un régimen de arbitraje obligatorio, tanto para los  puertos como para los aeropuertos, porque un complejo logístico  no se puede paralizar.

Por su lado, Demóstenes Pérez, expresidente del Consejo Empresarial Logístico (Coel) y experto en cadena de suministros, sostuvo que “es importante entender que Panamá no vende un servicio portuario, vende una plataforma logística. Hablamos de plataforma contra plataforma y no de puerto contra puerto”.

Resaltó que si bien el puerto está a cargo de la operadora de Maersk “ningún país en la región tiene el potencial para restarle competitividad logística a Panamá”.

Pérez reflexiona que Panamá tiene entre sus grandes tareas, para continuar jugando “su rol logístico global, ofrecer servicios de talla mundial”.

Panamá está obligado a proveer de inmediato una herramienta que permita dar visibilidad a la carga que pasa y llega al hub”, agregó.

El experto no ha escuchado a ningún candidato presidencial abordar el tema y, en la actualidad, la digitalización del Estado en este campo sí puede hacer la diferencia cuando se habla de competitividad del hub logístico.   

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com