Construcción liviana con mayor resistencia sísmica

Rendimiento comprobado por países como Japón.

Club de Experto Plycem 3

El tipo de sistema utilizado en una construcción, así como el grado de especialización de quien construye una obra, son determinantes para lograr el adecuado desempeño ante un evento sísmico y reducir los efectos negativos que pueden producirse con ellos, destaca la empresa Plycem.

El sistema de construcción liviana aporta ventajas significativas a países de gran actividad sísmica pues no solamente utiliza materiales menos pesados que los del sistema tradicional de bloque, arena y cemento si no que también tiene mejor rendimiento ante eventos sísmicos.

La explicación es sencilla: Un sistema que es rígido y fuerte puede romperse o dañarse más rápido ante un movimiento telúrico, pero por el contrario un sistema liviano evidentemente se mueve más, pero tiene un mejor desempeño, comentó Alfonso Estrada, gerente de Desarrollo Técnico de Plycem.

Los sistemas livianos se basan en estructuras metálicas que sirven para ensamblar las láminas de fibrocemento que además aportan resistencia a la humedad, hongos, plagas, incombustibilidad y que en conjunto sirven para dar forma a una remodelación o bien construcción ya sea residencial o comercial.

En Panamá, existe un Reglamento para el Diseño Estructural de cumplimiento obligatorio Ley creada en el 2004, la cual en su capítulo 4, hace referencia a las medidas que deben ser consideradas previamente  ante un sismo, cuyo cumplimiento en el diseño de los planos garantiza la protección de la vida humana. Dicha legislación aplica en el diseño y construcciones de edificios y estructuras similares que pudiesen verse sometidas a movimientos del terreno debido a sismo.

Al momento de construir en cualquier terreno y en especial en áreas como en la Provincia de Chiriquí, en donde se dan regulares movimientos sísmicos, se hace necesario evaluar todas la condiciones del área y que se contemple el diseño para construir estructuras resistentes a movimientos de tierra y hasta a fuertes vientos, hasta las condiciones del suelo, donde se va a construir.

Los sistemas de construcción liviana pueden llegar a pesar hasta 75% menos que un sistema tradicional, de ahí el excelente desempeño que tiene ante sismos, probado por décadas en países de gran bagaje y con una trayectoria constructiva de primer nivel como el caso de Estados Unidos, Nueva Zelanda y Japón.

Por ejemplo, luego del devastador terremoto ocurrido en Hanshin-Japón en el año 1995, el cual destruyó miles de viviendas de manera total o parcial, se inició con un estudio coordinado por el arquitecto Al Moslemi del Departamento Estatal de Materiales de Construcción, en el que se comprobó el desempeño que tienen estos sistemas ante terremotos, indicó Plycem.

A raíz de esto, se impulsó  una reforma del código de construcción del país y sirvió para romper todo mito relacionado con la resistencia y calidad de los sistemas livianos, evidenciado en el crecimiento acelerado en los volúmenes de ventas que han tenido los fabricantes de fibrocemento.

La construcción cambia de acuerdo a las últimas tendencias mundiales y nuestros países de Centroamérica han empezado a vivir la era del sistema liviano, la única manera de minimizar los impactos de un desastre natural como los sismos es a través de un cambio de cultura constructiva que tenga un comportamiento distinto a lo tradicional, finalizó Estrada.

Redacción
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia