Construcción sigue afectada en el 2019

Construcción sigue afectada en el 2019
Los niveles de desempleo reducen la demanda| Archivo

Panamá es uno de los países  donde la industria de la construcción tiene un marcado impacto en el Producto Interno Bruto (PIB), representado el 17%, pero en los últimos dos años el pujante sector ha caído 33% y en  los dos primero meses del 2019, la Contraloría General de la República reporta una descenso de la inversión  de $38.4 millones, pintando un panorama lleno de desafíos para el próximo gobierno  que debe concentrar sus esfuerzos en reducir la burocracia y dinamizar la economía para que la construcción siga  siendo un motor importante de crecimiento económico.

El economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Carlos Garcimartín, destacó que el sector de la  construcción ha sido el principal protagonista del crecimiento económico de Panamá, su influencia llega al punto que cerca del 80% de las empresas privadas  están relacionadas con esta actividad, por lo que el país tiene la necesidad de buscar una transformación productiva para seguir creciendo.Afortunadamente, ningún sector de la economía panameña representa más del 20% del PIB. 

En la actualidad, la construcción representa el 17%, el comercio 18%, transporte, almacenamiento y comunicaciones 14%, inmuebles y servicios a empresas 7% y la intermediación financiera 7%.

Disminuye la inversión
En los dos primes meses del 2019, la inversión declarada en los permisos de construcción sumó $162.9 millones, es decir, una disminución de $38 millones en comparación con el mismo período del 2018.

Entre enero y febrero  de 2019, el área de construcción por metro cuadrado (m2) de los principales municipios en Panamá decreció en 23.7%, principalmente las obras residenciales con 14.3% y las no residenciales en 47.1%.

Igualmente, se observaron variaciones negativas en los municipios de Panamá 55.3%, Arraiján 9.4% y Colón 21.8%.

En la otra cara de la moneda, la construcción en los distritos de David, Santiago, Chitré, Aguadulce y La Chorrera se incrementó, en conjunto, 56%.

De acuerdo con un informe del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), la mayor cantidad de soluciones residenciales  se construyeron en el rango entre $65,001 y $80,000, seguido por el rango de $95,001 y $120,000, mientras que cayó al tercer lugar  el rango de entre  $40,001 $.65,000, que en años anteriores era el de mayor crecimiento.

Elisa Suárez de Gómez, directora ejecutiva de Convivienda, destacó que si bien  el rango de entre  $40,001 y $65,000 es el de mayor demanda, ya no se puede seguir construyendo en ese rango de precio, que es el que la  mayoría de familias panameñas puede pagar, debido al incremento del desempleo (Ver recuadro: Expansión del empleo), que ha afectado el poder adquisitivo de los panameños.

Un informe de la compañía de bienes raíces  CBRE  Panamá, revela que el mercado inmobiliario panameño en todos sus segmentos está atravesando un periodo cíclico de ajuste, en el que se espera se absorba lentamente el excedente de unidades hasta que los precios de los terrenos y de las diversas viviendas bajen lo suficiente para volver a ser atractivas para el consumidor panameño promedio y los bancos recuperen la confianza en el mercado, flexibilizando el acceso al crédito.

Esto requerirá de la creatividad y de una reingeniería completa de la industria inmobiliaria,  que debe adaptarse a las realidades del consumidor local.

Burocracia
La  directora ejecutiva de Convivienda sostiene que una serie de factores están afectando a la construcción, pero principalmente la burocracia excesiva de las instituciones estatales, como la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati), el Cuerpo de Bomberos de Panamá y el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc).

Gabriel Diez, exministro de  Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), explicó que cada  proyecto demora  entre dos y  tres años para iniciar, debido a los trámites en  las diversas  entidades del Estado.

Para obtener un permiso de construcción, los promotores deben gestionar aprobaciones en 19 instituciones y pasar por 120 trámites.

Mientras el clamor del sector inmobiliario es desburocratizar la tramitología, el gobierno  propone la creación de una entidad adicional, contemplada en  el Plan de Desarrollo Urbano de las áreas Metropolitanas del Pacífico y del Atlántico, aprobado en el 2018.

El viceministro de Ordenamiento Territorial, Juan Manuel Vásquez, dijo que el Plan de Desarrollo Urbano de las áreas Metropolitanas contempla la creación de una Autoridad Nacional de Planificación y Ordenamiento Territorial adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF),  que garantizará la inversión en el reordenamiento territorial.

Inversión pública
Para el 2019 existen varios proyectos públicos de importancia como el Cuarto Puente Sobre el Canal ($1,420 millones), la Línea 3 del Metro ($2,826 millones), el ensanche de la carretera Arraiján-Puente de Las Américas ($335 millones) y el corredor de las playas ($892 millones).

La inversión en el quinquenio 2015-2019 se estima  en $21,764 millones, es decir 18.8% más  que en el quinquenio anterior. 

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias