Contador, una profesión cada vez más estresante

Contador, una profesión cada vez más estresante

Tienen que lidiar con modificaciones y nuevas normas tributarias que deben aplicarse de un día para otro

young businessman sitting in office and falling papers

Modificaciones, eliminación o nuevas normas tributarias son parte del día a día de los  contadores en Panamá, lo que  hace cada vez más difícil que estos  profesionales  puedan ejercer la profesión  con altos niveles de efectividad.

Esto debido a que la mayoría de las veces las modificaciones se dan a conocer  de un día para otro, y deben aplicarse de forma inmediata, sin el tiempo necesario para que las empresas, profesionales y usuarios tengan claridad absoluta sobre la nueva norma, advirtió el especialista en Derecho Tributario, Rubén Bustamante.

Bustamante expresó que cuando crees que ya te aprendiste la norma  surgen cambios y modificaciones que debes aplicar de  inmediato, con el riesgo de ser sancionado si se comete algún  error.

De hecho, durante la pasada administración el software o programa de la Dirección General de Ingresos (DGI)  colapsó, debido a que se crearon nuevos anexos y muchos contadores no pudieron entregar todas las declaraciones de renta a tiempo, y en consecuencia muchas empresas fueron multadas.

 Sin embargo, detalló que las empresas responsabilizaron a sus contadores, quienes terminaron pagando las multas, que en algunos casos alcanzaban los $60.000.

Igualmente, destacó  que no existe en Panamá una ley que obligue a las empresas a realizar auditorías tributarias formales como sustento al preparar una Declaración de Renta.

 Lo complejo de la profesión ante la incorporación de nuevas  normas locales e internacionales, ha llevado que resulte estresante ser un contador infalible ante  tantos detalles, que pueden, incluso llevarlos a la cárcel.

Esto en opinión de Bustamante ha llevado que  se haya registrado una disminución considerable en la matrícula de la Escuela de Contabilidad de la Universidad de Panamá,  pasando de 10.000 estudiantes en el 2006 a 1.000 en la actualidad.

Ante el alto riesgo al que se enfrentan los contadores, Bustamante recomendó a sus colegas implementar medidas de control de calidad para asegurarse de aplicar y cumplir con las leyes fiscales.

Estas medidas incluyen  la aplicación de un cuestionario previo a las operaciones para asegurar un mínimo de cumplimiento de parte de la empresa antes de confeccionar el borrador de una Declaración de Renta.

También aconsejó que quien lleva la contabilidad no  debe elaborar las declaraciones de rentas, porque se puede perder la objetividad, por lo que es recomendable que un equipo especializado en tributación sea quien la prepare.

El contador que firma una renta o atiende los asuntos tributarios debe ser independiente, para que pueda dar su punto de vista, cuando es diferente al de la empresa.

Existen 18.000 Contadores Públicos Autorizados (CPA), pero solo unos 3.000  asisten a seminarios, lo que implica que posiblemente los cambios a las leyes no le llegan o no se enteran a tiempo, dijo Bustamante.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia