Contaminación atmosférica llega a los hospitales

Solo dos áreas hospitalarias están dentro de las condiciones de higiene y seguridad

Informe de Contaminación Ambiental

Las cifras de contaminación atmosférica en la ciudad de Panamá continúan apareciendo y esta vez los números rojos se hacen presentes en las principales zonas hospitalarias.

Aunque no existe una reglamentación que clasifique la contaminación de gases para estas zonas específicamente, el Centro de Contaminación de la Universidad Latina de Panamá ha tenido especial interés en vigilar estas áreas, ya que son lugares a los que se acuden para mejorar la salud, y que, en términos generales,  se consideraría que debe ser requisito indispensable contar con un ambiente saludable.

De los seis puntos que  se presentan en el mapa de esta semana,  cuatro de ellos muestran  la existencia de contaminación por material particulado con un alto porcentaje, que como los especialistas han comentado anteriormente, son  perjudiciales para la salud.

Miryam Chaves, decana de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Latina, explica que es dañino, especialmente para los que suelen recurrir a un hospital con frecuencia, que son personas con afecciones respiratorias y cardíacas.

Según la especialista, estos valores fueron medidos en las puertas de los hospitales, por lo que no se puede afirmar que en el interior de los centros hospitalarios existan estas  mismas condiciones.

Lo anterior hace pensar que las personas que acompañan a los enfermos, también pueden resultar afectadas por la contaminación cada vez que entran y salen de los hospitales, lo que aumenta la posibilidad de que en poco tiempo ellos  sean los enfermos aseguró la docente universitaria.

Solo dos áreas hospitalarias están dentro de las condiciones de higiene y seguridad para el control de la contaminación atmosférica establecidas en los decretos ejecutivos 9 y 38 del 2009, en los  que se determina  que el  rango permitido es de menos de 20.

Si se tiene en cuenta los demás gases contaminantes medidos no hay preocupación, ya que los gases permanecen bajo los límites permitidos en todas las zonas, agregó la especialista. Esto se debe al fenómeno de dispersión que presenta la ciudad de Panamá, especialmente en la estación seca a través de los vientos, un agente benéfico que impide la concentración de los gases  en un solo lugar.

Para estas mediciones se usaron dos tipos de equipos: Por un lado  el equipo de medición de gases marca QRAE II, es un detector de gas compacto con sensores para oxígeno, combustibles, ácido sulfhídrico, monóxido de carbono o dióxido de azufre, y para el material particulado un equipo Handheld Portable Particle Counter  PM10 Unit, el cual detecta el material particulado de tamaño menor a 10micras.

Hay que tomar cartas en el asunto de manera efectiva, y  para ello Chaves recomienda una mayor atención, ya que la mejoría  que pueda tener el paciente una vez que sale del centro hospitalario podría verse deteriorada por el ambiente tóxico que  recibe.

Se recomienda que se establezca una normativa más estricta para el  tránsito de automóviles en las calles aledañas a los centros hospitalarias y en las  entradas de los hospitales, exigiendo que solo puedan transitar vehículos livianos, en buen estado y de preferencia con tecnología de expulsión de gases moderno de alto filtrado de partículas pequeñas, concluyó Chaves.

Este es el décimo mapa de una serie de 12 que publica Capital Financiero cada semana sobre la contaminación en la ciudad de Panamá. 

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia