Cooperación entre líderes latinoamericanos alcanza un nuevo nivel

Cooperación entre líderes latinoamericanos alcanza un nuevo nivel

000363912W web

Hace una década cuando Hugo Chávez, el ex presidente venezolano, rechazó los intentos del Presidente George W. Bush de promover el libre comercio en América Latina, los poderosos líderes de izquierda le aplaudieron.

Pero, la reciente reunión de la Alianza del Pacífico, a la que asistieron los líderes de las economías más importantes de América Latina, marca un giro decisivo hacia la ortodoxia económica.

Esto se destacó por la presencia de Mauricio Macri, el líder de centroderecha de Argentina. El nuevo estatus de observador de su país en la Alianza del Pacífico que incluye a Chile, Colombia, México y Perú señaló el fin de una década de proteccionismo argentino.

Ha habido un cambio en varios países de la región que favorece la estabilidad, el intercambio, la apertura y la integración, aseveró Rodrigo Valdés, el ministro de Hacienda de Chile, al Financial Times durante la reunión cumbre en Puerto Varas, una ciudad lacustre en Chile.

El señor Valdés destacó varios avances recientes: Las medidas que ha establecido el nuevo gobierno brasileño para resolver los profundos problemas económicos en el país; El regreso de Argentina a los mercados internacionales bajo el gobierno del señor Macri; la continuidad en Perú debido a la elección de Pedro Pablo Kuczynski, un ex economista del Banco Mundial; y el éxito de las negociaciones de paz en Colombia que pusieron fin a una guerra civil de 50 años.

Todo esto es muy positivo. He escuchado que América Latina se podría convertir en la región de mejor rendimiento económico en el mundo. Espero que se vuelva realidad, dijo el señor Valdés, añadiendo que América Latina se había vuelto mucho más resistente a los choques económicos en la última década.

l señaló el impacto del Brexit del Reino Unido sobre los mercados financieros, además de la presión sobre los tipos de cambio debido al fin de la década de la bonanza de los productos básicos. El señor Valdés añadió que la región había absorbido estos choques sin experimentar grandes problemas.

Gran parte de la conversación en la reunión cumbre que marcó la transferencia de la presidencia de la Alianza del Pacífico a Michelle Bachelet de Chile se centró en las posibles consecuencias del Brexit.

Muchos comentaron sobre la doble ironía de la situación actual, ya que conforme ha surgido la amenaza de una ruptura en Europa, se ha reforzado la unidad latinoamericana; y mientras que los movimientos populistas se han reducido en la región, están surgiendo en los países desarrollados.

En la actualidad, el proteccionismo y el aislamiento no son posibles, dijo David Bojanini, el director ejecutivo del Grupo Sura, uno de los grupos financieros más importantes en América Latina, con sede en Colombia.

Añadió que había mucho trabajo por hacer para fortalecer a la Alianza del Pacífico, debido al crecimiento tímido del comercio intrarregional y de la integración financiera desde que se formó el grupo en 2011.

Sin embargo, la Alianza del Pacífico ha aprendido lecciones muy importantes de la UE la cual se ha movido hacia una integración cada vez más cercana durante varias décadas incluyendo la importancia de una fuerte dosis de pragmatismo.

Hemos aprendido varias lecciones, en particular que el nivel de integración debe tener ciertos límites, dijo el señor Bojanini, subrayando la importancia de permitir más autonomía de la que se le ha otorgado a los miembros de la Unión Europea (UE).

En un comentario que destacó el sentimiento de la cumbre, el señor Kuczynski, presidente electo de Perú, recibió aplausos cuando aseveró: Algunos dicen que soy un tecnócrata. Yo pienso que es mejor tener conocimientos que no tenerlos.

La entusiasta acogida del señor Macri en combinación con la presencia del presidente Enrique Peña Nieto de México, quien recientemente asistió a la cumbre tres amigos en Canadá con Barak Obama y Justin Trudeau  en la que se destacó la necesidad de una mayor integración norteamericana presentó un fuerte contraste con la reunión en Mar de Plata en 2005 cuando el señor Chávez arremetió contra el señor Bush, con la total aprobación del entonces presidente de Argentina, Néstor Kirchner.

América Latina ha cambiado, comentó un líder de la comunidad empresarial después de escuchar el discurso del señor Kuczynski. El populismo va de salida y los tecnócratas están de moda. Tenemos grandes obstáculos por delante, pero estoy muy optimista sobre nuestra capacidad para sobrepasarlos en este momento.

Benedict Mander
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL