Coordinan acciones para enfrentar la broca del café

En Panamá, Honduras y Nicaragua

St Helena coffee farmer picking ripe cherry beans

Panamá participa junto con Honduras y Nicaragua en la realización de un estudio para controlar la Broca del café, una plaga que ha venido causando estragos en Centroamérica, ocasionado grandes pérdidas a los cafetaleros de la región.

En Panamá, el proyecto se realiza bajo la gerencia de Omar Alfaro, quien es el coordinador de la Unidad de Certificación   de Eficiencia Biológica del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (Idiap).

La Broca es una plaga global, que junto a la Roya son las causantes de las mayores  afectaciones del café en todo el planeta en los últimos años.

Alfaro detalló  que el proyecto consiste en analizar las estrategias que se están implementando para tratar de controlar la plaga, que ataca tanto al café de altura como al de bajura.

Se prevé que producto del cambio climático, la siembra de café de bajura tome un mayor auge, y por lo que hay que prestarle atención.

En la Cuenca del Canal, en el área de Capira y Colón, hay sembradas unas 3.000 hectáreas de café, pero las pérdidas causada por la Broca  alcanza al 80% de las plantaciones.

Esta enfermedad ha estado presente en la región  centroamericana  desde hace unos 10 años, pero ha sido en los últimos cinco años donde se ha manifestado con mayor intensidad.

Honduras cuenta con unas 365.000 hectáreas sembradas y Nicaragua con unas  200.000, mientras que en Panamá hay unas 16.000
hectáreas.

El café tiene un peso determinante  en las economías de los países centroamericanos.

En Panamá se están implementando algunas estrategias en materia de manejo agronómico del cultivo, la densidad, la distancia, la poda y la aplicación de controles por medio de trampas con cebos químicos  para evitar el uso de pesticidas.

Alfaro señaló que en el proyecto se busca minimizar la  utilización de productos químicos para el control de la enfermedad y potenciar el uso de controles biológicos a través de la utilización de hongos que infectan y matan a la plaga, pero que  son inocuos para el ser humano.

En la sede del proyecto del café se identificó un nuevo género de hongos que está ejerciendo un control sobre la enfermedad.

Alfaro señaló que las variaciones climáticas producto del Fenómeno de El Niño han ocasionado que mientras en la ciudad capital llueve torrencialmente, provocando inundaciones, en el interior del país donde se requiere que llueva, predomina la sequía.

El investigador señaló que la incidencia del Fenómeno de El Niño se incrementará a partir  del mes de noviembre y  se espera que las lluvias inicien en mayo o junio del próximo año.

La Broca infecta el grano del café, en donde se pueden alojar  hasta 120
insectos.

Con este nuevo estudio se pretende determinar si las medidas utilizadas están dando resultados efectivos o si en su lugar se requieren  establecer nuevas estrategias y realizar nuevas recomendaciones.

La plaga está allí y hay que convivir con ella y el control debe ser de todos los productores para disminuir las poblaciones, detalló Alfaro, quien agregó que el objetivo es llevar la plaga a un nivel que no afecte económicamente a los productores.

Y para eso hay que bajar la incidencia a un 2%, del 80% que existe en las plantaciones donde no se aplican controles.

El proyecto es financiado por  Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria  (Fontagro).

Por otra parte el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) ha entregado más 1,2 millones plantones a productores de Colón, Panamá Oeste, Coclé, Veraguas y Chiriquí para que renuevan las plantaciones.

Se trata de café de las variedades  caturra y catual debidamente certificadas. 

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL