Corredores de Bienes Raíces en Panamá, urgidos por la modificación a Ley que los reglamenta

Corredores de Bienes Raíces en Panamá, urgidos por la modificación a Ley que los reglamenta
El Mici ha pedido a las personas que soliciten la licencia de corredores de Bienes Raíces a quienes le entreguen un proceso de venta o alquiler de alguna propiedad. | Pixabay

El ejercicio ilegal de la profesión de Bienes Raíces por parte de nacionales y extranjeros no autorizados para tal fin, así como algunas restricciones para los corredores y la desaceleración económica son algunos de los obstáculos que enfrentan quienes se dedican a este trabajo en Panamá.

Recientemente representantes del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) plantearon entre las tareas pendientes de esta entidad, presentar ante la Asamblea Nacional el anteproyecto de ley que modifica la Ley 6 del 8 de julio de 1999, que reglamenta la profesión de bienes raíces.

El viceministro de Comercio Interior e Industrias, Manuel Grimaldo, quien fue designado como gerente de la Zona Libre de Colón este 31 de julio, aseguró durante la rendición de cuentas del Mici, a finales de junio pasado que, los corredores de bienes raíces han solicitado modificaciones a esta ley, por lo que él, como presidente de la Junta Técnica de Bienes Raíces, elevó el tema al departamento de Asesoría Legal.

De hecho, un grupo de corredores de Bienes Raíces en Panamá ha estado en reuniones con esta junta técnica para no solo presentar sus inquietudes, sino llevarles propuestas para mejorar la profesión y acabar con lo que consideran amenazas.

Obstáculos

Carlos Osorio es un corredor de Bienes Raíces, que aseguró a ElCapitalFinanciero.com que la Ley está desfasada y los cambios que se pretenden realizar se vienen gestado desde el año 2016.

Según Osorio, uno de los principales problemas que enfrentan es que han encontrado desde taxistas, hasta guardias de seguridad ejerciendo de manera ilegal la profesión y no solo panameños sino también extranjeros, quienes cobran menos o simplemente cometen fraudes a las personas que solicitan sus servicios.

Toman el abono inicial y no los ves más o toman el depósito y el primer mes de arrendamiento y desaparecen”.

Carlos Osorio, corredor de Bienes Raíces. 

De hecho, la Junta Técnica de Bienes Raíces solicitó a las personas que deseen gestionar el alquiler o venta de alguna propiedad que pidan la licencia de corredor de bienes raíces a quienes le entreguen el proceso.

Francisco Heredia y Simón Navarro son otros de los corredores de Bienes Raíces, que integran este grupo, que busca que se acelere la presentación del anteproyecto de ley para que se modifique la norma.

Sin embargo; han solicitado que se les informe en qué consistirán los cambios que se plantean.

Mientras que la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir) considera que el desarrollo exponencial que ha tenido la profesión de bienes raíces en los últimos años ha hecho necesario una modificación a la Ley 6.

Estamos totalmente de acuerdo en un cambio integral que surta sus efectos para adaptarse al potencial de inversión de Panamá y establecer normas jurídicas más estrictas que garanticen la seguridad de los negocios de Bienes Raíces”.

Luis E. Pimentel- Acobir

Luis E. Pimentel, miembro de la junta directiva de Acobir, agregó que esta modificación a la Ley debe crear y regular la estructura gubernamental para que existan todos los medios jurídicos y los recursos económicos necesarios para proteger la profesión de Bienes Raíces en Panamá.

Acobir considera que lo primero es cambiar de jefatura a Dirección dentro del Ministerio de Comercio e Industrias, en ese sentido la dirección contaría con una mayor fuerza organizativa para gestionar los recursos económicos y jurídicos necesarios.

Con ese planteamiento coincide Osorio, Heredia y Navarro, quienes afirmaron que la junta técnica no cuenta con el recurso necesario para operar en todo el país, por lo que el cambio hacia una dirección es apremiante.

Otras dificultades

Osorio explicó que otro obstáculo había sido impuesto por la Dirección General de Ingresos (DGI), a través de la Resolución 201-2579 emitida el 5 de mayo pasado, que establecía que los trámites que realizaban los corredores de Bienes Raíces como: sacar paz y salvo de fincas, exoneraciones de pago, solicitud de historial de fincas, obtención del NIC y RUC de fincas, igualar valores de fincas, debían hacerse a través de abogados.

Según Osorio esto dejaba por fuera a los corredores de Bienes Raíces, quienes históricamente habían hecho sus trámites por sí mismos.

Sin embargo; el pasado 25 de julio, a través de la Resolución 201-479, publicada en Gaceta Oficial, se suspendió la aplicación de la Resolución 201-2579.

Mientras que Navarro considera que todos estos problemas son solo la punta del “iceberg” y hay que mirarlos con lupa.

Agregó que se necesita más apoyo para el corredor de bienes raíces que sale día a día a buscar su negocio y que paga su fianza anual de 10 mil dólares, que tiene su licencia y está reglamentado.

Heredia por su parte, recalcó que el hecho de que personas extranjeras estén ejerciendo ilegalmente esta profesión, les ha ocasionado una disminución en sus ganancias entre el 40% y 50%.

La Ley establece que solo pueden ejercer esta profesión los extranjeros con cinco años o más de residencia en el país y quien no cumpla con la regla, deberá ser multado.

Acobir resalta en este sentido que la profesión se desarrolla bajo un ordenamiento jurídico débil y
obsoleto, que no se ajusta a la realidad existente en Panamá

Pimentel dijo que muchas son las amenazas a las cuales se ven expuestos, pero principalmente personas nacionales y extranjeras que ejercen la profesión de manera ilegal.

Para Osorio, la Ley no ha tenido un avance al ritmo que el mercado lo exige y aseguró que debe existir mayor difusión sobre el hecho de que se trata de una profesión que es regulada por Ley.

Para obtener una licencia de corredor de Bienes Raíces, se deben presentar varios exámenes, que abarcan temas como técnicas de ventas y legislación del país.

El trámite se puede hacer por menos de $500, explicó Osorio.

Negocio

Los corredores de Bienes Raíces admiten que cuando se hacen buenos negocios en esta profesión, se generan excelentes ingresos.

Por ejemplo; por un terreno de $2 millones un corredor se podría ganar hasta $100 mil en un mes.

Sin embargo; también se encuentran con que los siguientes meses no hay negocios similares.

Intentar encontrar una cifra de cuánto genera esta profesión para ellos es difícil, ya que consideran que las transacciones evolucionan y hay un tema de discreción que se debe mantener por los clientes.

Se trata, de acuerdo con Osorio, de una profesión que está supuesta a crecer o ir de la mano con el desarrollo e ímpetu inmobiliario.

No obstante, ellos insisten en que se necesita, lo antes posible, modificar la norma y saber cuáles serán los cambios.

Por lo anterior, mantienen una lucha constante por el reconocimiento de la profesión y esperan que puedan tener acceso al borrador del anteproyecto, para analizarlo y que luego sea enviado a la Asamblea Nacional para su respectiva discusión y aprobación.

Nota relacionada: Mici propone modificación a la Ley de Bienes Raíces en Panamá 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL