Corte Suprema emite fallos contra la Ssrp

Corte Suprema emite fallos contra la Ssrp
Consideran que la Superintendencia de Seguros y Reaseguros se extralimitó en sus funciones| Archivo

La Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia declaró nulas e ilegales la Circular No. 046 de 26 de mayo de 2015 y la resolución No. DG-SSRP-006 del 1 de noviembre de 2018, emitidas por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp) y las catalogó como un abuso de autoridad.

A raíz de este fallo algunas aseguradoras señalaron  a Capital Financiero que analizan la posibilidad de demandar penalmente al superintendente José Joaquín Riesen por los daños y perjuicios económicos que les causaron a sus operaciones ambas resoluciones.

El superintendente, emitió la Circular No. 046 de 26 de mayo de 2015, que señala que todo negocio nuevo o renovado se debe suscribir bajo el método de reaseguro denominado contrato cuota parte y con una retención no mayor al 30%.

Igualmente la citada Circular destacaba que aquellas compañías que operan el ramo bajo modalidad de contratos no proporcionales, debían procurar recolocar el riesgo y gestionar todos los trámites pertinentes para que los mismos se pacten bajo contratos proporcionales.

En la eventualidad que lo señalado en el párrafo anterior no pudiese realizarse, los contratos no proporcionales (XL) deberían renovarse hasta su extinción bajo el método operativo de año de suscripción al momento de su renovación.

El abogado Aris Oscar Pérez Gallardo interpuso una demanda contencioso administrativa de nulidad contra la Circular No. 046 de 26 de mayo de 2015 ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, al considerar que se trataba de un claro acto de extralimitación de funciones del superintendente Riesen.

En la demanda Pérez Gallardo explicó que el acto impugnado, contenía aspectos de variación técnica en cuanto a la contratación de la materia de seguros y reaseguros de Panamá, pues obligaba a las empresas que desarrollan esta actividad a modificar las condiciones y formas de contratación frente a su reasegurador.

Además le imponían un plazo o término para ejecutar dicha contratación, y de conformidad con los artículos 12 y 13 de la Ley 12 de 3 de abril de 2012, que consagran las potestades del Superintendente, no establece la modificación en las contrataciones privadas que se realiza entre las aseguradoras y reasegurados, en consecuencia el acto era ilegal.

La demanda destacaba que la contratación entre las aseguradoras y sus reaseguradores es estrictamente privada, en condiciones, formas y plazos, por tanto, “no puede ni debe haber injerencia de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros”.

De allí que el Superintendente carece de competencia para imponer y obligar a las aseguradoras a suscribir determinado tipo de contrato para con su reasegurador, así como tampoco la tiene la Junta Directiva de la Superintendencia.

En su defensa,  el superintendente Riesen explicó que la Circular fue fundamentada en la Ley No. 12 de 3 de abril de 2012, la Ley No. 63 de 19 de septiembre de 1996, la Circular No. 040- CIR de 28 de septiembre de 1998, emitida por la Contraloría General de la República y los Principios Básicos de Seguros establecidos por la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (Iais).

Estos últimos proporcionan guías y estándares internacionales, que aplican los supervisores en temas relacionados con los reaseguros y la retrocesión.

Reisen sostuvo que debido a las últimas intervenciones que ha realizado la entidad reguladora, que guardan relación con la emisión de fianzas por parte de las compañías de seguro, consideró “necesario reforzar las medidas que garantizan la estabilidad financiera del sector asegurador”.

En ese sentido indicó que el régimen de supervisión y la Ley de Seguros requieren que las aseguradoras tengan reaseguros y estrategias de transferencia de riesgo apropiadas, al tamaño, naturaleza y complejidad de su negocio.

Sin embargo, la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia determinó que como facultades técnicas o facultades administrativas, no se le confiere competencia al Superintendente, de forma unilateral, para ordenar una modificación con relación a los contratos que realicen las aseguradoras con reasegurados, específicamente aquellas compañías que suscriban negocios de fianzas.

Igualmente, la  sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia suspendió temporalmente la resolución N° DG-SSRP-006 de 1 de noviembre de 2018, por considerar que se había excedido de su competencia.

Ricardo González
gonzalezr68@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias