Cortizo tendrá que establecer prioridades en proyectos de inversión

Cortizo tendrá que establecer prioridades en proyectos de inversión
La lista excluye a aquellos proyectos con entre 84% y 100% de ejecución como la Línea 2 de Metro de Panamá ($2,1130.2 millones).| Cortesía

Un estudio de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura (Cciap) reveló que el presidente electo, Laurentino Cortizo, heredará de la actual administración una cartera de 21 proyectos de inversión valorados en más de $6,350.5 millones, los cuales fueron licitados durante la administración del presidente saliente, Juan Carlos Varela, y se encuentran en diversas etapas de ejecución que no alcanzan el 70%, lo que le obligará definir prioridades para poder ejecutar su propio Plan de Inversiones Públicas para el período 2019-2024.

La lista excluye a aquellos proyectos con entre 84% y 100% de ejecución como la Línea 2 de Metro de Panamá ($2,1130.2 millones), la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Tocumen ($917 millones),  la Tercera Línea de Transmisión de Energía Eléctrica  ($273.2 millones) y el Centro de Convenciones de Amador ($193.7 millones), así como el Tercer sobre Puente sobre el Canal ($570 millones), que es desarrollado por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por ser un compromiso adquirido con la población de la provincia de Colón, tras el referendo de aprobación del proyecto de ampliación de la vía acuática.

Pese a ello el valor de los 21 proyectos contratados a la fecha, y cuya ejecución se encuentra en 0% y 66% de avance, se eleva a $6,350.5 millones, destacando la construcción del Cuarto Puente sobre el Canal valorado en $1,518 millones y que según el Ministerio de Obras Públicas (MOP), se encuentra en etapa preliminar, toda vez que el Consorcio Panamá Cuarto Puente (conformado por las empresas China Communications Construction Company Ltd. y China Harbour Engineering Company Ltd.) adelanta los estudios topográficos, geotécnicos e identificación de las áreas para la liberación de vías.

Otros proyectos que forman parte de obras licitadas por la actual administración son la Ampliación del Corredor de la Playas a seis carriles ($953.3 millones), la ampliación del tramo Puente de Las Américas-Arraiján a ocho carriles ($370.2 millones), la ampliación y mejoramiento de la ciudad de David ($296 millones), la construcción del nuevo módulo del Sistema de Saneamiento de la Región Metropolitana ($219.5 millones) y la Planta Potabilizadora de Howard ($211.8 millones).

Igualmente se contemplan otras obras como el Hospital Manuel Amador Guerrero ($173.7 millones), la Terminal de Cruceros de Amador ($165 millones), el Anillo Hidráulico Este ($148.8 millones), la Potabilizadora de Sabanitas ($108 millones), la rehabilitación de la Vía Simón Bolívar ($87.6 millones), la construcción del Hospital de Metetí ($75.3 millones) y el Hospital de Puerto Armuelles ($64.2 millones), entre otros.

También hay que incluir en esta lista de proyectos algunas obras iniciadas durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli, cuyos contratos fueron renegociados por el presidente Varela y que registran avances de menos del 65%, como Techos de Esperanza ($708 millones) y la Ciudad Hospitalaria ($554.2 millones), entre otros.

La ministra Eyda Varela de Chinchilla, al resumir el desarrollo de la inversión pública en el período 2014-2019, aseveró que el total ejecutado fue de $19,907 millones, superando en $1,588 millones, la inversión realizada en el quinquenio anterior, lo que representa un 7% del Producto Interno Bruto (PIB) y destacó que en las provincias del interior y las comarcas indígenas la inversión aumentó en 68%.

Para Manuel Ferreira, director del Centro de Estudios Económico de la Cciap (Cecam), para la próxima administración no será fácil manejar la cartera de proyectos de infraestructura que está heredando de la administración Varela, especialmente si se toma en cuenta que al cierre de abril del presente año el Sector Público No Financiero (Spnf) registró un déficit fiscal de $1,497 millones.

Ferreira reiteró que ante este panorama las opciones con que cuenta el nuevo gobierno para adelantar su agenda económica son: Pedir una dispensa de la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (Lrsf) para el presente año, aumentar el tope del déficit fiscal de 2% a 3% o 4%, aumentar la deuda pública o realizar una reforma tributaria para incrementar las recaudaciones fiscales.

En tanto, el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), Héctor Ortega, ha señalado que en este momento la industria de la construcción está en la parte baja del ciclo, por lo que ese gremio ha venido dialogando con representantes del presidente electo, Laurentino Cortizo, para adoptar algunas medidas que permitan reactivar esta actividad, incluyendo el pago de la deuda que mantiene el Estado panameño con las empresas constructoras, reformar la Ley de Contrataciones Públicas para facilitar la participación de las constructoras locales en las licitaciones de obras públicas y centrar la inversión de obras públicas en proyectos medianos que generen empleo para la mano de obra local y fomenten el consumo interno.

Para Felipe Chapman, presidente de la firma de asesoría económica y financiera Indesa, en un país como Panamá, que carece de una moneda propia por lo que no puede afrontar los problemas fiscales aplicando políticas monetarias, es poco lo que el gobierno entrante podría hacer para cumplir con las obligaciones adquiridas en materia de inversión pública.

Hitler Cigarruista

hcigarruista@capital.com.pa

Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias