Costo de tarifa eléctrica resta competitividad

Costo de tarifa eléctrica resta competitividad
El Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) señala que el precio de la energía afecta sus costos. La Asep destaca reducciones de hasta 5.9%| Archivo

Un total de 8,516 clientes, en su mayoría comercios de la tarifa BTD (Baja Tensión con Demanda), tendrán un ajuste en su factura eléctrica que en promedio se sitúa en 2.9%, en el lapso correspondiente al primer semestre de 2020.

Aldo Mangravita, presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), señaló que la tarifa eléctrica se mantuvo igual, “es muy cara y resta competitividad tanto al sector industrial como al comercial”.

Afirma que a pesar de la reducción tarifaria, en algunos casos hasta de 5.9%, “el sector requiere un mayor ajuste a la baja para que la electricidad no signifique un costo excesivo en la producción”.

“Tenemos una matriz energética robusta y fuerte, con un precio de petróleo en descenso. No justificamos pagar $0.17, $0.18 y hasta $0.22 centavos el kilovatio (KW). Este planteamiento lo hemos expuesto a la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) y a los distintos entes”, sostuvo Mangravita.

El presidente del SIP dijo que no es aceptable, desde el punto de vista de la industria, mantener este esquema “cuando sobra energía y además existe un subsidio que asumimos quienes sí pagamos por la electricidad consumida”.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) ante consulta de Capital Financiero, detalló que la electricidad, en el sector comercial, representa entre 3% y 5% de los costos totales de la empresa y, en el industrial, cerca de 5%, pero es vinculante, en el caso del comercio, con los metros cuadrados de los locales y, en la industria, asociado al tipo de proceso de elaboración.

La Cciap dijo que en el caso del último incremento de tarifas, “para los comercios que tienen tarifa BTD el aumento no debe representar mayor afectación.  Por ejemplo, un comercio con tarifa BTD y un costo de $500.00/mes su aumento es $4.00/mes”.

En relación con el impacto en el consumidor panameño, la Cciap argumentó que depende de la elasticidad de la demanda y la oferta.

“En el caso de las industrias de alimentos el impacto sería mayor porque tanto la oferta como la demanda son inelásticas y, debido a esta realidad, cada aumento en los costos de producción es trasladado de forma casi inmediata al precio de venta. No obstante, depende de la competencia con los productos importados, dado que los aumentos de los costos de energía eléctrica hacen menos competitivos a los productos nacionales en comparación con los importados”, sostiene el gremio.

En hoteles, “la demanda es un poco elástica y los turistas tienen opciones de destinos diferentes, de modo que los incrementos de costos de energía eléctrica no pueden ser trasladados porque se pierde competitividad”, enfatizó la Cciap.

Reconoce que “todo incremento de los costos de la energía eléctrica desmejora la competitividad de las industrias locales, frente a las industrias en países vecinos con presencia de productos importados”.

En este sentido,   para el sector comercial/industrial la recomendación desde la Cámara son programas de eficiencia energética (ahorro).

“Hay  que mejorar la competitividad del sector eléctrico, con una mayor diversificación de la matriz energética, promoviendo las energías más limpias que reduzcan la dependencia de las fluctuaciones del precio del petróleo. Para el Gobierno, seguir buscando la eficiencia del sector y la diversificación de la matriz”,   

En conclusión, sostiene la Cciap, se necesita que el sector de energía empiece a ganar eficiencia.

Armando Fuentes Rodríguez, administrador general de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep), al anunciar las tarifas correspondientes al primer semestre del año, detalló que a 99.2% no les variará la factura “o tendrán un ligero ajuste” (1,135,936) y solo 0.8% de los clientes (8,516) tendrán un alza promedio de 2.9%.

De acuerdo con la Asep, el 75.4% de los clientes que consumen hasta 300 KW no verán el incremento reflejado en su factura, al aportar el Estado panameño $46.8 millones en subsidio.

En el caso de Ensa (Ver cuadro: Tarifas Ensa), el ajuste de 0.2% aplicará a 5,506 comercios, con reducciones entre 2% y 4%.

Para los clientes de Edemet (Ver cuadro: Tarifas Edemet), los incrementos van de 1.0% a 2.9% y reducciones de hasta 4.6%.

Los de Edechi tendrán reducciones de hasta 5.9% (Ver cuadro: Tarifas Edechi).

Conforme a la Asep, el descenso en los precios del petróleo, un mercado estable, mayor uso de fuentes limpias y las condiciones de los contratos suscritos entre las empresas generadoras y las distribuidoras, determinaron la decisión final en materia de tarifas.

Janeth Kant, directora ejecutiva de la Asociación Panameña de Centros Comerciales (Apacecom), explicó que desde hace dos años los asociados han tomado medidas de generación eléctrica, contratando de manera directa con las generadoras.

De igual modo, se harán adecuaciones con el uso de paneles solares para minimizar el gasto.

Eficiencia en el uso de las luces y del aire acondicionado, también han sido estrategias para reducir el costo en la tarifa eléctrica, indicó Kant.

Violeta Villar Liste
Violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com