COVID-19 agrava crisis del IVM, mientras el Ejecutivo llama a un Diálogo Nacional por la CSS

COVID-19 agrava crisis del IVM, mientras el Ejecutivo llama a un Diálogo Nacional por la CSS
Entre las propuestas de la administración de la CSS se destaca vender títulos valores del Subsistema de Beneficio Definido del IVM hasta un máximo de $1,100 millones| Archivo

La baja recaudación del Programa de Vejez, Invalidez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS) causada por el impacto económico del coronavirus (COVID-19) ha aumentado el riesgo de su sostenibilidad y reavivado la discusión sobre qué medidas son las más viables para salvar las jubilaciones de los panameños, a lo que el presidente de la República, Laurentino Cortizo,  reiteró que la solución será producto de un gran diálogo nacional.

El presidente Cortizo adelantó que está preparando  una convocatoria al diálogo para salvar a la CSS que involucre a todos los sectores, ya que la solución no se trata de un tema de la junta directiva, por lo que ha solicitado a ese ente no tomar ninguna decisión.

Dijo no estar de acuerdo con medidas paramétricas como aumentar la cantidad de cuotas y el porcentaje de aportes tras expresar su certeza de que se lograrán  acuerdos  en donde no debe afectar a la población asegurada.

Los ingresos de la CSS en enero decrecieron el 6%, con respecto al presupuesto estimado para ese mismo mes; para febrero reflejaron un 13%; en marzo cifraron una baja del 19% y en abril con el cierre y paralización de la economía en el país ocasionado por el COVID-19, la caída fue de 36%, según datos oficiales de la institución.

El subdirector general de la CSS, Francisco Bustamante, detalló que luego que surgió la crisis del coronavirus, la administración de la CSS estableció tres escenarios: La peor opción es que los ingresos fueran solamente el 10% de lo presupuestado.

Dos opciones más optimistas indican que los ingresos fueran el 25% y otro donde los ingresos fueran del 50%.

Bustamante señaló que si la situación obligará a asumir el peor escenario;  la CSS necesitaría utilizar recursos de la reserva por el orden de los $100,000 millones, y en el mejor de los escenarios se requirirían alrededor de $540 millones para cubrir en su totalidad las pensiones hasta finales del año 2020.

Entre las propuestas que plantea la actual administración de la CSS se destaca  vender gradualmente en el mercado secundario, títulos valores del Subsistema de Beneficio Definido del IVM hasta un máximo de $1,100 millones, para cubrir gastos en concepto de prestaciones económicas desde abril hasta diciembre de 2020.

 

“Esta pospuesta procura que en el caso de que los escenarios de estrechez financiera se acentúen, la Caja pueda continuar haciendo frente a sus responsabilidades de pagar puntualmente las pensiones a todos los jubilados y pensionados, dijo Bustamante.

Justamente esta opción generó rechazo general principalmente por parte de la clase trabajadora que a través del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato) solicita buscar otras alternativas para resolver el problema de liquidez del programa del IVM, como solicitar una dispensa ante el Ministerio de Economía y Finanzas para utilizar una porción de los recursos del Fondo de Fideicomiso de la CSS en el Banco Nacional, creado para enfrentar este tipo de déficit financiero.

Los trabajadores están de acuerdo con la convocatoria a un diálogo entre los actores de la seguridad social (trabajadores, empresarios y gobierno) con el fin de buscar las soluciones, entre las que se analice la vuelta total al sistema solidario y alcanzar la eficiencia administrativa en todos los programas y servicios que presta la institución.

A principios del 2020, la administración de la CSS informó que desde hace dos años, las reservas del sistema de pensiones que beneficia a más de 200,000 personas han empezado a usarse para cubrir los pagos.

En 2018 se utilizaron $48 millones y en 2019 se estima que se usaron $228 millones.

A septiembre de 2019, los activos totales de la CSS sumaron $12,500 millones. De éstos, la reserva está compuesta por $3,300 millones en el Fondo Solidario y $2,425 millones en el Fondo Mixto.

De acuerdo con la CSS, hay factores estructurales que afectan el IVM, particularmente, una mayor esperanza de vida, una baja tasa de crecimiento poblacional, sumado a que existe una gran porcentaje la población en la informalidad.

Lo cierto es que a la fecha no se cuenta con un informe actuarial.

Darsy Santamaria
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com