COVID-19 fuerza aplicación de teletrabajo en Panamá

COVID-19 fuerza aplicación de teletrabajo en Panamá
El trabajo remoto se ha convertido en una alternativa para que muchas empresas puedan mantenerse operativas en medio de la crisis y por ende muchos trabajadores puedan continuar laborando| Archivo

Cuando el presidente de la República, Laurentino Cortizo, sancionó la Ley 126 de 18 de febrero de 2020 para regular el teletrabajo en Panamá, nadie se imaginaba que el mundo cambiaría por la llegada de la pandemia del coronavirus (COVID-19) y que en consecuencia se forzaría a muchas empresas a implementar el trabajo remoto, principalmente a aquellas que podían adaptarse a esta modalidad para mantenerse operativas, considerando que otras no contaban con la capacidad tecnológica o en todo caso  por la naturaleza de sus actividades no les es factible.

Al establecerse el Estado de Emergencia Nacional para mitigar los contagios del (COVID-19) y dictarse medidas de cuarentena, el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) anunció que se implementaría la Ley del Teletrabajo, considerando que aunque cuenten con medidas sanitarias, los sitios de trabajo son foco de contaminación y el hecho de que asistir a los mismos obliga a los trabajadores al uso del transporte público y a movilizarse en las calles.

Para ello, las empresas deben suscribir adendas a los contratos de trabajo de sus empleados indicando que se laborará bajo esta modalidad y posteriormente registrarlos en el Mitradel.

No obstante, hay que considerar que muchas empresas como los casos de la construcción, la industria, el sector agropecuario, entre otras, no aplican (Ver recuadro: Detalles sobre ley 126 de teletrabajo).

Adicionalmente, no podemos dejar de lado aspectos como la supervisión y la productividad, tomando en cuenta que los trabajadores deben adaptarse a este modelo y contar con espacios en casa para poder aplicarlo de manera correcta.

De acuerdo con Randall Quirós, presidente de SAP Centroamérica y el Caribe, el trabajo remoto requiere de un soporte tecnológico robusto como una conexión a Internet estable con una velocidad adecuada, un equipo acorde con las exigencias de las tareas asignadas y; además, un software que brinde las herramientas necesarias.

Esto permitirá que la empresa no degrade sus servicios o productos con el teletrabajo.

Y es que Panamá, no puede permitir que las empresas que aún están operativas cierren, porque, según el Mitradel,  hasta la semana pasada más de 1.983 empresas suspendieron los contratos a más de 37,160 trabajadores por cierre total o parcial.

Silvina Moschini, presidente y fundadora de TransparentBusiness, un software para gestionar equipos remotos,  opina que el  principal temor de muchas empresas es cómo saber si el empleado está trabajando, ya que al no tenerlo en la oficina los jefes sienten que pierden el control.

“La falta de confianza se logra utilizando tecnología que permita la verificación del proceso de trabajo y el esfuerzo dedicado, reemplazando el proceso de monitoreo de la persona física en una oficina hacia el monitoreo del proceso de trabajo”, dijo.

El mercado ofrece infinidad de herramientas para el trabajo colaborativo en línea y gestión de proyecto como Remote Work Pulse, que permite a las instituciones que están trabajando de forma remota, analizar si están preparadas para este cambio, si sus colaboradores tienen lo que necesitan para tener éxito en este nuevo entorno laboral, para que de esta manera puedan tener un pulso continuo y actuar en tiempo real.

Teletrabajo en el gobierno

A nivel estatal, la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG) ha potenciado el uso de “MyUC para RNMS”, una herramienta de telefonía y trabajo colaborativo, disponible para todas las instituciones del Estado mediante la Red Nacional Multiservicios (Rnms), proyecto coordinado por esta entidad.

Actualmente el uso del MyUC permite establecer una comunicación colaborativa entre las entidades estatales y la ciudadanía, al ofrecer mayor soporte a las comunicaciones que se realizan a través de líneas de atención del Estado.

Con la Ley de Teletrabajo, el Mitradel tiene la obligación de  impulsar la creación de una Red Nacional de Teletrabajo que incluya a la empresa privada, universidades, el sector público y las organizaciones sociales, para fomentar la cooperación nacional y regional en torno al intercambio de aprendizajes, investigaciones y buenas prácticas.

Teletrabajo riesgo de seguridad informática

Si bien el teletrabajo permite seguir funcionando a muchas empresas, también representa un riesgo y amenazas de ciberseguridad.

 Javier Vargas, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de la compañía de ciberseguridad Lumu Technologies, explicó que los sistemas que han sido construidos, asumiendo que sus usuarios estarían dentro de su perímetro de defensa, pero ahora tienen que trabajar con la mayoría de sus colaboradores estando fuera, lo que expone a las organizaciones a nuevos riesgos.

“En ocasiones donde cada empleado ha migrado a una conexión a través de VPN o de los modernos perímetros definidos por software (SDP), se exponen los dispositivos ante la insegura Internet”, destaca Vargas.

El confiar en el usuario final para que no se involucre con contenido malicioso puede ser una apuesta bastante arriesgada.

“Los ataques de phishing, por ejemplo, siempre han buscado sobrepasar las defensas al dirigirse hacia el correo electrónico, con la diferencia de que ahora los usuarios finales no tienen los mismos controles de seguridad que los protegen de dar click en contenidos maliciosos, o prevenir que ese contenido comprometa su organización”, agrega el ejecutivo de Lumu Technologies.

Raúl Lezcano, gerente Senior de RIS, recordó que “los virus también pueden entrar en nuestros dispositivos si no somos cuidadosos, por eso es importante tenerlo en cuenta para evitar vulnerabilidades en su organización”.

Orlando Rivera
orivera capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com