COVID-19, un duro golpe para los trabajadores jóvenes

COVID-19, un duro golpe para los trabajadores jóvenes
Los jóvenes se emplean en trabajos que están en riesgo por la pandemia| Pixabay

La transición hacia el empleo decente representa un desafío enorme para las personas jóvenes, incluso en tiempos de máxima prosperidad económica y más en la circunstancia del COVID-19.

Kee Kim, especialista de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en políticas macroeconómicas y de empleo, y Susana Puerto,investigadora y especialista de la OIT en empleo juvenil, destacan en análisis publicado por la OIT, que ya en 2019, de manera previa al brote del virus, una de cada cinco personas menores de 25 años (el equivalente a 267 millones de jóvenes a nivel mundial) se contaba entre los “nini”, esto es: quienes no trabajan, no estudian ni reciben formación.

Analizan que son cinco las razones fundamentales del mayor efecto del COVID-19 en los jóvenes:

-Una recesión afecta más a los trabajadores jóvenes que a los colegas de más edad y experimentados.

La experiencia indica que los trabajadores más jóvenes suelen ser los primeros en ver recortadas sus horas de trabajo o ser despedidos. La falta de redes y de experiencia dificultan más la búsqueda de otro trabajo (decente), y la situación puede empujarlos a trabajos con menos protección jurídica y social.

Tres de cada cuatro jóvenes trabajan en la economía informal (en particular, en países de ingreso bajo y de ingreso mediano); por ejemplo, en la agricultura o en pequeñas cafeterías o restaurantes. Sus ahorros son escasos o nulos, de modo que no pueden permitirse quedarse confinados.

-Muchos trabajadores jóvenes tienen una “forma atípica de empleo”, como los trabajos a tiempo parcial, los trabajos temporales, o los del sector de las plataformas digitales.

Estos trabajos suelen estar mal pagados, tener horarios irregulares, gozar de escasa seguridad en el empleo y de escasa o nula protección social (licencia remunerada, cotizaciones jubilatorias, licencia de enfermedad…).

A menudo, no habilitan al trabajador a percibir prestaciones de desempleo, y en muchos países, las instituciones del mercado de trabajo que podrían ayudar, como las oficinas de empleo, son ineficaces.

-Por lo general, las personas jóvenes trabajan en sectores e industrias especialmente afectadas por la pandemia de COVID-19.

-Frente a los demás grupos de edad, el grupo de los trabajadores jóvenes es el más amenazado por la automatización.

Estudios de la OIT, señalan los expertos, indican que el tipo de puestos de trabajo que ocupan tiene más probabilidades de automatizarse total o parcialmente.

Ante este panorama, consideran que los líderes mundiales, al elaborar sus paquetes de ayuda y estímulo, “tienen que incluir medidas especiales para ayudar a los jóvenes, y velar para que los planes de apoyo los incluyan, ya se trate de asalariados o emprendedores”.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com