Crece demanda por autos de lujos

Crece demanda por autos de lujos

Los extranjeros han contribuido a dinamizar el mercado de autos Premium

Lincoln-MKC

Las altas tasas de crecimiento económico que ha experimentado Panamá en los últimos  años, el fortalecimiento de sus lazos con socios comerciales como Estados Unidos (EE.UU.) y la Unión Europea (UE), el establecimiento de más de 100 sedes de empresas multinacionales y la existencia de una comunidad de inmigrantes con alto poder adquisitivo son factores que no solo han ayudado a incrementar las ventas de autos de lujo en el país, sino que están llevando a las marcas  Premium de la industria automotriz a establecerse en el país.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), de los 55.396 autos que se vendieron en Panamá entre enero y noviembre de 2014,  unos 2.602 son considerados como autos de lujo, lo que significa que este nicho de mercado representa el 4,7% del mercado automotriz local.

Quizás eso explica por qué Ferrari ha decidido sumarse a las marcas de lujo que han optado por establecer operaciones en Panamá.

De hecho, esta empresa, abrió su primera tienda de Centroamérica y el Caribe, la cual está ubicada en el sector de Costa del Este y que se espera, sea inaugurada oficialmente entre febrero o marzo de este año 2015.

De acuerdo con Ferrari, Panamá es un país con todo lo necesario para establecerse.

Además, Udi Saffati Levy, gerente de Ventas de Ferrari en Panamá, comentó que en los últimos diez años Panamá ha sido una historia de éxito en materia de crecimiento, dando así oportunidad para establecerse en el país, a una empresa que a nivel mundial tiene los más altos estándares de calidad, producto, diseño e ingeniería

En este sentido, Luis de Roux, gerente de Postventa, expresó, además que Ferrari  siempre se ha caracterizado por su excelencia y  brindar una atención de primera a sus clientes, es por ello que establece en Panamá un concesionario autorizado, brindando a sus clientes una atención de primera y un servicio completo como lo exige Ferrari SPA en el resto del mundo.   

No obstante, Ferrari no es la primera marca Premium en establecerse en el país, por ejemplo, en 2014 llegó Lincoln, la marca de automóviles de lujo de Ford Motor Company, la cual ubicó su show room en Punta Pacífica, con el fin de que la marca se maneje de manera independiente a Ford.

Al explicar las razones por las que Panamá se convirtió en el primer país de Centroamérica y el Caribe donde se estableció esta marca, Pablo Haase, gerente regional de Ford para Puerto Rico, el Caribe y Centroamérica, comentó que el crecimiento sostenido de la economía panameña y el establecimiento de grandes empresas multinacionales han traído consigo la migración de altos ejecutivos, lo que ha llevado a una creciente demanda de productos de lujo, que se ve reflejada también en el consumo de autos Premium.

Estamos muy orgullosos de poder ofrecer la nueva experiencia de Lincoln a nuestros clientes en PanamáLa marca Lincoln ha experimentado una reinvención total, por lo que llega a nuestros nuevos clientes con una experiencia más atractiva para los sentidos, más cálida y más personalizada, comentó Haase en su momento a Capital Financiero.

Y como es lógico, la constante llegada de nuevos jugadores al mercado de autos Premium ha forzado a los jugadores que hasta ahora han dominado ese nicho de mercado a reforzar su presencia en el país, como lo está haciendo Auto Star, empresa distribuidora de la prestigiosa marca alemana Mercedes Benz, la cual se encuentra expandiendo su sala de ventas ubicada en Calle 50.

La empresa presentó en el 2014 la Clase GLA, el primer SUV compacto de Mercedes Benz, con el cual busca atraer a  compradores jóvenes, al definir su mercado objetivo como conductores que buscan un vehículo de gama alta que no restrinja en absoluto sus opciones: Representativo para el trabajo y versátil para el tiempo libre.

Además de las marcas arriba señaladas, en las estadísticas de autos de lujos elaborada por la Asociación de Distribuidores de Autos de Panamá (Adap) figuran  Infiniti, Jaguar, Cadillac y Volvo, aunque en las calles de Panamá también circulan otros vehículos considerados de lujo a nivel mundial como Mazerati o Lamborghini, éstos últimos con menor demanda en el mercado local.

El ex presidente de la Adap, Javier Díaz, considera que la venta de autos de lujo está estrechamente relacionada con el crecimiento del país, por lo que espera que este año 2015 se puedan mantener los mismos niveles de crecimiento registrados en los últimos dos años.

Y destacó que aún cuando los extranjeros han contribuido a dinamizar el mercado de autos Premium, en los últimos años los panameños también están gastando en este tipo de vehículos.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL