Crece la competencia entre marcas de helados

Escoger ahora un helado o yogurt es una tarea más difícil que años atrás

Scoops of blueberry ice cream with fresh berries

En los últimos años en Panamá han iniciado operaciones varias empresas que ofrecen helados y yogures importados o locales de alta calidad a los consumidores panameños, entre las que se encuentran franquicias como Pinkberry, Baskin-Robbins, Häagen-Dazs y Gelarti, sin embargo, estas tendrán que competir ahora con un nuevo actor, la franquicia estadounidense Freshberry.

Freshberry es una heladería de yogurt 100% natural que ha venido creciendo en los últimos años. Según Kaled Mourad, presidente de FreshBerry Frozen Yogurt Cafe para Latino América y el Caribe, cuentan con respaldo internacional y tienen en el país un equipo experimentado dedicado a darle soporte y apoyo a sus franquiciados.

Explicó Mourad que el éxito de Freshberry está basado no solo en lo delicioso de sus yogures, sino en lo saludable de sus productos de alta calidad, consintiendo los más exigentes paladares.

Contando con más de 65 sabores de yogurt 100%, fabricado y certificado por la Federación de Yogurt de Estados Unidos (EE.UU.). Con un alto contenido en vitaminas B2, B12, C y D, bajos en grasas, calorías y libres de lactosa.

Mencionó que sus tiendas van desde tamaños Premium en centros comerciales y tiendas de calle, hasta kioscos y puntos cordiales.

Agregó que todos los productos los suministra FreshBerry Master como  son: Vasos, cucharas, siropes y topping, pero lo más importante es la mezcla de helado con una formula especial. Los productos suministrados son marca Freshberry, menos las frutas naturales, que serán adquiridos mediante proveedores autorizados.

Mourad  indicó que se interesaron en establecerse en Panamá porque la salud y bienestar no tienen fronteras. Este es un formato sabroso, pero saludable y perfecto para esos niños con un gusto por los postres. También para las mujeres que buscan cuidarse y hacer sus dietas diarias  sin contenido calórico.

A diferencia de otras heladerías, dijo que sus ingredientes son naturales, testeados en varios países del mundo y con el sello de calidad norteamericano. Esta franquicia busca un retorno de inversión más inmediato, pues su producto es diferenciador, con una baja inversión y fácil operación.

Por esta razón cree que Freshberry es más rentable y beneficiosa para inversionistas que otros conceptos de postres.

En cuanto a la posible  expansión del negocio en todo el territorio panameño, afirmó que para eso están ofreciendo el concepto a inversionistas.

Esto hace que crezcamos más rápido. Se franquician zonas o locales individuales con inversiones acordes a cada personas y nuestra  meta es seguir creciendo en todo Panamá, porque como franquiciador Master estaremos invirtiendo en varios puntos de venta más, aseguró.

Recientemente en el exclusivo sector de Costa del Este también abrió sus puertas la tienda de Frozen Yogurt, Pinkberry, conocida por su sabor único, con un toque ácido y un final limpio, elaborado  con  ingredientes frescos.

Llegó a Panamá de la mano de Royal Food Services.  La primera sucursal de Pinkberry está ubicada en el Centro Comercial Plaza Costa del Este,  la primera de más de cinco sucursales que la franquicia desarrollará en el país.

La cultura del frozen yogurt lleva varios años desarrollándose en Panamá y las oportunidades en este mercado para una marca reconocida como Pinkberry son exponenciales, afirmó Roshni Dinani, presidente de Royal Food Services.

Pinkberry introducirá a Panamá nuevos sabores que no se podrán encontrar en ningún otro sitio, un servicio que sobrepasa las expectativas del público, con el particular estilo y sofisticación que caracteriza a la marca a nivel global, resaltó.

Dinani no precisó a cuánto ascenderá la inversión para la apertura de las  más de cinco sucursales  que espera establecer en Panamá, sin embargo, adelantó que la inversión requerida en cada local puede fluctuar entre $250.000 y 350.000,  lo que ubicaría la inversión planificada para este año entre $1,25 millones y 1,75 millones.

En Panamá Freshberry tendrá que competir en el mercado con heladerías como Baskin-Robbins, que tiene cerca de cinco locales en la ciudad capital. Esta franquicia, cuya tendencia es crear productos que no sean genéticamente modificados, importa sus helados directamente de Canadá, donde se encuentra su planta de producción.

Otra de las marcas que se ha posicionado en el mercado panameño es Häagen-Dazs. En Panamá su franquiciario es agencias Feduro que lanzó la marca con sus helados súper Premium.

Según el Departamento de Mercadeo de Feduro, el no poseer ningún aditivo y ser 100% natural es lo que ha llevado a la marca a tener éxito entre el consumidor panameño.

Igualmente es un producto dirigido a un mercado tipo A y B, que sabe la diferencia entre comerse un helado súper Premium y uno tradicional.

Por otro lado, cuando Gelarti llegó a Panamá lo hizo justo en el momento en que los mall se estaban desarrollando en el país. La idea de instalar sus tiendas o heladerías en lugares donde había una gran afluencia de visitantes fue su mejor estrategia.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL