Crecimiento, infraestructura e innovación

Crecimiento, infraestructura e innovación

Regularmente converso con participantes de la industria financiera tanto a nivel local como internacional, y al hablar sobre Panamá, rápidamente llegamos al 5%. Sí, ese número el cual rodea el crecimiento económico de Panamá de años recientes y proyecciones de años por venir. Esa cifra de la cual todos nos sentimos orgullosos; especialmente los que apoyaron las reformas estructurales que impulsaron esta realidad que hoy vivimos.

Las proyecciones del Banco Mundial apuntan hacia un crecimiento promedio de Panamá de 5.6% para los próximos tres años. Sin embargo, sé que todos nos preguntamos: ¿Qué hay más allá? ¿Es sostenible este crecimiento? No pretendo ver el futuro, pero considero vehementemente que este crecimiento sí es sostenible e inclusive puede mantenerse durante un período extendido. Sin embargo, soy de los que opinan que los factores que mantendrán este crecimiento irán evolucionando.

Un ejemplo peculiar es el sistema de autopistas interestatales de Estados Unidos (EE.UU.). En 1919, Dwight D. Eisenhower participó en el primer convoy militar que transitó desde Washington hasta San Francisco, el cual tomó un total de 62 días. Posteriormente, durante la Segunda Guerra Mundial (SGM), Eisenhower recorrió la autobahn Alemana, cuya planeación comenzó en 1913, y quedó impresionado con su funcionamiento. A partir de estas experiencias, esta importante figura de la historia estadounidense promovió el Federal-Aid Highway Act firmado en 1956, el cual luego de 37 años de construcción, logró reducir el tiempo de traslado desde la capital estadounidense hasta la ciudad californiana a menos de 3 días, una reducción aproximada del 95%.

En términos de crecimiento y según estudios publicados por el Congressional Budget Office de EE.UU., cada $1 gastado en un proyecto de infraestructura se traduce en hasta $2.2 del Producto Interno Bruto (PIB). A un costo de casi $425 billones, estimo que el sistema de autopistas durante su construcción contribuyó cerca de $1 trillones a la economía americana.    

Para ponerlo en perspectiva, esto representa cerca del 15% del crecimiento acumulado en el PIB en los 37 años de construcción. En términos de productividad, y según estudios del National Bureau of Economic Statistics, este mega-proyecto representó cerca de un 25% del incremento en la productividad al final de los años 1950 durante su etapa inicial de construcción, gradualmente bajando hasta representar cerca de un 7% en los años 1980, cerca de su etapa final.

Si hablamos de Panamá, nuestro país se encuentra todavía en fases tempranas de una etapa de desarrollo de infraestructura y modernización que muchos países desarrollados empezaron hace más de 100 años. Esto es uno de los muchos factores que soporta un elevado crecimiento a futuro, sin embargo, a medida que nos desarrollemos como país, nuestro crecimiento dependerá cada vez más de la innovación que como nación impulsemos día a día.

Juan Luis Surgeon, CFA
Chief Investment Officer, MMG Bank
juan.surgeon@mmgbank.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL