Crédito Agropecuario: Aumenta pero falta

Crédito Agropecuario: Aumenta pero falta

Nuestro sector agropecuario, que parece ser la cenicienta de la economía, ha estado siempre en el olvido general.  Y aunque el sector es vital para millones de panameños, ya que de él depende la alimentación de todos, normalmente no es atendido como los demás.  Una muestra es el poco nivel de crédito que históricamente ha recibido el sector.

El crédito es fundamental para el sector agropecuario; la mayoría de los rubros son estacionales, por lo que pasan meses sin recibir ingresos.  Hay otros rubros que demoran años en generar ingresos, por lo que hay que esperar que las plantas o animales crezcan, antes de poder sacar provecho a los mismos.  Durante este periodo los empresarios requieren de crédito para poder financiar el capital de trabajo y otros gastos mientras llega el momento de la zafra de ingresos.

El gobierno ha desarrollado diversos programas, como el del Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI), que no es más que un subsidio cruzado de tasas de intereses, para bajar las tasas al sector agropecuario. 

 

Este programa, desde sus inicios, ha tenido problemas de baja ejecución.  Millones de balboas anualmente se quedan sin prestar, y se acumulan innecesariamente, como si no hubiese demanda.  El problema es que muchos bancos no utilizan la facilidad y el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) tiene problemas grandes de ejecución y procedimientos.

Otro de los grandes problemas con el FECI ocurrió con una reforma hecha por la actual administración.  La Ley N°49 del 17 de septiembre de 2009 de equiparación,  toma el 50% del FECI y lo ingresa al Tesoro Nacional para el pago de los préstamos de hipotecas con interés preferencial, mientras que al BDA sólo va un 25%, cuando antes de esta ley era 50%.

Los problemas del BDA son diversos. Consistentemente hay acusaciones de la politización al momento del otorgamiento de sus préstamos.  También hay muchas quejas de que la aprobación de los préstamos es extremadamente burocrática y demorada.  Algunos reportan de préstamos que han tomado más de nueve meses en ser aprobados.

Las reformas de los procesos del BDA y quizá el reenfoque de los fondos del FECI son clave para que los fondos puedan ser utilizados por el sector agropecuario.

Por otro lado, el sector tiene problemas de financiamiento, en especial los más pequeños, por razón de la no titulación de las tierras.  Aunque hay diversos programas, como Programa Nacional de Tierras, que han ayudado en titular tierras a productores, la realidad es que existen miles de hectáreas que aún faltan por titular.  La rápida titulación de estas tierras, o una ley que reconozca los derechos posesorios ipso factamente, sería de gran ayuda.

La falta de títulos de la tierra también tiene incidencia en la dificultad que tienen los productores de este sector en recibir seguros.  El clima constantemente ocasiona siniestros a este sector, como pudimos constatar a finales del año pasado.  Sin embargo, miles de productores permanecen descubiertos, sin póliza de seguro alguna, por diversas razones.  Similar a la banca, los aseguradores son reticentes en asegurar el sector.

El crédito también es fundamental para que vuelvan a crecer las exportaciones del sector, en especial de las frutas como el melón, la sandía, la piña y el banano.

Este año el sistema bancario ha reaccionado positivamente y los créditos, tanto al sector agrícola, como al sector ganadero han aumentado de manera importante.  En total ambos sectores han recibido $129 millones más en préstamos este año que el año pasado.

Esperamos que este patrón continúe.  Mayor crédito ayudará a más producción, lo cual es fundamental para que bajen los precios de la canasta básica.  Si no ocurre esto, o de reversarse la tendencia creciente, veremos nuevamente la caída de las superficies sembradas y de la producción del sector agropecuario.  Esto tendría consecuencias inmediatas en los precios de la comida y puede generar inestabilidad y tensión social.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL