Créditos para construcción e hipotecas siguen creciendo

Autoridades y gremios buscan mecanismos para agilizar el otorgamiento de permisos de construcción

barriada

Las quejas de las empresas constructoras y de los promotores de viviendas por la demora para  obtener los  permisos de construcción se mantienen, y aunque en los últimos meses los gremios ligados a esta industria y representantes de  la Alcaldía de Panamá han sostenido reuniones para mejorar esta situación, los procesos para obtener estos permisos toman  entre 30 y 45 días.

De acuerdo con Elisa Suárez, presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de Viviendas (Convivinda), la demora en la aprobaciones para  iniciar cualquier tipo de obra de construcción como viviendas y  centros comerciales, se debe a que los funcionarios temen aprobar los permisos, por las consecuencias que pudiera acarrearles, pese  a que el proyecto cumple con todos los requisitos.

Destacó  Suárez que estamos pagando lo que pasó durante la  administraciones pasada, y agregó que de mantenerse la actual rigidez en el fututo nadie va querer ser funcionario público.

Sobre esta situación, el alcalde José Blandón ha señalado que  de lo que se trata es de poner orden, y que a diferencia de administraciones anteriores en esta oportunidad  existe la voluntad de hacerlo.

Destacó que algunas empresas empezaban a construir sin contar con los permisos y en otros casos tomaban  más servidumbre de lo que se le había aprobado.

Sin embargo, este inconveniente no ha sido impedimento para que las carteras de crédito interino para  la construcción  y de préstamos hipotecarios  continúen creciendo.

Y esto lo demuestran las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) que al mes de mayo de 2015 reporta que los préstamos dirigidos a la construcción y los créditos hipotecarios aprobados por los bancos que operan con licencia general continúan creciendo a dos dígitos.

Los  préstamos para la construcción alcanzaron los $4.816 millones, lo que representa un incremento de un 24% en comparación con igual periodo del año 2014.

Esto significa que entre  enero y  mayo del presente año esta cartera reportó un aumento de $933 millones. Pero lo más importante es que todos los segmentos crediticios que componen este tipo de crédito reflejaron crecimiento, entre los que figuran los préstamos para construir viviendas, otras construcciones, infraestructura y locales comerciales.

En renglón de  otras construcciones (adiciones y remodelaciones) es el que   registra el mayor monto prestado por las entidades bancarias con  $1.788 millones, seguido de vivienda con  $1.626 millones, locales comerciales con $856,1 millones e infraestructuras con $545 millones.

Rolando de León de Alba, gerente general del Banco Nacional de Panamá (BNP), aseguró que la entidad a su cargo  trabaja en el crecimiento de la cartera hipotecaria, con la participación en ferias inmobiliarias, encuentros con empresas inmobiliarias y la realización de  ferias de préstamos en  las diferentes sucursales a lo largo de todo el país.

Explicó que la cartera hipotecaria es una de las más importantes para el BNP, la que durante el primer semestre del año alcanzó los $740,5 millones, lo que representa un incremento de 11% respecto al mismo periodo del año anterior.

Pese al crecimiento de la cartera hipotecaria y de los préstamos para la construcción de nuevas residencias, el déficit habitacional se mantiene en torno a las 140.000 viviendas.

Por lo que para de León de Alba existe una  gran oportunidad que más panameños puedan adquirir una casa digna, beneficiándose de las  leyes de incentivos como la Ley 3 del 20 de mayo de 1985 que establece el  régimen de interés preferencial y el Decreto Ejecutivo No. 55, que crea el Bono Solidario, que  representa la entrega de un aporte de $10.000 a las familias que adquieran una vivienda  nueva que no exceda los $50.000.

Banqueros consultados por Capital Financiero dejaron claro que  las entidades bancarias  que operan en la plaza mantienen  una cartera de crédito a la construcción robusta y saludable.

El buen desempeño de los créditos para la  construcción de viviendas y oficinas es atribuible a las políticas de financiamiento  que están aplicando las entidades financieras, manifestó Ernesto Bazán, socio de BDO Panamá y director ejecutivo de la empresa que lleva su nombre.

En opinión de Bazán,  las políticas de crédito que se ejecutan en el mercado panameño mantienen un equilibrio entre los negocios bancarios y la gestión de riesgo.

Banco General, Banistmo y Global Bank lideran esta cartera  crediticia (Ver cuadro: Ranking de bancos de préstamos a la construcción).

Por su parte, Roderick McGowen, presidente de la  Cámara Panameña de la Construcción (Capac), reiteró que existe un exceso de burocracia en los trámites para lograr los permisos de construcción y cuestionó la falta de coordinación entre  las diferentes entidades gubernamentales que participan en la aprobación de los permisos de construcción.

Destacó que se encuentran en conversaciones con las autoridades gubernamentales y se trabaja en la digitalización de los trámites para obtener los permisos de construcción y con ello reducir  la documentación que actualmente se exige para iniciar cualquier tipo de proyecto.

McGowen espera que el proyecto de digitalización pueda concretarse este mismo año, lo  que daría un nuevo impulso a la actividad.

Y aunque la cartera sigue creciendo los bancos son cada vez más precavidos a  la hora de otorgar algún financiamiento, por ejemplo,  toman en encuesta si el proyecto está próximo a zonas inundable o en un área con altos niveles de delincuencia, al igual que la  calidad de los materiales de construcción,  acceso al transporte público y la disponibilidad de agua potable.

Las nuevas exigencias no solo se limitan a la ubicación y seguridad de las viviendas, sino también a la calidad. Los bancos ahora piden que las viviendas a financiar sean construidas con óptimos materiales de construcción, para evitar futuras demandas o que los residentes opten por devolver la propiedad.

En cuanto a las promotoras o agentes que venden la propiedad, los bancos  solicitan  conocer su trayectoria, los beneficios  que brindarán a sus clientes y la  proyección de la entrega de la vivienda.

La banca panameña también ha mostrado interés en conocer los entornos que benefician al potencial cliente de una hipoteca, como la dotación de tanques de reservas de agua, alambrado eléctrico y planta de tratamiento de aguas servidas, entre otros.

Al cierre del mes de mayo del año en curso los bancos de licencia general habían desembolsado en crédito hipotecarios $12.124 millones, lo que representa un crecimiento de 14% con respecto al  mismo periodo del año anterior, cuando lograron prestar $10.620 millones, unos $1.504 millones adicionales.

Banco General, Banistmo y Caja de Ahorros  son los tres bancos que lideran este cartera de financiamiento, según las cifras de la entidad reguladora. 

Karelia Asprilla
Karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL