¿Cuándo volverá China a pisar el acelerador?

¿Cuándo volverá China a pisar el acelerador?

Tom Orlik

Dow Jones

Los altos precios del petróleo y una recuperación más sólida de lo esperado en Estados Unidos han suscitado temores de que la inflación de China puede ser mayor y más persistente de lo esperado. Pero dado que el gobierno de ese país ya ha adoptado una política más restrictiva de lo que reconocen los mercados, la verdadera pregunta es cuánto tiempo pasará antes de que China vuelva a una política neutral.

No hay duda de que el gobierno chino ha restringido la política monetaria con rapidez: los aumentos en la tasa de préstamos por parte del Banco Popular de China han aumentado la tasa de referencia a un año en 0,75 puntos porcentuales desde octubre. Los bancos tienen libertad de cobrar tasas de préstamos superiores al referencial por el margen que los clientes estén dispuestos a pagar, por lo cual el número subestima el verdadero aumento en el costo de capital.

Las cifras del Banco Popular de China muestran que al final de 2010, 43% de los prestatarios estaban pagando más que la tasa de referencia, comparado con 33% al comienzo del año. Datos de la encuesta empresarial de Market News International muestran que la tasa real que los prestatarios encaran ha continuado en ascenso en los primeros meses. Un índice de costos de préstamo de Market News subió a 92,11 en febrero frente a 57,14 en diciembre, lo que indica que el costo de capital para casi todos los participantes ha seguido subiendo.

Los casos estudiados también sugieren que el sector corporativo de China está haciendo frente a una contracción crediticia. Informes del mercado negro para el crédito en Wenzhou, una fuente de financiamiento informal para empresarios, sugieren que las tasas de interés están más altas hoy de lo que estaban a mediados de 2008, antes de que el gobierno comenzara a reducir las tasas para combatir la recesión global.

Al restringirse las fuentes de crédito, el crecimiento ha comenzado a moderarse. Datos del índice de gerentes de compras para enero y febrero muestran cierta pérdida del ímpetu de la economía china.

Pero también hay fuerzas que lo impulsan en el otro sentido. La recuperación en Estados Unidos es más sólida que la esperada. Si la creciente demanda extranjera contribuye a generar fuertes exportaciones, ello reducirá la capacidad de espacio en la economía de China y hará subir los precios. Un alza en las materias primas también encarecerá los precios al productor. Investigaciones del Fondo Monetario Internacional sugieren que 45% del movimiento en el índice de precios al productor de China se explica por cambios en la demanda extranjera y precios mundiales de las materias primas.

China no ha solucionado el problema del alza en las presiones inflacionarias. La mayoría de los analistas esperan que el alza en el Índice de Precios al Consumidor supere 5% en el primer semestre de este año y se mantenga en alrededor de 4% en el segundo semestre, conforme mercados laborales más restringidos siguen empujando al alza a los salarios y precios.

Pero con la firme imposición de una política restrictiva, el verdadero interrogante para los meses venideros no es qué tan rápidamente subirán los precios, sino cuándo el gobierno de China volverá a pisar el acelerador del crecimiento.

Más informaciones

Comente la noticia